La historia la escriben los ganadores… y los historiadores, supongo – Sir Winston Churchill
Historia

Thomas Edison: ¿Ladrón, Inventor o CEO?

abril 10, 2020

Thomas Edison: ¿Ladrón, Inventor o CEO?

No siempre una simple idea es suficiente para triunfar. A veces, en los negocios, es necesario perspicacia y astucias. Saber cómo vender tu producto para que otros los compren. O saber cómo volver innovador su uso. Una idea simple puede volverse revolucionaria con simples ajustes. Y para lograr esto se necesita talento. Uno de los que más talento demostró para ello fue Thomas Edison.

De inventor a Empresario

Hace exactamente 170 años, un 11 de febrero como ayer, nacía en la ciudad de West Orange, New Jersey, el futuro inventor y empresario Thomas Alva Edison. Su historia es ampliamente conocida. Abandonó la escuela primaria. Viajó a New York y tras trabajar un tiempo como telegrafista se convirtió en reparador e inventor. En sus 84 años de vida se le adjudican unos 1.093 registros de patentes,lo que le ha valido para un record Guinness. Muchos de los inventos que se le adjudicas, o sobre los que reclamó patente, han modificado por completo las condiciones de vida humana. Pero, ¿Fueron todos suyos?

La respuesta breve es que no. Buena parte de los inventos de Edison no fueron suyos. Lo que hacía bien era comercializar los productos que alguien más creaba. De las más de mil patentes que ostenta el inventor, se cree que sólo algunos fueron inventos creados y desarrollados por él. La mayoría de estas patentes era en realidad mejoras a artefactos que ya existían con anterioridad o trabajo de sus subordinados. Los casos más resonantes al respecto son la famosa bombilla eléctrica, la silla eléctrica, la cámara de cine, y la pila eléctrica.

Lo Que Edison No inventó

El primero de los casos es bastante resonado. Y quizás en el que se ha sido más injusto con el inventor norteamericano. Lo cierto es que Edison sí trabajo en la invención de la bombilla eléctrica. No fue el primero. Probablemente tampoco el último. Muchos son los inventores también habían desarrollado modelos que funcionaban en laboratorio. Esto incluye a Swan, Woodward, Evans, Bowman Lindsay, Sawyer y Davy. Asimismo, el alemán Heinrich Gögel en 1855 y el ruso Aleksandr Lodygin en 1874 inventaron y patentaron sendas bombillas incandescentes. Pero como dije, Edison sí trabajó en la creación de su modelo y el 21 de octubre de 1879 presentó una lámpara práctica y viable, que lució durante 48 horas ininterrumpidas. El 27 de enero de 1880 le fue concedida la patente, con el número 223.898, por dicho invento.

Algo similar ocurre con el caso de la batería eléctrica, donde Edison solo agregó algunas modificaciones a modelos previos. Lo que hizo fue combinar nuevos materiales para crear pilas de almacenamiento adecuadas para su uso práctico. Si bien su propósito (impulsar los nuevos coches eléctricos de la época) no fue alcanzado, se convirtieron en un gran éxito comercial ya que comenzaron a emplearse como fuente de energía móvil.

La silla eléctrica y la cámara de cine son asuntos más complicados. Los aportes de Edison se basaron en la actitud que asumió frente a la invención tecnológica. Representaba a una nueva generación de investigadores interesados en el avance tecnológico y la invención técnica. Lo que le llevó a crear, en 1876, el primer laboratorio de investigaciones industriales. Como parte de dicho programa, dos de sus ayudantes, Harold P. Brown y William Dickson desarrollaron ambos proyectos, respectivamente. Como dueño del laboratorio, Edison se llevó todo el crédito. Y las patentes.

Guerras de Patentes e Inventos

Algo similar sucedió con el Vitascopio, la segunda cámara fílmica, desarrollada en conjunto con Thomas Armat. Creación que le llevaría a una confrontación conocida como «guerra de patentes» con los hermanos Lumière respecto al invento de la primera máquina de cine. Pero esa historia quedará para otro día.

Otro caso en donde Edison desarrolló una verdadera guerra fue la «guerra de las corrientes», protagonizado con otro de sus antiguos estudiantes: Nikola Tesla. La guerra es amplia e interesante, por lo que también quedará para una historia futura. Pero en resumidas cuentas, luego de varios años de tensa relación, el inventor serbio decidió separarse de su “maestro” e incursionar por su cuenta en el negocio de la electricidad. Llegando a desarrollar un nuevo modelo de tirado eléctrico, conocido como corriente alterna. Esto llevaría a un enfrentamiento directo y salvaje entre ambos y las compañías que les respaldaban por probar su superioridad. El resultado se decantó a favor del modelo de Tesla, el cual seguimos usando actualmente.

Lo Que Sí Inventó Edison

A pesar de que la mayoría de sus patentes fueron robadas, compradas o adquiridas por su condición empresarial, Edison sí fue un inventor. Ya mencionamos sus aportes en el apartado eléctrico, donde si bien no fue el inventor principal u original, hizo importantes aportes a creaciones ya existentes, como la bombilla o la batería.

Otros importantes aportes del inventor fuero el Mimeógrafo, el Fonógrafo, los Juguetes Parlantes y la máquina de tatuajes moderna.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies