Anuncios

Clasificación de las Divisas y Tipos de Cambio


En Economía, Divisa es un término que engloba la moneda de curso legal de terceros países, medios de pago y activos financieros denominados en moneda extranjera, e ingresos en monedas extranjeras originados por transacciones en el exterior. Las divisas las necesitan las personas y las instituciones para comprar bienes y servicios en un país diferente del suyo.

Clasificación de las divisas

Convertibles. Son aquellas divisas susceptibles de ser cambiadas por otras a un tipo de cambio dado por el mercado o fijado oficialmente.

o convertibles. Son todas aquellas divisas que sólo son aceptadas por el país que las emitió.

Además de una determinada cantidad en oro, la generalidad de los países mantienen como reservas sólo divisas convertibles, que son fácilmente aceptadas por la mayoría de los países como pago de los bienes y servicios comprados. Cuando los pagos y los cobros se derivan de convenios bilaterales suscritos entre países, dichas operaciones se liquidan entre entidades bancarias y reciben la denominación de divisa bilateral. La negociación internacional genera la necesidad de comprar, de vender, de prestar o de endeudarse en divisas extranjeras. A este respecto, hay que diferenciar los mercados de divisas de los mercados monetarios y de capitales por la circunstancia de que los primeros operan solamente con medios de pago, mientras que los segundos funcionan con créditos. En ciertas ocasiones, las transacciones propias del comercio internacional no requieren la compra o venta de divisas extranjeras, porque las empresas interesadas disponen de cuentas bancarias en divisas para facilitar los cobros y pagos o pueden hacer frente a una determinada adquisición con un préstamo bancario en divisa extranjera.

Las entidades bancarias operan de forma generalizada en los mercados de divisas de todo el mundo comprando y vendiendo diversas monedas. Las empresas operan en dichos mercados por mediación de un banco, con el fin de comprar divisas para efectuar pagos en el extranjero y para vender divisas por ingresos procedentes del exterior. Las divisas son compradas y vendidas en los mercados correspondientes, foreign exchange markets, comúnmente denominados FX o Forex. En este contexto, cabe destacar que la actividad de endeudamiento y préstamo en divisas es realizada por las entidades bancarias en los denominados mercados de eurodivisas. Las divisas también se negocian como subyacentes de instrumentos derivados, tales como los swaps de divisas, las opciones y los futuros en divisas. Los instrumentos citados se caracterizan por su mayor sofisticación y por ser derivativos de un mercado de divisas subyacente o del euromercado en divisas.

Tipos de cambio

Entendemos por tipo de cambio entre dos divisas el precio al que una de las divisas es negociada respecto a otra en el mercado Forex. En un mercado libre, los precios se mueven en un sentido ascendente o descendente de acuerdo con las leyes de la oferta y demanda. Sin embargo, en los mercados regulados existe un control de los tipos de cambio. Los mercados Forex están parcialmente regulados para la mayoría de las divisas negociadas, debido a que algunos gobiernos pretenden estabilizar el tipo de cambio para su divisa doméstica contra otras importantes. En un sentido amplio, los mercados FX están liberalizando actualmente controles y tipos de cambio entre la mayoría de las divisas.

La trayectoria de variaciones en la cotización de una divisa por otra se denomina volatilidad. El efecto de tales cambios sobre la actividad de la empresa genera lo que se denomina riesgo de cambio. La volatilidad de los tipos de cambio genera incertidumbre sobre el valor efectivo de un ingreso futuro o el coste de pagos en una divisa extranjera que debemos realizar en el futuro. Las fluctuaciones de los tipos de cambio, también denominadas volatilidades, son la causa directa del riesgo de cambio. Se puede definir el riesgo de cambio como la exposición a movimientos adversos en los tipos de cambio que podrán generar una reducción de los ingresos previstos o un incremento de los gastos presupuestados por una empresa que compra, vende, presta o pide prestado en una divisa extranjera. El grado de exposición al riesgo de cambio de una empresa depende de los volúmenes o montantes de sus pagos y cobros, y de los préstamos y endeudamientos contraídos en cada divisa.

La cobertura de riesgos en divisas

Las exposiciones al riesgo de cambio en divisas pueden reducirse o eliminarse mediante técnicas de cobertura. Ésta pretende asegurar, en la medida de lo posible, que los beneficios obtenidos en una venta o los costes de una adquisición sean más seguros en su equivalencia en moneda doméstica, es decir, menos sensibles a las variaciones de los tipos de cambio. El contrato a plazo de divisas (contrato a plazo) es un instrumento comúnmente utilizado para la cobertura de exposiciones en divisas, cuya transacción se realiza en los mercados de divisas. Otros instrumentos, tales como futuros, opciones y swaps, permiten también la cobertura de riesgos de cambio.

Los mercados de divisas

El mercado de divisas o mercado de cambios es donde se establece el valor de las monedas en que se van a realizar las transacciones internacionales.

Los participantes en el mercado de divisas están clasificados en cinco grupos principales: bancos centrales, bancos comerciales, instituciones financieras, clientes corporativos y brokers. El mayor volumen de negociación es llevado a cabo por la banca comercial, aunque el papel de las instituciones financieras ha crecido considerablemente en función del crecimiento global de la inversión y de los mercados financieros derivados, en los cuales los bancos de inversión tienen un papel importante. En el sector empresarial, los grupos tradicionalmente importantes han sido las compañías petroleras y las empresas que negocian commodities. También tienen un papel importante los bancos centrales y brokers. La forma de operar de los mercados de divisas difiere en el detalle operativo de unos centros a otros. En algunos países es tradicional un fixing diario, si bien los controles de cambio han quedado muy minimizados por efecto de la liberalización y globalización de mercados llevadas a cabo a partir del decenio de 1980. Dado que actualmente una gran parte de los países tienen libre cambio de divisas, la utilización de los sistemas informáticos y telemáticos, junto con las comunicaciones tradicionales, permite hablar a todos los efectos de un mercado mundial de cambios en divisas.

Por otro lado, los gobiernos y sus bancos centrales han tratado de influir siempre en sus mercados de divisas. Existen dos vías típicas de actuación:

Controles de cambio. Prohíben a los ciudadanos de un país realizar determinadas transacciones que están filtradas por el banco central por ejercer un efecto negativo en el tipo de cambio.

Intervención. Puede adoptar dos formas distintas cualquier cambio en el nivel de tipos de interés de la divisa con el fin de hacerla más o menos atractiva en el extranjero, o la compra o la venta de divisa para incrementar o reducir su cotización en el mercado. Los efectos de la intervención son:

  • Una compra o venta spot de divisa extranjera contra divisa doméstica tiende a generar un efecto directo en el tipo de cambio spot.
  • Una compra o venta foward de divisa extranjera contra divisa doméstica produce un efecto inmediato en el margen entre los tipos spot y foward.
  • Una operación foward-swaps también altera el margen entre los tipos spot y foward, manteniendo un impacto inmediato en el mercado spot.

El US$ es el puntual o pivot del mercado de divisas. Ello se debe a:

  • La importancia del papel del dólar como divisa de mayor fuerza y principal cotización de las commodities agrarias.
  • El poder de la economía americana y su papel central en la economía mundial.
  • La solidez del dólar en su papel de divisa tradicional de reserva y como garantía de inversores en momentos de crisis mundial. Recientemente la amplia negociación del JPY y el DEM le han restado parte de su supremacía.

Cada divisa se cotiza contra el dólar y la mayoría de las operaciones en divisas incluyen al dólar como divisa de transacción. A dicha función se le denomina divisa pivot. Las operaciones en divisas ajenas al dólar son denominadas cross-currency deals, e implican dos transacciones: la venta de una divisa por dólares y la venta de dólares por la segunda divisa.

Factores que influyen en la demanda de divisas

Podemos clasificar estas influencias en a corto plazo y a largo plazo. Las influencias a corto plazo dan lugar a continuos movimientos de precios, si bien en el tiempo los tipos de cambios responden a influencias económicas a largo plazo.

  • Los factores a largo plazo son condiciones específicas de carácter económico y normativo que crea la demanda, ya sea para la compra o venta de una divisa, con intenciones especulativas o de inversión.
  • Los factores a corto plazo responden a influencias en la oferta y en la demanda, nacidas como reflejo de las condiciones actuales de los mercados Forex; condiciones que no se mantienen para un largo período de tiempo.

Entre los factores a largo plazo cabe destacar:

Tipos de interés. Un crecimiento en los tipos de interés atraerá más inversión desde el exterior. Los inversores venderán otras divisas para realizar inversiones en la divisa que ofrece mayor rendimiento.

Balanza por cuenta corriente. La negociación internacional de mercancías y servicios genera demanda de divisas para efectuar los correspondientes pagos.

Tasa de inflación. Una tasa de inflación elevada repercute negativamente sobre la divisa del país. Le resta atractivo debido a la pérdida de valor real producida por la inflación.

Condiciones económicas. Están a su vez muy relacionadas con las condiciones políticas. Así, una economía fuerte atrae mayor número de inversores dado que la demanda de su divisa es elevada.

Medidas gubernamentales. Los gobiernos y bancos centrales pueden intervenir en los mercados Forex para influir en el tipo de cambio de sus divisas. En determinadas circunstancias, los gobiernos pueden cooperar para actuar sobre una divisa en particular. Esta cooperación se instrumenta mediante la compra o la venta de dicha divisa, contra sus reservas oficiales de divisa extranjera.

Factores a corto plazo:

  • Condiciones de la oferta y demanda a corto plazo.
  • Ambiente o clima de mercado.
  • Mixtura de los factores a largo plazo.

Factores que influyen en la oferta de divisas

Viene determinada por las exportaciones y las entradas de capital, que dependen de los siguientes factores:

  • Renta mundial o actividad económica internacional.
  • Precios relativos.
  • Diferencial de intereses.
  • Calidad o competitividad de la producción doméstica.

Tipos de operaciones en el mercado de divisas

Transacciones de contado o spot. Son aquéllas en las que una divisa se intercambia por otra a un precio determinado, con la obligación para ambos participantes de entregar las respectivas cantidades de moneda no más tarde de dos días hábiles, los sábados no son considerados como tales, después de haberse efectuado la operación.

Transacciones de plazo. Cualquier transacción en el mercado de divisas que implique la entrega de las mismas en un plazo superior a dos días hábiles después de haberse efectuado la operación a plazo. Raramente el precio de la divisa la contado coincide con el precio futuro o a plazo (foward price), influyendo en esta disparidad dos factores, principalmente:

  • La diferencia de los tipos de interés de las respectivas divisas.
  • La tendencia al alza o a la baja de las propias divisas.

A su vez, las transacciones de plazo pueden dividirse en operaciones a plazo directas (outright) que consisten en la compraventa simple de divisas para la entrega en una fecha futura y que son usadas, generalmente, por las empresas no financieras como seguro de cambio; y las transacciones swaps, consistentes en la compra o venta de divisas a plazo y su simultánea venta o compra al contado, utilizadas por bancos y cajas para la financiación y colocación, respectivamente, de defectos y excesos de tesorería en divisas diferentes.

Transacciones de futuros. Aquellas transacciones a plazo directas que se contratan de forma estandarizada en mercados organizados, no así a las operaciones anteriores que se negocian en mercados no organizados.

Transacciones de opciones. Aquellas transacciones en las que el titular o comprador adquiere el derecho, aunque no la obligación, de efectuar una compra o venta de una divisa contra otra al emisor o vendedor. Las opciones se contratan tanto en mercados organizados como en mercados no organizados, diferenciándose, entre otras cosas, en la estandarización o no de los términos de los contratos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s