Anuncios

Diario de Operaciones del Alcazar de Toledo


alcazar-toledoDel 18 de Julio al 28 de Septiembre de 1936

COMANDANCIA MILITAR DE TOLEDO

18 de Julio.-Sábado

Por la mañana se tuvo noticia del levantamiento general de las fuerzas de nuestro Ejército en Africa, por lo que se procedió al acuartelamiento de las tropas de la guarnición y concentración en Toledo de la Comandancia de la Guardia Civil. La Comandancia Militar se estableció en el edificio del antiguo Gobierno Militar, calle del Carmen. A las 24 horas fue agredida la Guardia Civil de servicio en Zocodover por elementos extremistas, teniendo la Guardia Civil tres heridos. De otros sitios de la población fue tiroteada la Guardia Civil y las noticias que se recibían de la provincia acusaban gran excitación.

19 de Julio,-Domingo

Por la mañana llamaron por teléfono al Coronel Comandante Militar desde Madrid, diciendo lo hacía el Jefe de Servicio del Ministerio de la Guerra, y ordenando se enviase a Madrid todas las municiones disponibles en la Fábrica, previa la requisa de camiones, no cumplimentándose esta orden por esperar su confirmación por telegrama cifrado, dada la gravedad de la orden, Por la noche se presentó el diputado socialista Prats en el Gobierno Civil para que se enviasen las municiones a Madrid y para que la Guardia Civil entregase su armamento, así como el disponible en la Academia de Infantería, Caballería e Intendencia a las milicias extremistas, de las cuales traía una relación dicho diputado. Por la noche el Comandante Militar tuvo una conferencia con Madrid, desde donde hablaba una persona que decía .Ser Sarabia, reiterando la orden del envío con urgencia de las municiones a Madrid durante todo el día siguiente. El Gobernador Civil comunicó al Comandante Militar la visita del diputado Prats y sus pretensiones que fueron negadas en absoluto por el Coronel.

20 de Julio,-Lunes

En este día se tuvieron noticias de que la orden de envío de las municiones fue recibida directamente por el Coronel Soto, Jefe de la Fábrica de Armas, acordándose no remitir las municiones ni entregar las armas, que a más habían de ser custodiadas por doscien- tos Guardias Civiles de esta Comandancia. Por la noche de este mismo día, el Inspector de la Guardia Civil, General Pozas, conminó al Jefe de la Comandancia para que se cumpliesen las órdenes anteriores, amenazándole en caso contrario con el envío de una columna y bombardeo de la Plaza, asegurando que él cumpliría lo que prometía. Por la noche se concentró la Guardia Civil y sus familias en el Alcázar.

21 de Julio. Martes

A las 7 de la mañana y con toda solemnidad, fue declarado el estado de guerra en Toledo y su provincia, siendo detenidos y conducidos al Alcázar, donde se estableció la Comandancia Militar, el Gobernador Civil y su familia, dándose orden de detención de los principales dirigentes, no pudiéndose detener más que uno, Francisco Sánchez- López, Maestro de la Cárcel. Se hizo una distribución de fuerzas para seguridad y defensa de la plaza, ocupando o reforzando el Hospital de Tavera, Fábrica de Armas, Convento de Carmelitas, Bancos, Ayuntamiento, Catedral, Zocodover, Correos, Telégrafos, Teléfonos, Miradero, Cuartel de Asalto, Puertas y Puentes. A las 9,30 se presentó un avión enemigo que lanzó proclamas invitando a la rendición y empezó el tiroteo, por parte del enemigo, desde todos los puntos de la población. A las 15,30 se presentó un avión enemigo que bombardeó el Alcázar y sus Dependencias, lanzando doce bombas, que causaron desperfectos. A las 18 horas se presentó una escuadrilla de tres aviones que bombardeó el mismo objetivo, causando bajas en la fuerza que guarnecía el Alcázar, y lanzó doce bombas, Durante ambos bombardeos el enemigo de Toledo hostilizó desde todos los frentes con mucha intensidad, El General Riquelme, por la noche, llamó desde Toledo al Comandante Militar, conminándole a la rendición, y preguntándote qué motivos había para la aptitud adoptada, contestándole que ante todo el amor a España que se veía en poder del marxismo, nuestra confianza ciega en el General Franco y la deshonrosa e indigna orden de entregar a las Milicias rojas el armamento de los Caballeros Cadetes. Sobre las 17 horas apareció una columna enemiga por los alrededores del Cementerio, dirigiéndose una parte sobre la Fábrica de Armas y otra sobre el Hospital de Tavera, guarnecido por las Fuerzas de la Escuela Central de Gimnasia, reforzadas por un destacamento de la Guardia Civil; dicha columna estaba pro-vista de bastantes armas automáticas y apoyada por cuatro coches blindados, rompiendo el fuego contra el Hospital de Tavera únicamente, siendo contestado por el destacamento que impidió el paso del enemigo. Ante el peligro de que el enemigo pudiese ocupar la Fábrica y se apoderara de las municiones, objetivo preferente, se dispuso el traslado de todas las existencias al Alcázar, para lo cual se organizó un convoy de camiones que subieron unos 700.000 cartuchos. Este convoy fue cargado y conducido por el Comandante de Artillería del Taller de Precisión D. Pedro Méndez Parada y los diecisiete Oficiales de Artillería que de curso en dicho Taller se encontraban en esta Plaza de prácticas, por tener noticias del mando, que la aptitud del Coronel de la Fábrica no era la más apropiada para la defensa de la misma o inutilizar los elementos de fabricación, ya que ante sólo la presencia de un Cabo que la columna mandó como parlamentario, se mostró dicho Jefe muy vacilante y falto de energía. Bajas en este día,-Un Guardia y un soldado de la Academia muertos, tres heridos y ocho contusos.

22 de Julio,-Miércoles

A las 5 horas se presentó un avión trimotor que bombardeó el Alcázar. A las 9 de la mañana rompió el fuego contra el Alcázar una batería de 10,5 cm. emplazada en la Dehesa de Pinedo. A las 10 horas, vuelve la aviación y prosigue el bombardeo contra el mismo objetivo, incendiando la torre S. E. del Alcázar. A la misma hora aproximadamente, el Gobernador Civil, desde la Diputación Provincial, llamó al Comandante Militar, dándole dos horas de plazo para la rendición, contestándole, después de una reunión de Jefes, con una negativa enérgica, acordada por una gran mayoría. A las 16 horas vuelve de nuevo la aviación, que bombardeó el Hospital de Tavera y el Alcázar, a consecuencia del cual sufrieron desperfectos estos edificios e incendiándose una manzana de casas correspondientes a la Cuesta del Alcázar y Plaza de Zocodover. Durante este tiempo, el paqueo en todos los frentes fue muy intenso. A consecuencia de la presión enemiga ejercida por la columna, que puso en acción su artillería y aviación, mas dos coches blindados y el no oír fuego por la Fábrica ni responder ésta a las llamadas que desde el Hospital de Tavera se le hacían, suponiendo se había entregado al enemigo, y por tanto que el esfuerzo todo de la columna se dirigía contra el Hospital, obligaron al Coman-dante Jefe del Destacamento a evacuar el edificio, haciéndolo antes todo el personal civil alojado en él, habiendo desaparecido durante el trayecto hasta el Alcázar el Capitán Médico D. Andrés Gato, el practicante D. José Mena, Brigada D. Emilio Valero, Sargentos D, Catalino Corrochano y D. Francisco Barroso, Auxiliares del Cuerpo Auxiliar Subalterno del Ejército D. Pedro Villoria, D. Juan de Dios Moreno y D. Luis López del Campo, un corneta, un soldado de 1ª y cinco de 2ª, todos pertenecientes a la Escuela Central de Gimnasia; un soldado de 2ª de la Academia de Infantería y dos Guardias Civiles. Todos los destacamentos de la Guardia Civil se replegaron ante la presión del enemigo, a excepción de los de la Radio y Banco de España. Al anochecer se incorporaron al Alcázar los Tenientes de Artillería Sres. Dorda y Ros, que pudieron evadirse de la Fábrica, a cuya plantilla pertenecían. A las 21 horas llamó por teléfono desde Toledo al Comandante Militar el Ministro de Instrucción Pública Sr. Barnes (Francisco), y con todo género de razonamientos trató de convencernos para la rendición; acto seguido se reunieron todos los Jefes de Unidad, incluso los del elemento civil, bajo la Presidencia del Comandante Militar, y acordaron, por aplastante mayoría, seguir la resistencia hasta el último instante. A consecuencia del bombardeo, quedó el Alcázar y sus dependencias sin flúido eléctrico. Bajas en este día.-Un muerto, cinco heridos y siete contusos.

23 de Julio.- Jueves

A las 4,30 un avión enemigo efectuó un reconocimiento sobre el Alcázar y alrededores. A las 10 horas el Jefe de las Milicias llamó por teléfono al Comandante Militar, notificándole que tenía en su poder un hijo suyo y que le mandaría fusilar si antes de diez minutos no nos rendimos, y para que viese era verdad se ponía el hijo al aparato, el cual, con gran tranquilidad, dijo a su padre que no ocurría nada, cambiándose entre padre e hijo frases de despedida de gran patriotismo y fervor religioso. Al ponerse al habla el Comandante Militar con el Jefe de las Milicias, le dijo que podía ahorrarse los diez minutos de plazo que le había dado para el fusilamiento de su hijo, ya que de ninguna manera se rendiría el Alcázar. A las 20 horas fue bombardeado el Alcázar por un avión trimotor, que arrojó unas quince bombas. Bajas en este día,-Dos Capitanes muertos, un guardia herido y un contuso.

24 de Julio.-Viernes

Por no saber el número de días que puede durar el asedio y ser grande el número de personas alojadas en el Alcázar, unas 1.800, dispuso el Comandante Militar una salida a Toledo, con objeto de procurarse víveres que ya escaseaban. Hicieron la salida a las

12,30 las 1ª y 2ª Compañías de la Guardia Civil, llegando por distintos itinerarios, una a Zocodover y otra a la Cuesta de Belén, regresando inmediatamente sin cumplir su objetivo por la superioridad del enemigo en número y posiciones ventajosas. No obstante, tomaron en rehenes tres mujeres y un hombre, familia de un significado dirigente, y causándole bajas vistas al enemigo. A las 14 horas, un avión trimotor bombardeó el Alcázar en combinación con una pieza de 15,5 cm., operación que repitió a las 17,30, causando grandes destrozos en la Puerta Principal y habitaciones de la fachada Norte. En este día fue incendiado el torreón N. O. a consecuencia del bombardeo de avión, lo mismo que la Parroquia de la Magdalena. Los muertos fueron enterrados por la madrugada en el ángulo S. O. del Picadero. Bajas en este día,-Tres muertos, tres heridos y seis contusos.

25 de Julio,-Sábado

La artillería empezó su acción contra la fachada Norte del Alcázar a las 5 de la mañana, terminando a las 8, causando des-perfectos e incendiando un coche automóvil de los situados en la explanada N. La batería de 15,5 cm. reanudó su tiro contra el mismo objetivo a las 12,30, a las 19 y a las 24 horas. Al anochecer, una escuadrilla de tres aviones vuelan sobre el Alcázar, arrojando proclamas que invitaban a los soldados a la deserción y desobediencia a sus Jefes. Continúan los incendios de iglesias en el barrio de San Justo. En todos los bombardeos, tanto de cañón como de aviación, los pacos intensifican su acción en todos los frentes. A las 21,30 marchó el Capitán Sr. Alba, de la Escuela Central de Gimnasia, con objeto de establecer contacto con las fuerzas del General Mola en la Sierra de Guadarrama y explicarle nuestra situación, ignorada del resto de España, ya que por causa de la falta de fluido no podía funcionar el aparato estación de radio receptora de la Comandancia de la Guardia Civil ni haber medios para proporcionar dicho fluido con los elementos del Alcázar, a pesar de haberse puesto a contribución las mejores voluntades para lograrlo. La situación era muy crítica, no por falta de espíritu, sino porque Unión Radio desde Madrid dio como verídica la noticia de la rendición del Alcázar, y hasta hubo un periódico que publicó una composición con la salida de las fuerzas del Alcázar, lo que indudablemente podía contribuir a que nuestro Alto Mando, creyéndonos desaparecidos, pusiesen su atención en otros objetivos para ellos más importantes. Bajas en este día. Un muerto, un herido y once contusos.

26 de Julio.-Domingo

A las 6 horas la artillería disparó solamente dos granadas, reanudando el fuego a las 6,30 hasta las 8. A esta hora viene de Madrid un avión enemigo que efectúa un reconocimiento por el Alcázar y sus alrededores. Por la tarde vuelve la artillería a reanudar el fuego, que no molesta, pues va todo muy descorregido y no toca al edificio ni sus dependencias. A la explanada del Picadero se lleva el cañón de acompaña-miento con objeto de batir un tanque, que la noche anterior fue visto pasando el Puente Nuevo en dirección a la Estación del Ferrocarril y por si volvía por el camino, perfectamente batido y a muy poca distancia. Al anochecer otro avión enemigo hizo un reconocimiento, marchando inmediatamente. El paqueo fue algo intenso por todos los frentes durante el día. Bajas en este día.-Un herido y un contuso.

27 de Julio,-Lunes

A las 8 horas un avión enemigo hace un reconocimiento y marcha inmediatamente hacia Madrid. El día, salvo el paqueo no muy intenso, transcurre con tranquilidad. Por haberse terminado la harina, se distribuye en vez de pan trigo tostado, hasta preparar elementos de fabricación de pan; se cuenta con 3.000 kilos de trigo para el ganado y muchos más de cebada para caso de terminarse el primero. Por falta de carne, se empezó también en este día a sacrificar caballos para con su carne mantener a toda la guarnición, lo que proporciona gran tranquilidad respecto a este gravísimo problema, ya que hay en las distintas cuadras de la Academia, unos ciento setenta caballos de ésta y veintinueve de la Guardia Civil. El problema del agua, también de primera fuerza, queda muy satisfactoriamente resuelto por tener la Academia varios pozos aljibes con cantidad suficiente para sin limitación en la cantidad, resistir durante mucho tiempo. La falta de agua del exterior es consecuencia de una bomba de avión, que cayó en la Elevadora de agua. El día, con paqueo, pero con tranquilidad, y lo mismo la noche. Bajas en este día,- Dos heridos y un contuso.

28 de julio.-Martes

Por la madrugada se observan los incendios provocados por los extremistas en distintos puntos de Toledo. El día transcurre con tranquilidad, sólo el paqueo intermitente. Por las medidas de higiene adoptadas, la salud es perfecta y la enfermería es normal. Mientras se buscan elementos para la molturación del trigo, se sigue tomando éste en las comidas en vez de pan. En este día NO hubo que lamentar ninguna baja.

29 de julio.-Miércoles

En este día la tranquilidad es grande, salvo el paqueo, no intenso, al que no se contesta. A las 9,45 un avión procedente del Sur pasa sobre el Alcázar en dirección a Madrid. A las 18 horas viene otro de Madrid, efectúa un reconocimiento sobre el Alcázar y marcha en seguida. El paqueo se intensifica desde las 23 a la 1 de la madrugada; el resto del día transcurre tranquilo. Bajas en este día.- Dos muertos y tres contusos.

30 de Julio.- Jueves

Empieza el día con tranquilidad, solamente ligero paqueo, que es incontestado. A las 17 horas un avión enemigo, procedente de Madrid, efectúa un reconocimiento y marcha en seguida a Madrid. A las 19 horas piezas de 7,5 cm. hostilizan con diez granadas, que baten sin resultado eficaz la fachada N. del Alcázar y distribuidor de la cocina. Estas piezas están emplazadas en la Dehesa de Pinedo. La noche, con ligero paqueo incontestado, transcurre con tranquilidad. Bajas en este día.-Un muerto.

31 de Julio.-Viernes

El día transcurre con ligero paqueo y sin novedad, y lo mismo la noche. NO hubo bajas; sólo dos contusos.

1º de Agosto.-Sábado

La mañana transcurre tranquila y parte de la tarde, hasta las 16,45 en que una batería de 10,5 cm. emplazada en la Dehesa de Pinedo abre el fuego contra nosotros, teniendo por objetivos el pabellón de tropa y Pabellones del Carmen, ocasionando grandes destrozos sobre todo en estos últimos, que quedaron casi derruidos; dispara-ron unas ciento cuarenta granadas de todas clases, en su mayoría rompedoras, durando el fuego hasta las 7 de la tarde; a esta hora se vio que el Picadero estaba incendiado, ardiendo por completo en el resto del día. Bajas en este día.-Cuatro heridos y cuatro contusos.

2 de Agosto,-Domingo

La batería de 10,5 cm” emplazada en Pinedo, rompe el fuego sobre el Alcázar a las 0,30 horas y con una interrupción de una hora sigue el fuego hasta las 4 de la mañana, disparando en total unas cuarenta granadas. Por la tarde, a las 14 horas, un avión enemigo bombardeó, sin precisión ninguna, nuestros puestos, y marchó pronto. A las 19 horas rompe otra vez el fuego la batería de Pinedo, teniendo como objetivo la explanada oriental y el Paso Curvo, acusando desperfectos el último e incendiando uno de los coches estacionados en la explanada. El paqueo intermitente y sin gran intensidad. Bajas en este día.-Un muerto, dos heridos y dos contusos.

3 de Agosto.- Lunes

A las 1,25 horas las piezas de Pinedo rompen el fuego sobre el Alcázar, arrojando unas veinticinco granadas. Durante el día paquean desde distintos sitios de la población y desde San Servando. Sobre las 18 horas se observa que las piezas se trasladan de su emplazamiento, pero sin saber en definitiva qué camino han podido tomar. A las 25 horas rompen el fuego tres piezas del 10,5 cm. sobre el Alcázar, explanada oriental, Paso Curvo y Capuchinos, causando grandes desperfectos con los treinta proyectiles que dispararon, durando el fuego hora y media. Por una confidencia, se entera el Comandante Militar que en una casa próxima a la explanada del Picadero hay gran cantidad de trigo, de muy buena calidad, propiedad de un Banco de Toledo, por lo que se dispone que el Comandante Araujo, de servicio aquella noche, haga una requisa con fuerzas de la Guardia Civil y Falange, requisa que se hace sin novedad, entrándose veintitrés sacos de noventa kilos de un trigo superior, del cual se empieza a gastar para la fabricación del pan, lo que se hace con una molturadora de Intendencia, a la que, por falta de fluido, se le adosó una motocicleta, con lo que la molturación entra en una fase normal dentro de un no muy grande rendimiento, por ser pequeña la molturadora y grande la población del Alcázar. se fabrica un pan diario por persona, de un peso aproximado de ciento cincuenta gramos. El resto de la noche transcurre con tranquilidad. Bajas en este día.- Un muerto, un herido y un contuso.

4 de Agosto.- Martes

El día transcurre con paqueo, que no se contesta, y parte de la noche hasta las 23 horas en que la batería de 10,5 cm., que se supone emplazada en la carretera de Mocejón y desde donde puede batir las fachadas N. y E., así como la explanada E., Paso Curvo y comedor, rompe el fuego contra la fachada E., Capuchinos y Paso Curvo, disparando ciento setenta proyectiles, causando los consiguientes desperfectos. Al anochecer y por el Comandante Araujo, se requisaron cuarenta y tres sacos de trigo. El resto de la noche transcurre sin novedad. Bajas en este día.-Un herido.

5 de Agosto.-Miércoles

Durante la mañana, nada digno de señalar. A las 17,40 horas la artillería disparó siete proyectiles contra la puerta principal del Alcázar, causando pequeños desperfectos. A las 18 horas viene de Madrid un avión enemigo, que reconoce el Alcázar y dependencias y se aleja a Madrid, cuando dio dos vueltas. A la llegada del avión se intensificó el paqueo, durando en esta forma cuarenta y cinco minutos aproximadamente. Después decreció y el resto del día fue tranquilo. Bajas en este día, Cinco heridos y cinco contusos.

6 de Agosto.-Jueves

El día transcurrió muy tranquilo, pues no disparó la artillería. Se efectuaron requisas y reconocimientos en las casas de los alrededores de Capuchinos, con resultados satisfactorios, aunque no en gran cantidad, pero que produce gran contento en la guarnición. Bajas en este día. Dos muertos y dos heridos.

7 de Agosto. Viernes

En este día tampoco hubo fuego de artillería y transcurrió con ligero paqueo. Por el Comandante Militar se dio orden de que el agua se suministrase una vez al día para facilitar esta penosa tarea. Por la noche se efectuó una requisa en una casa de la Cuesta del Alcázar, encontrando una pequeña cantidad de víveres. NO hubo bajas en este día.

8 de Agosto.-Sábado

A las 7,45 horas un trimotor enemigo arrojó dieciséis bombas sobre el Alcázar y dependencias, destruyendo completamente el edificio de Capuchinos. A la marcha de este avión, vino otro, que lanzó sobre el Alcázar granadas de gases lacrimógenos, penetrando en el patio central tres, que produjeron pequeñas molestias solamente, pues fueron cubiertas de tierra y encendidas hogueras para su evaporación. El resto del día y la noche transcurrió con tranquilidad. Bajas en este día. Cuatro muertos, dos heridos y cuatro contusos.

9 de Agosto.-Domingo

A primera hora de la mañana el paqueo se intensifica y a las 5,30 horas la artillería disparó diez proyectiles. Siguió el paqueo, que crece de una forma rapidísima al aparecer un avión de bombardeo que, conjuntamente con la artillería, nos bombardean y cañonean, que hacían pensar si no fuese preparación de un asalto, pero no hubo tal, a pesar de la intensidad del ataque por los frentes N” E. y O. Este fuego intensísimo duró dos horas, Por la tarde, a las 18 horas, un avión enemigo efectuó un reconocimiento y se marchó en dirección a Madrid, de donde vino. Se cita en la orden como distinguidos durante el bombardeo a veinte Guardias Civiles propuestos por el Comandante Méndez Parada y cuatro guardias y dos soldados de la Academia propuestos por el Capitán retirado de Caballería, Frejo, por su buen comporta-miento en sitio de verdadero peligro. Bajas en este día. Tres muertos, cinco heridos y dos contusos.

10 de Agosto.- Lunes

Todo el día transcurrió con tranquilidad. Durante la operación de descombramiento en el edificio de Capuchinos, se encontró el cadáver de un Guardia Civil. Por la Comandancia Militar se dio orden limitando el consumo de la leche, únicamente a niños menores de tres años y medio y enfermos, por ir escaseando este elemento. También se limitó el consumo del agua a un litro diario por persona, para evitar el gran despilfarro que de este elemento de primera calidad se hacía. En la noche anterior y por la 4ª cuadra, desertaron dos cabos y siete soldados de la Academia, por lo que el Coronel Comandante Militar nombró Jefe permanente del Sector Santiago, Cocinas, Picadero, Cuadras y Pabellones, al Teniente Coronel de Infantería Sr. Tuero. Al obscurecer por completo, salió el Capitán Vela con unos cuantos de Falange y Escuela de Gimnasia a requisar plátanos, que se sabía había en un almacén de los alrededores, no pudiendo traer ninguno por encontrarse en descomposición. La noche fue tranquila. Bajas en este día.-Un muerto y un herido.

11 de Agosto.-Martes

El día transcurre tranquilo y aparece el cadáver de otro Guardia Civil enterrado en los escombros de Capuchinos. Fallece de muerte natural una señora. El Coronel dicta una Orden con la formación de una columna para caso de tener que efectuar una salida. Está compuesta de Plana Mayor y dos batallones a seis compañías de cuarenta hombres. Se hizo una salida a un almacén de comestibles con elementos de Falange y Escuela de Gimnasia, del que no se pudo retirar nada por estar ocupado por los extremistas. Por la madrugada se intentó por elementos de Falange y Renovación Española, a las órdenes del Capitán Vela, la captura de flúido eléctrico en las proximidades del Carmen, no lográndose por no estar bien hecho el empalme por falta de medios. Con dicho flúido se perseguían dos fines: alimentar la estación emisora-receptora de la Guardia Civil y también la molturación, ahorrándose la gasolina que ésta consume. Por la noche de este día desertaron seis individuos de la sección de tropa de la Academia, por lo que se toman medidas para evitar estas repeticiones con medios en los que peligre la vida de los que quieran desertar, en el sitio por el que se supone efectúan las deserciones, Bajas en este día. Un muerto y un fallecido.

12 de Agosto.-Miércoles

El día transcurre tranquilo hasta las 17 30 horas, en que la artillería batió los frentes N. y E. del Alcázar, lanzando cuarenta y dos granadas que no causaron grandes desperfectos. Desde las 19 horas en que terminó el cañoneo, el resto del día fue tranquilo. Al anochecer, salieron individuos de Falange a hacer una requisa en las casas de enfrente de la Puerta de los Carros, trayendo muy pocos víveres. Bajas en este día.-Dos heridos.

13 de Agosto.-Jueves

El día transcurre tranquilo hasta las 12,30 horas, en que la batería rompe el fuego disparando cincuenta y dos proyectiles y al mismo tiempo se intensifica por el enemigo el fuego de fusilería y ametralladoras, durando esta acción hasta las 13 horas. A las 19,30 horas, repite el fuego la batería sobre el mismo objetivo, durando treinta y cinco minutos, en los que lanzan cuarenta y un proyectiles. Por la noche, vuelve a repetir el tiro de artillería, disparando treinta y ocho proyectiles. No se sabe a ciencia cierta si por la artillería o intencionadamente se ha prendido fuego la casa de la calle del Carmen, de enfrente a las cuadras. Al anochecer, el Capitán de la 3.. Compañía de la Guardia Civil, D, Miguel Ossorio, hace una requisa con gente suya de las casas de Capuchinos, trayendo escasos víveres. Por la noche, se observa que han instalado reflectores en Zocodover, con objeto de iluminar la Cuesta del Alcázar. En la madrugada, desertan dos soldados de la sección de tropa de la Academia, Por el Comandante Militar se dicta una Orden por la que se dispone que las comidas sean a las 10,30 y a las 17,30 horas, pues por falta de azúcar se ha suprimido el café, y con objeto de evitar que el enemigo cañonee a esas horas y que las comidas no sean tan poco distanciadas, como ocurría antes, con lo que de la última a la primera transcurría hasta 18 horas. Lógicamente, se supone que el cañoneo a las horas de 1as comidas sea por datos facilitados por los desertores. Bajas en este día. Seis heridos y dos contusos.

14 de Agosto, Viernes

Este día también fue intenso el fuego de artillería, que lo hace a las 12,30, a las 16,30 y a las 19,30 horas, disparando un total de ciento cincuenta y nueve proyectiles de 10,5 y 7 5 cm., causando desperfectos, Como siempre, el paqueo molesta, aunque no es intenso. A consecuencia del cañoneo se incendió un coche en 1 a explanada E. Por la noche se observa que han instalado otro reflector iluminando el Arco de la Sangre y la Cuesta del Carmen, A la fuerza establecida en la Puerta de Hierro, le arroja por una ventana de Santa Cruz y con una pequeña bomba, un chorro de gasolina que rocía a un centinela de la 4,a cuadra, pero que no pueden hacer arder a pesar de los esfuerzos y por ser además tiroteados por nuestras fuerzas. Con la radio de campaña y otras particulares, se capta Unión Radio, tan tendenciosa en sus informaciones, pero es tal el espíritu que anima a esta guarnición, que de sus noticias van sacando la realidad de la situación, sin preocuparse de los demás informes, por su confianza ciega en el éxito de las causas de España. No obstante esto, todos los esfuerzos iban encaminados a establecer contacto con la Radios de Nuestras Columnas, mandando con gran frecuencia mensajes por medio de la Radio de Campaña, que por su poco alcance y longitud de honda especial no pudieron ser capturados por nuestros hermanos, Lo que menos se podía esperar era que el contacto lo estableciesen (así lo creemos), con el periodista Villa, que en su charla o arenga por el micrófono de Unión Radio, dijo después de asegurar el Gobierno por dos veces que se había rendido el Alcázar, que en Toledo aún existían y resistían en el Alcázar un centenar de locos con sus familias y naturalmente, esto sería escuchado con la sorpresa y satisfacción consiguiente de nuestros hermanos. Bajas en este día, NO hubo.

15 de Agosto, Sábado

Comienza el día con tranquilidad, A las 9,40 horas un avión enemigo, en combinación con la artillería, nos bombardea y cañonea con proyectiles rompedores y bombas fumígenas e incendiarias, y teniendo la artillería como objetivo preferente el Comedor, Paso Curvo y Cocina, sin duda con objeto de batir la Cocina y su unión con el Alcázar, debida esta insistencia sin duda a informes de los desertores sobre la situación de la cocina, la artillería disparó quince proyectiles y la aviación ocho bombas, ocasionando el incendio de uno de los coches de la explanada E. Por la tarde, a las 19 horas, empezó otra vez el fuego de la artillería y también de mortero de 50 mm. sobre el mismo objetivo de la mañana , durando el fuego hasta las 21 horas, lanzando unos doscientos proyectiles. Durante este día y con teléfono de campaña, se une el Alcázar con la Sección de tropa y con la 4ª cuadra y pabellones, pues por batir el paso entre estos frentes la artillería, se hace muy peligrosa, de la mañana, durando el fuego hasta las 21 horas, lanzando unos muro y por él y con la bomba, arroja gasolina sobre pabellones y 4ª cuadra, no logrando ningún efecto por dispararles nuestros puestos e incendiárseles a ellos la gasolina, Bajas en este día,- NO hubo.

16 de Agosto, Domingo

A las 7 de la mañana las piezas del 15,5 cm. empiezan a disparar enviando unos veinte proyectiles sobre la explanada E, y Paso Curvo, cesando el fuego a las 7,45 horas, El paqueo no es intenso durante la mañana y tarde, A las 18,30 horas vuelve a romper el fuego la batería contra la fachada N., disparando diez proyectiles, cesando a las 18,45 horas. Con tranquilidad termina el día. Durante la mañana y parte de la tarde se han oído ruidos subterráneos hacia la parte Suroeste del Alcázar, y escuchados por personal técnico, deducen pudieran ser trabajos para construir una mina que partiese de las casas de enfrente del Torreón Suroeste y quisieren llevarla debajo de este Torreón que es el camino más corto; informan asimismo los técnicos que se supone un trabajo lento, muy difícil, de mucha duración y casi ineficaz, porque todo el terreno en que se asienta el Alcázar, así como el que lo rodea, es de roca viva, y además, por lo escuchado, parece ser que el trabajo lo están haciendo con maza y barreno. Como a falta de víveres se usa trigo en las comidas en sustitución de garbanzos, arroz, alubias, no parece ser que agrade mucho, pues se ha observado no se pone blando y que no se digiere, por lo que se dispone se triture antes y así se logra que agrade y que se digiera perfectamente. Al atardecer se vio regresar de Suroeste una cuadrilla de tres aviones, que días antes pasó en esa dirección y que no volaron sobre Toledo ni el Alcázar. A las 11 horas de la mañana, unos cuantos individuos de la Escuela, con un paisano dueño de la casa que iba a reconocer, efectuaron una requisa de chocolate, unas quince libras, que entregaron, como se hace con todas las requisas, a la enfermería, Los puestos que dan a la Cuesta del Alcázar han reforzado con a1ambreras sus ventanas, porque desde la casa de enfrente los tiran granadas de mano. Por combinaciones hechas con todos los receptores que hay en el Alcázar y sus válvulas, se consiguió por fin en la noche de este día captar la estación portuguesa de Radio-Club Portugués y algunas italianas, elevando este hecho aún más el espíritu, pues las noticias no son tendenciosas y se va descubriendo la verdad de la situación, que es la que se había deducido por las noticias tendenciosas de Unión Radio. Bajas en este día,- Dos contusos.

17 de Agosto.- Lunes

Comienza el día sin paqueo. A las 11,45 horas rompen el fuego siete piezas de artillería, cuatro de 10,5 cm. y las restantes de 7,5 cm. contra el Comedor, Cocina, distribuidor, Paso Curvo y explanada Este, ocasionando grandes desperfectos, que obligaron a trasladar la cocina y masadería al Paso Curvo la primera, y al rellano de la izquierda de la escalera principal la segunda, pues previendo esto ya se tenía instalado en este sitio un horno de campaña. Dispararon las piezas más de ciento cincuenta granadas. El resto del día transcurrió tranquilo, salvo algún que otro cañonazo contra la fachada Norte. Al obscurecer completamente, se ha hecho por fuerzas de la Guardia Civil, Falange y Escuela, con los Capitanes Vela y Ossorio, una salida, requisando treinta sacos de trigo. Por informe de observadores, se sabe que algunas de las calles que rodean el Alcázar por el S. y O. tienen a1ambrada y barricadas, esto, unido a los receptores, hace pensar tiene el enemigo el temor que podamos efectuar alguna salida. Bajas en este día,-Un herido.

18 de Agosto.- Martes

Empieza el día con escaso paqueo. Sobre las 14 horas se observa que están emplazando en los olivares cercanos a Pinedo una pieza del 15,5 cm. Por el humo tan grande que produce la Cocina en su emplaza-miento de Paso Curvo y Piscina, después se ordenó su traslado al rellano de la izquierda de la escalera principal. Por la tarde, el enemigo nos disparó sobre distintos puntos unas veinte granadas de mortero. También por la tarde se comprueban los ruidos subterráneos, por lo que se dispone incendiar la casa de la que se cree parte la MINA. Ya de noche, se han visto cohetes de señales de distintos colores lanzados desde Safont, San Servando y Campamento de Alijares, pero se calcula no tienen otro objeto que el de lanzarlos por suponer que hayan sido cogidos los que en las últimas prácticas habían dejado la Academia en el Campamento, y en efecto, la noche transcurre con tranquilidad, Bajas en este día.-Cuatro heridos.

19 de Agosto,-Miércoles

El día empieza tranquilo, pero la observación acusa que se está emplazando otra pieza del 15,5 cm. esperándose que el fuego empiece de un momento a otro. Por la tarde hostiliza el enemigo con mortero. Como ha habido confusiones con los aparatos de aviación por suponer algunas veces eran nuestros y por las Radios Extranjeras tener conocimiento de las marchas de nuestras columnas, se han colocado paineles en el patio y en la explanada E. indicando el emplazamiento de las piezas de 15,5 cm. Como la leche va tocando a su fin, se dispone que la que quede se distribuya Únicamente a los heridos. A las 23 horas se puso en ejecución el plan de incendiar la casa de donde se supuso parte la mina, lo que se consiguió plena-mente por medio de granadas incendiarias de mano y botellas de gasolina; el enemigo, al darse cuenta, apagó la luz de muchos sectores de la población e hizo fuego con artillería de 7,5 cm., pero sin eficacia. El resto de la noche, tranquilo. Bajas en este día.-Dos heridos.

20 de Agosto. Jueves

Comienza el día con paqueo nada intenso. A las 10,30 horas las piezas del 7,5 cm. disparan quince proyectiles y al mismo tiempo lo hace también el mortero. Ante el temor de que la artillería pueda matar el ganado que queda en la 4ª cuadra y el que se subió a los Fregaderos, se dispone que éstos lo suban a los sótanos del lado Sur (piscina), sitio el más resguardado, efectuando esta operación con gran celeridad. A las 11 horas, salen a una casa de la Cuesta del Alcázar un inquilino de ella con el Alférez Sierra y dos o tres más, retirando los pocos enseres que quedaban en ella; vieron enemigo ocupando la casa de al lado; esta requisa se hizo porque el fuego de la casa incendiada el día anterior corría por las casas de las mismas aceras, siendo una la que requisaban. A las 16 horas rompieron el fuego las piezas de 15,5 cm” teniendo como objetivo la fachada N, del Alcázar, y a consecuencia de los innumerables proyectiles recibidos con anterioridad ya re-sentida, causa, por tanto, grandes desperfectos en el material que cubre la fachada y sus adornos. Disparan unas veinticinco granadas, en las que predominan las de hierro fundido que se fragmentan muchísimo. A las 21 horas se observa han instalado dentro del Castillo de San Servando un reflector que ilumina el Puente Nuevo, como asimismo los tienen establecidos en la Magdalena y en el Paseo de la Barca del Valle. El día termina tranquilo y sin tener que lamentar más baja que un niño fallecido.

21 de Agosto. Viernes

A las 7 horas empieza el fuego de la artillería de 15,5 cm” disparando doce granadas; a las 11 horas empieza otra vez, disparando veinticuatro proyectiles. A las 16,40 horas rompe el fuego otra vez, disparando treinta y dos granadas y todas las veces contra el mismo objetivo, fachada Norte, con los consiguientes destrozos que van determinando la brecha que quieren abrir. A las 19 horas rompe el fuego las piezas de 7,5 cm. y el mortero sobre la Cocina y Comedor. A las 20 horas el enemigo establecido en Santa Cruz arroja sobre los Pabellones y Puerta de Hierro botellas de gasolina, que inútil- mente pretende incendiar con cinco granadas de mano. Por la mañana, elementos de la Escuela de Gimnasia, ante el avance del fuego por las casas de la Cuesta del Alcázar, hicieron una salida a la Sastrería Gago, trayendo algunas piezas de tela, que depositaron en el almacén de la Academia. A las 11 horas se vio pasar una escuadrilla en dirección a Talavera de la Reina. Por el Comandante Militar se dio orden de constituirse en los torreones equipos de transmisiones para establecer contacto con las columnas que se tiene conocimiento por la noticia de las estaciones emisoras portuguesas e italianas; éstas de una manera directa y Unión Radio indirecta. Bajas en este día. Dos contusos.

22 de Agosto.-Sábado

A las 5 de la mañana se señala la presencia de un avión que viene del Suroeste, evoluciona no muy alto sobre el Alcázar y se retira en la misma dirección de venida. Este aparato origina grandes discusiones, por asegurar bastantes observadores no es como los otros y no llevar ningún distintivo rojo, lo que hace presumir fuese el primero que enviasen nuestros hermanos. A las 7, paqueo con alguna intensidad del enemigo y hostilizan con morteros la Sección de Tropa. A las l0, y de Madrid, aparece un trimotor y un caza, y después de evolucionar sobre el Alcázar y alrededores, bombardea arrojando doce bombas, que la mayoría caen fuera del recinto, pues con fuego de ametralladoras y fusiles se les obliga a volar alto, perdiendo con ello precisión. Alternando con las bombas, tiran latas de gasolina con objeto de producir el incendio en el Alcázar, lo que no consiguen por caer latas y bombas en sitios distintos, Al mismo tiempo actuaron las piezas de 15,5 cm., pacos y ametralladoras desde distintos sitios enemigos. Las piezas pesadas dispararon ocho proyectiles, de los que dos penetraron en el patio. El fuego duró hasta las 11,45 horas en que se retiraron los aparatos. A las 18,30 horas, ya casi entre dos luces, nos sorprende a todos un avión procedente del Sur, que a toda velocidad y muy bajo, pasa por el Patio y arroja un enorme paquete de lata que se fragmenta al golpe en infinidad más pequeños; pasado el primer momento de estupor, lo inesperado del acontecimiento, se ve con gran alegría que su contenido son víveres, lo que da lugar a comentarios, garantizando que el primer avión era nuestro, que ha efectuado el reconocimiento y por la tarde había traído los víveres. Este avión arrojó otro paquete en las inmediaciones de la Puerta de Hierro, recogiéndose la mayor cantidad posible, pues a consecuencia del choque se rompió y perdió mucho; un elemento valioso fue la leche condensada y harina lacteada, que por unos días más permite la manutención de niños y enfermos. El enemigo, acto seguido, rompió el fuego, disparando setenta y cuatro proyectiles del 15,5 cm” que baten siempre la fachada Norte, con el consiguiente quebranto en ella, dada la enorme potencia del proyectil. Por la tarde, a las 17 horas, en vista que desde San Servando molestan demasiado con el mortero, ametralladoras y fusil, se decide batirlo desde la fachada E, y explanada del picadero con los mismos elementos nuestros, organizándose a consecuencia de ello un tiroteo intensísimo que duró unos 15 minutos. El resto del día con gran alegría y sin novedad, La batería del 7,5 cm. fue trasladada al Campamento de Alijares. Bajas en este día,- Un muerto, un fallecido, cinco heridos y tres contusos.

23 de Agosto.-Domingo

A las primeras horas de la mañana se hace un reconocimiento por la explanada E. que da por resultado encontrar un mensaje lastrado que produce inmenso júbilo, pues contiene dos cartas del General Franco y un Código de Señales para con nuestra aviación. Ante esta seguridad de que nuestros hermanos velan por nos-otros, el espíritu, que siempre ha sido excelente, aún mejora mucho más. Las cartas, una vez leídas por el Mando, se exponen en el patio para que sean leídas por toda la guarnición, e inmediata- mente se ponen en el patio y explanada E. los paineles para comunicar a nuestra aviación que podemos resistir. Las cartas dicen textualmente : Hay un membrete que dice : Con escudo y cruz mural : “General Jefe del Ejército y de África y Sur y Norte de España : A los bravos defensores del Alcázar Toledano. Nos enteramos de vuestra heroica resistencia y os llevamos un adelanto del auxilio que os vamos a prestar. Pronto llegaremos a esa, mientras resistir a toda costa, que os iremos llevando los pequeños socorros que podamos. ¡Viva España! El General.-Francisco Franco.-Rubricado”. La otra, con el mismo escudo y membrete : “Un abrazo de este Ejército a los bravos defensores del Alcázar. Nos acercamos a vosotros, iremos a socorreros, mientras resistir, para ello os llevaremos pequeños auxilios. Vencidas todas las dificultades, avanzan nuestras columnas destruyendo resistencia. ¡Viva España ! ¡Vivan los bravos defensores del Alcázar! El General.-Francisco Franco.-Rubricado.-22 de Agosto de 1936”. Próximamente, a las 7 horas, disparó el enemigo unas cuantas granadas de mortero sobre su objetivo preferido, Comedor y Sección de Tropa. A las 7,15 horas rompe el fuego las piezas del 15,5 cm. lanzando sobre el mismo objetivo fachada N. diecisiete granadas, cesando el fuego a las 8,30 horas y causando efectos en la fachada. Hasta las 12 horas, dispararon de cuando en cuando con el mortero de 50 mm. Sobre las 12 horas aparece el avión de bombardeo con un sexqui plano que, como el día anterior, repiten la operación de bombardear y tirar latas de gasolina con el mismo nulo resultado. Arrojaron entre los dos unas veinticuatro bombas y doce latas de gasolina, dando seis en el patio y tejado. Al mismo tiempo las piezas pesadas lanzaron veintiocho proyectiles, también los morteros y cañones de Alijares hicieron unos doce disparos. Como el mensaje del General Franco trae las cintas de la bandera bicolor, se da la orden de reponer ésta, operación que efectúan las mujeres, y todo el mundo se procuran escarapelas y cintas bicolor que ostentan como distintivo de la España sana. La primera comida ha sido extraordinaria, por comerse, además del plato diario, lo que el avión nos trajo, sardinas, mortadela y fruta en dulce. Se dispone por el Sr. Coronel se refuercen los servicios en el Comedor y zig-zag, y también que en los torreones haya un servicio permanente de vigilancia de todas las carreteras que afluyen a Toledo. Por la noche atacaron desde Santa Cruz a Puerta de Hierro con granadas de mano, que no hicieron bajas. Una ametralladora emplazada en una ventana de Santa Cruz, disparó sobre un puesto, atravesando el parapeto e hiriendo gravemente a un Guardia Civil de la 3ª Compañía, José Pérez Serrano, que estaba de puesto, aunque muy grave, fue dando desde este momento hasta que falleció en la enfermería, poco después, pruebas de su gran patriotismo, valor y fe, en la victoria de nuestra causa, con vivas a España, alegría de morir por ella y exhortar a los demás a no cejar en la defensa, pues la victoria definitiva era segura; la orden de la Comandancia le citó como MUY DISTINGUIDO. Bajas en este día,-Un muerto, dos heridos y dos contusos.

24 de Agosto.-Lunes

A las 7,30 horas de la mañana empiezan el fuego las piezas del 1 5,5 cm., disparando veinticinco proyectiles, que abren brecha por la parte alta de la fachada. El Coronel dicta una orden para la formación del censo de la población del Alcázar para efectos futuros. A las 15,30 horas vuelven a disparar las piezas del 15,5 cm., abriendo más la brecha con las treinta y cinco granadas que disparan. Al mismo tiempo el mortero y cañones del 7,5 cm., de Alijares, baten la Cocina y Comedor y Sección de Tropa. El Señor Coronel dicta una orden para que, desde la Sección de Tropa, se ejerza una vigilancia muy estrecha sobre el Puente Nuevo, con objeto de que no lo puedan minar y ponerle este gran impedimento a una columna que viene sobre Toledo. La Orden de la Comandancia publica una relación de distinguidos, en la que figuran todos los Tenientes de Artillería y cornetas de la Sección de Tropa y Guardia Civil, por su extraordinaria labor de observación y aviso de disparos de las piezas pesadas, con lo que dan tiempo a que todo el personal se cubra, evitando con ello ser alcanzado por los proyectiles. Al ser de noche cerrada, el Capitán Ossorio, de la Guardia Civil, con elementos suyos, subió cincuenta sacos de trigo del almacén acostumbrado. Se oyen nuevamente ruidos subterráneos, asegurándose de una perforadora accionada por un compresor, por lo que se dispone observación y escucha para determinar si, en efecto, es perforadora y localizar su emplazamiento, para decidir en su caso. Bajas en este día.-Un herido.

25 de Agosto.-Martes

A las l0 horas, una de las piezas del 15,5 cm. hace un sólo disparo y guardan silencio, siguiendo el fuego las de 7,5 cm” emplazadas en los Al ijares contra la fachada E. y Sección de Tropa. A las 14,30 horas se presenta un trimotor enemigo, que con gran prisa bombardea, lanzando diez bombas, de las que ni una sola cae dentro del Alcázar y sí en cambio a una gran distancia. La tarde transcurre con normalidad y por la noche el enemigo de Santa Cruz hostil iza con petardos a Puerta de Hierro, la que a todo trance quieren incendiar. Los ruidos de perforadora no se han vuelto a oír por ahora. Bajas en este día,-Un herido y un contuso.

26 de Agosto, Miércoles

Empieza el día sin novedad y sobre las 11 horas aparecen tres aviones que, por su tamaño aparente y color, son distintos a los enemigos, creyendo, por tanto, sean nuestros, como se confirmó, pues bombardearon los cigarrales de Infantes, altura del Cerro de los Palos y Fábrica de Armas. A las 14,45 horas viene de Madrid un aparato enemigo de observación y reconocimiento que voló sobre nosotros y sobre donde bombardearon nuestros aparatos, marchando en seguida sobre Madrid, Por la tarde se observan grupos en la Bastida y carretera de Ávila, suponiendo sea por la proximidad de nuestras Columnas. La observación se hace, por tanto, muy minuciosa desde los cuatro frentes. El Capitán Ossorio, con algunos de los suyos, hace una salida por Capuchinos y trae alguna fruta. El resto del día transcurre sin novedad importante. Bajas en este día, NO hubo.

27 de Agosto,-Jueves

A las 7 horas de la mañana empieza el fuego de las piezas de 15,5 cm., tirando casi todo el día sobre la fachada N., que cae derrumbada con las cincuenta granadas que han disparado. El cañón del 7,5 cm. de los Alijares hostiliza de vez en cuando la Sección de Tropa, A las 18 horas termina el fuego y el resto del día sin novedad. Bajas en este día. Un muerto, cuatro heridos y dos contusos.

28 de Agosto. Viernes

Las dos piezas de 15,5 cm. rompen el fuego y siempre con el objetivo de abrir más la brecha de la fachada N. a las 11, 15 y 17,20 horas, lanzando un total de ochenta y un proyectiles, lo que logran hacia la derecha y produciendo el desmoronamiento de la 1ª Compañía, con lo que terminan de obstruir la puerta de entrada principal. Mientras en San Servando han colocado dentro de una casa dos cañones de 7,5 cm” muy próximos a la Sección de Tropa, y hacen unos disparos sobre la explanada oriental, pero en seguida se colocan ametralladoras en la fachada E. que les impiden disparar y los reducen a silencio, También se han visto tres ametralladoras en San Servando, pero que, caso de actuar, pueden ser batidas por las nuestras en posición más dominante. A las 20 horas y desde Santa Cruz, hostilizan con petardos de trilita a las fuerzas de las cuadras del Carmen, como asimismo con morteros, que se suponen emplazados en el Miradero, pero ninguno causa bajas. El Capitán Ossorio requisó por Capuchinos algo de vinagre y sal. Bajas en este día.-NO hubo.

29 de Agosto. Sábado.

Empieza el día tranquilo y sin apenas pacos, hasta las 9,15 horas en que las piezas de 15,5 cm. rompen el fuego, batiendo una la fachada N. y otra la parte de Capuchinos, ensanchando la brecha casi hasta el Torreón N. y E. y sin producir efectos notables en Capuchinos, ya que está derrumbado, lanzando veintidós proyectiles; cesa el fuego a las 10,30 horas. A las 16,35 horas comienza el fuego de artillería, batiendo las dos piezas de 15,5 cm. la brecha de la fachada N., consiguiendo abrir la brecha perfecta y derribar dos columnas, una de la fachada N. y otra de la fachada S., lanzando treinta proyectiles y terminando el fuego a las 18,50 horas. A las 19 horas, con una pieza de 7,5 cm., que se supone emplazada en la puerta de la Iglesia de la Concepción, hostilizaron a Pabellones y 4.a cuadra de Puerta de Hierro, disparándoles diez proyectiles, que no causaron baja alguna. El resto del día y de la noche transcurrió sin novedad. Bajas en este día,-Dos contusos.

30 de Agosto.-Domingo

A las 7,20 horas de la mañana se anuncia por la observación un avión enemigo que no vuela sobre el Alcázar. A las 8,30 horas se anuncia otros dos que tampoco vuelan sobre el Alcázar y marchan en dirección a Talavera de la Reina. Por la Comandancia se dicta una Orden diciendo que los destrozos causados ayer por la artillería afectan más a la visualidad que a la resistencia del edificio, que sigue siendo tan inexpugnable como al principio, y que estos destrozos, lejos de contraer el espíritu, deben ensalzarlo, pues ya poco es el tiempo que falta para recoger el fruto de las penalidades y sufrimientos. A las l0 horas de la mañana, los cañones de los Alijares hicieron unos cuantos disparos sobre la explanada del Picadero. A las 13 horas, con una botella de gasolina, incendiaron la parte alta de la Puerta de Hierro, y lanzando petardos intentaron evitar que se apagasen, enviándose desde el Alcázar hombres con extintores y agua, logrando dominar el incendio, a pesar de seguir tirando petardos, contestándoles con fusiles y fusiles ametralladores hasta conseguir reducirlos al silencio. A las 15,55 horas rompen el fuego las piezas de 15,5 cm. lanzando veintitrés proyectiles sobre el Torreón N. E., terminando el fuego a las 19 horas. El enemigo incendia una casa del frente S., al lado de lo quemado por nosotros el día 11, a las 20 horas. A Puerta de Hierro lo vuelven a atacar con petardos a las 18,30 horas, sin efecto notable, terminando el día con paqueo poco intenso. Bajas en este día,-Un herido y dos contusos.

31 de Agosto,-Lunes

Empieza el día con tranquilidad, pues a pesar de que en las piezas enemigas se nota movimiento como para romper el fuego, no lo hacen. A las l0 horas ataca el enemigo de Santa Cruz a Puerta de Hierro con petardos de dinamita y trilita. La casa que están apagando con una manga de agua, no molestándoles aun el enemigo incendió ayer, sigue quemándose, y se observa la estando bajo nuestro alcance, por convenir a este frente no desaparezcan estas casas que le protegen del fuego de fusil y de las vistas de esa parte de la población. A las 9 horas empiezan otra vez el ataque contra Puerta de Hierro, lanzándolos, además de petardos, algodones impregnados de gasolina y botellas de líquido inflamable, pero sin conseguir provocar el incendio. A las 1? horas se reanuda otra vez el ataque a Puerta de Hierro con petardos, ataques todos que son contestados desde el Alcázar con fuego de mortero, fusil ametrallador y mosquetón, Termina el día con tranquilidad, pues el paqueo es casi nulo y el fuego de las piezas del 15,5 cm. no se efectuó en este día. Bajas en este día,-Dos contusos.

1º. de Septiembre.-Martes

Empieza el día con tranquilidad. A las 8,50 horas rompen el fuego las dos piezas de 15,5 cm. y una de 7 5 cm., disparando veintidós proyectiles y cinco, respectivamente, con los consiguientes desperfectos en la fachada N., en que la brecha ha aumentado bastante, durando el fuego hasta las 11,30, Al mismo tiempo de empezar el cañoneo enemigo, los que se situaban en Santa Cruz atacaron a la Puerta de Hierro con petardos y botellas de líquido inflamable, no consiguiendo incendiar. A las 16,55 rompen el fuego otra vez las piezas del 15,5 cm, disparando treinta y siete granadas, que, aumentan el destrozo en la fachada de tal modo, por que un gran número de proyectiles entran y explotan en el patio cúpula Principal y por la línea de tiro baten el ángulo S. O. del Patio. Terminado el fuego de artillería a las 19 horas, el paqueo fue casi nulo y con tranquilidad terminó el día. Bajas en este día,-Dos contusos.

2 de Septiembre,- Miércoles

A 1as 6 de la mañana el enemigo de Santa Cruz lanzó dos o tres petardos sobre Puerta de Hierro, provocando un pequeño incendio, que fue sofocado en seguida. A las 7 de la mañana, la pieza de 7,5 cm” emplazada en los Alijares, disparó cuatro proyectiles sin causar efectos notables. A }as 10,55 rompe el fuego una de las piezas de 15,5 cm” lanzando dieciséis granadas contra el Torreón N, E. por encima de} Gabinete de Física, A las 13,55 vuelve a romper el fuego la misma pieza, disparando sobre el mismo torreón cuatro proyectiles y a }as 16,20 volvió a romper el fuego }a misma pieza y sobre el mismo objetivo, donde empieza a abrir brecha. El paqueo durante el día no es intenso. La cocina y horno de campaña se traslada a} local de la Enfermería. Bajas en este día, Dos contusos.

3 de Septiembre, Jueves

A }as 7,20 rompió el fuego }a pieza de 15,5 cm” y lo mismo con petardos en Santa Cruz a Puerta de Hierro, no consiguiendo efecto ninguno. A las 8, e} cañón del 7,5 cm. hizo unos disparos sin causar efectos, terminando el fuego a las l },30, teniendo siempre como objetivo el Torreón N. E” al que le están abriendo cada vez más la brecha con los treinta disparos que hicieron, de 15,5 Por funcionar mejor y estar más protegidos, se dio la Orden de que la cocina y el horno se trasladen al sótano, al sitio de los almacenes, A las 16,30 empieza el fuego otra vez la pieza de 15,5 cm. y siempre sobre el mismo objetivo del Torreón N. E. El cañón del 7,5 cm. dispara también de vez en cuando, sin causar efectos notables, cesando el fuego de dicha pieza a las 19, después de disparar veintitrés proyectiles, que dejan al Torreón N.E. muy quebrantado por haberle destruido la cara N. y parte de las E, y O., quedando la cúpula casi en el aire. El paqueo al terminar el fuego de la artillería fue más intenso que en días anteriores. El ruido del motor que se supone mueve la perforadora se sigue oyendo, pero no se ha podido aún localizar. El resto de la noche fue tranquilo. Bajas en este día. Tres muertos y dos contusos.

4 de Septiembre. -Viernes

A las 7, 35 rompen el fuego las piezas del 15,5 cm. y de 7,5 cm” disparando ambas clases sobre el Torreón N. E” al que por fin logran abatir la cúpula, y una vez conseguido cambian de objetivos y empiezan a batir el Torreón N. O. Durando el fuego de artillería hasta las 13,10, disparando cuarenta y ocho granadas de 15,5 cm. y unas doscientas setenta y cinco de 7,5 cm. El mortero de 50 mm” así como los pacos, ayudaron también con su fuego. Durante el cañoneo se hizo una salida a una casa del Corralillo para hacer un empalme con objeto de captar energía para la radio, pero no había fluido, como después se pudo comprobar a la noche. A consecuencia de arrojar de Santa Cruz el enemigo líquidos inflamables sobre Puerta de Hierro, se incendió la Far- macia y por ésta comunicó al resto del edificio, tomando grandes proporciones, que no fue posible atajar con los medios de que se disponía y se enviaron obligando a abandonarles, retirándose la fuerza en perfecto orden a Santiago. A las 18,15 rompieron nuevamente el fuego las piezas de 15,5 cm, y 7,5 cm” batiendo las primeras el Torreón N. O. y las segundas la Sección de Tropa, disparando veintitrés granadas las de 15,5 cm. y unas veinte la de 7,5 cm. A consecuencia del primer cañoneo, en la Sala de Motores del Gabinete de Física, se incendiaron las anaquelerías, incendio que no tomó proporciones y que se sofocó fácilmente. Durante el día y la noche, el paqueo ha sido más intenso que otros días. El señor Coronel dio instrucciones al Jefe del Sector Santiago-Puerta de Hierro, Teniente Coronel Tuero, para los puestos y manera de hacer el servicio en su Sector con arreglo a como queda a consecuencia de tener que retirarse de Puerta de Hierro. Al anochecer y bajo la dirección del Comandante Araujo, se retiraron cincuenta y tres sacos de trigo. Bajas en este día.-Tres heridos y un contuso.

5 de Septiembre,-Sábado

A las 2,30 de la madrugada se intentó incendiar la casa de la Cuesta del Alcázar, conocida por la de D. Lucio detrás de la cual se suponía estaba trabajando el compresor de la supuesta perforadora. Se llevó a efecto con granadas incendiarias, botellas de gasolina y granadas de mano. A las 7,15 rompen el fuego las piezas de 15,5 y 7,5 cm., las primeras sobre la fachada N. y las segundas sobre la Sección de Tropa. Las piezas pesadas hicieron un recorrido sobre la fachada N” para lo que al llegar a la brecha las granadas entraban en el Patio, lo que produjo el derrumbamiento total del lado S, del ángulo S. E. del Patio en sus dos pisos, que estaban ya amenazando ruina desde el día anterior. Las piezas del 7 5 cm. batieron la entrada de la Compañía de Tropa, causando grandes desperfectos. El fuego duró hasta las 10,55, arrojando cuarenta y nueve granadas de 15,5 cm. y unas cien de 7,5 cm. A las 16,40 rompen el fuego nuevamente las dos clases de piezas de artillería, teniendo las primeras como objetivo el Torreón N. E. y las segundas sobre la Compañía de Tropa, disparando diecinueve granadas de 15,5 cm. y unas cuarenta de 7,5 cm. La observación sobre las 1? 30 avisa que a la Puerta de Hierro de los Pabellones de la Caridad había llegado una camioneta con enemigo; inmediatamente se disparó, saliendo una sección a ocupar el parapeto avanzado del camino cubierto y retener en distintos sitios para acudir a donde fuere preciso, y al mismo tiempo se ordenó la construcción de un parapeto delante de la Puerta Principal del Comedor, que bate todo el camino a Pabe11ones. La fuerza, en una reacción soberbia, ocupó la 4ª cuadra, a pesar del incendio del edificio, y poco después hizo un reconocimiento sobre la casa del guarda y casas próximas, llegando hasta la verja, que volvieron a cerrar, porque el enemigo, aprovechando no estar ocupado el edificio por el incendio, entró y se llevó unas colchonetas que había en la 4ª cuadra y un camión de los que cerraban el paso a la verja. Al hacer estas ocupaciones, el enemigo huyó. En la Orden de la Comandancia Militar aparece ascendido a cabo por Méritos de Guerra un soldado de la Academia por su buen comportamiento en el incendio de los Pabe11ones de la Caridad bajo el fuego enemigo, y otros distinguidos, un soldado de la Academia, otro del Regimiento de Infantería núm. 2 y un paisano perteneciente a Falange. El Coronel hace saber en la misma Orden a toda la guarnición que, aunque el Alcázar sufra grandes desperfectos no ofrece peligro, y que la intensificación del fuego enemigo es debido a la presión de nuestras columnas; que no recurren más que a embustes, lo que demuestra bien clara-mente la situación real y que nuestro espíritu debe ser como hasta ahora, elevadísimo, y que no duda en absoluto del espíritu de nadie, ni cree haya ningún pusilánime en estos momentos últimos en que la victoria está tan cercana. Al anochecer y bajo la dirección del Comandante de Caballería D. Pablo González Herrera, se retiraron treinta y seis sacos de trigo. Por la noche se hizo una salida a la casa de D. Lucio, que se intentó incendiar la noche anterior, que no se logró, para observar dónde trabajaba el compresor, retirándose después de la observación sin novedad, precisando dos compresores, uno en la Plaza de la Magdalena y otro hacia el Teatro de Rojas, y que por lo observado creen sea mina dirigida contra el Alcázar, pero como se siguen oyendo explosiones, no se puede aún precisar de manera concreta de qué se trata, si es mina o preparación de las calles para evitar nuestra salida. La salida fue dirigida por el Capitán Vela Hidalgo, La noche transcurrió sin novedad. Bajas en este día,-Un fallecido, nueve heridos y dos contusos.

6 de Septiembre, Domingo

A las 7, 05 rompen el fuego las piezas de 15,5 cm, y a poco las de 7;5 cm., durando el fuego hasta las 12,50, disparando sesenta y dos granadas del primer calibre y otras tantas del segundo, teniendo como objetivos el Torreón N. O, y el tambor Sur de la fachada E., causando desperfectos de consideración en el primero, no muy grandes en el segundo y escasos en la fachada E., limitándose a derribar al menos. A las 16,40 rompen el fuego otra vez las mismas piezas y sobre los mismos objetivos, en especial al Torreón N. O., disparando cincuenta y cuatro granadas de 15,5 cm, hasta las 18.45 en que terminó el fuego de artillería, causando grandes desperfectos en el Torreón N, O, La Orden de la Comandancia publica instrucciones para caso de alarma y relaciones de distinguidos con motivo de distintos servicios y ascenso por mérito de guerra a un cabo de la Guardia Civil. La observación acusa salida de familias de Toledo por la tarde y noche y llegada de bastantes coches por la carretera de Ávila. Al anochecer y dirigidos por el Comandante Araujo, fuerzas de 1a Guardia Civil hizo una retirada de cuarenta sacos de trigo, operación que se efectuó sin novedad. Por la noche se sa1ió por la Puerta de Carros a observar el trabajo de la perforadora para concretar ,su posición y clase de trabajo, Saliendo el Capitán Vela Hidalgo, el Jefe de Falange Villaescusa y el Teniente de Ingenieros Barber, como técnico, apreciando que el trabajo es de mina, que viene aproximada-mente a la altura del pretil de la Cuesta del Alcázar y que para llegar a los cimientos del mismo necesitan, por la clase especial de este trabajo, unos ocho días: que por la calidad del barreno no deben ser técnicos los que la dirijan, ya que los usan grandes, que pueden dar lugar a variaciones muy notables en la dirección, en vez de usar muchos y pequeños. A Puerta de Hierro la hostilizaron sin intensidad, el resto de la. noche transcurrió sin novedad. Bajas en este día Un herido.

7 de Septiembre.-Lunes

A las 7,45 rompen el fuego las piezas de 15,5 cm, y las de 7,5 cm. sobre sus acostumbrados objetivos, las primeras sobre el Torreón N. O, y las segundas sobre la Compañía de Tropa y alrededores, causando más desperfectos, sobre todo en el torreón que está tan batido, que puede derrumbarse de un momento a otro, Duró el fuego hasta las 13,10, lanzando setenta y nueve granadas de 15,5 cm, y alrededor de cien las piezas de 7,5. Por la tarde, a las 16,45, rompen el fuego otra vez sobre los mismos objetivos, durando el fuego hasta las 18,35 y lanzando treinta y cinco granadas de 15,5, que no consiguieron aún derrumbar el torreón. A las 18 vino de Madrid un trimotor enemigo y bombardeó el Alcázar, lanzando diecisiete bombas, algunas de cincuenta kilos, causando desperfectos en las puertas de la galería del Patio principal, durando el bombardeo cuarenta y cinco minutos. Por la mañana, a las 11,30, unos falangistas hicieron una salida, resultando muerto el falangista Maximiliano Flink, quedando su cadáver en un sitio muy batido; salió a recogerlo su compañero Godofredo Bravo, que quedó muerto en el cruce de calles y también en un sitio muy batido, un tercero, José Canosa, logró atar el cadáver del primero, y un cuarto, losé Berzosa, retiró el del segundo, quedando el de Flink para retirarlo de noche, ya que en pleno día era aumentar las bajas, Se distinguió notablemente en estas operaciones el falangista losé Conde, que resultó herido. Sobre las 22 salieron los falangistas a retirar el cadáver de Flink, lo que lograron valerosamente en medio de un nutrido fuego enemigo, que tenía gran empeño no sólo en que no se retirase el cadáver, sino en apoderarse de él. El paqueo durante la noche y madrugada fue bastante intenso por el frente Sur, sitio donde cayeron los falangistas por la mañana. Los ruidos subterráneos se siguen oyendo con más intensidad. Bajas en este día,-Cuatro muertos y nueve heridos.

8 de Septiembre,-Martes

A las 8,35 empiezan el fuego las piezas del 15,5 disparando treinta y seis granadas sobre el Torreón N. O., al que consiguieron derribar al veintinueve disparo, causando en su caída grandes desperfectos e interceptando por completo la Cuesta del Alcázar, derribando las casas de enfrente del frente O. E.; terminó el fuego a las 11,5 horas. El resto del día fue tranquilo, pues no hubo ni casi paqueo. A las 22,30, desde las casas del frente S., un parlamentario, el Comandante Rojo, solicitó una entrevista con el Coronel, que la concedió a las 9 de la mañana, dándole toda clase de garantías. Bajas en este día,- Tres heridos.

9 de Septiembre, Miércoles

A las 9 de la mañana y sin oírse ningún disparo en los dos campos como se había convenido, avanzó por la puerta de Capuchinos el Comandante Rojo con bandera blanca, indicándosele desde los puestos se trasladase a la Puerta de Carros, donde fue recibido por el Comandante Piñar y Capitán Alamán, designados por el Sr, Coronel, los cuales, como prescribe el Reglamento de Campaña, le vendaron los ojos y le condujeron a presencia del Coronel. A las 9,45 marchó con las mismas formalidades. Trajo unas condiciones de rendición que, como todas, pase lo que pase, fueron rechazadas, y en vista de esta contestación unas amenazas de estrechar lo más posible el cerco, bombardeo y asedio por todos los medios. A las 10,45 empezó el fuego de artillería de todos los calibres, teniendo las piezas del 15,5 como objetivo la fachada N, en su parte occidental y principio de la 2ª Compañía, disparando treinta y cuatro granadas. A las 16,10 se presentó una escuadrilla de tres aviones que arrojan bombas por el Cerro de los Palos, Cuesta del Alcázar y una en el Torreón N. O., que no llegó a explotar después de atravesar el techo y dos pisos de escalera de hierro.

No se pudo averiguar exactamente si eran aviones enemigos o no, aunque por la altura de vuelo, modo de bombardear y sitios batidos, la mayoría opinó eran aparatos nuestros. Estuvieron evolucionando hasta las 16,55, a esta hora volvieron a romper el fuego las piezas de artillería, disparando sobre el mismo objetivo hasta bien cerrada la noche cuarenta y una granadas de 15,5 y unas setenta y cinco de 7,5 sobre la Compañía de Tropa. Hasta las 24 dispararon las piezas con grandes intervalos de dos o tres disparos de 15,5, La observación acusó la entrada de unos autos, al parecer con reflectores, lo que así fue, pues sobre las 21 emplazaron unos que iluminaban todo el Alcázar desde el N., suponiendo sería para tirar de noche, como así fue efectivamente, A las 4 de la mañana y conforme a órdenes del Comandante Militar, se hizo una salida por diversos elementos de las distintas Unidades y Agrupaciones, a las órdenes del Capitán Vela Hidalgo, para encontrar la boca de la mina, que no se pudo encontrar. se tuvo fuego con el enemigo, al que se le sorprendió en esta operación, y se quemaron varias casas, que pueden estorbar los trabajos de dicha mina. Por observaciones se saca en consecuencia que la mina que en un principio iban a utilizar y que se dirigía al Torreón S. O. la continúan con perforadora, suponiendo se hayan enlazado las dos y tengan la misma entrada; se cree que el seguir la primera sea debido a que con la segunda estén más distantes y les surja llegar cuanto antes a sus propósitos. Bajas en este día, Un muerto y tres heridos.

10 de Septiembre, Jueves

Durante la noche y madrugada y con grandes intervalos, las piezas de 15,5 hacen tres o cuatro disparos sobre el Patio del Alcázar, que causan más molestias y ruido que efectos materiales. El paqueo a estas horas es más intenso que otras noches. A las 6,5 rompen el fuego las piezas de 15,5, batiendo la fachada N. y el Patio en su centro y ángulo S. O., causando bastantes destrozos con las noventa y cinco granadas que dispararon, hasta las 10,45 que cesó el fuego. A las 16,55 rompen otra vez el fuego sobre los mismos objetivos y no paran hasta el día siguiente, si bien cuando es de noche cerrada los hacen con un ritmo mucho más lento, disparando unas ciento cuarenta y nueve granadas. A las 20 el enemigo dice desde las casas ,que ocupan en el frente S. que el Gobierno ha accedido a la petición del Coronel Comandante Militar y envía al Canónigo Vázquez Camarasa para que nos asista espiritualmente y que vendrá por el mismo camino que trajo el Comandante Rojo y llegará a la misma hora para estar tres horas, que era lo máximo que concedían. El Sr. Coronel pidió un sacerdote voluntario para que estuviese con nosotros, pero sólo se accedió a lo anterior. Bajas en este día.-Un muerto y trece heridos.

11 de Septiembre.-Viernes

A las 4 de la mañana y dirigida por el Comandante Araujo, se efectuó una salida con fuerzas de Falange, Escuela, Academia y Guardia Civil, para tratar de encontrar la boca de la mina, objetivo que no se pudo lograr por haberse fortificado y ocupado todas las casas de los alrededores. A las 6,5 rompen las piezas de 15,5 el fuego con las de 7 5, batiendo la Compañía de Tropa y Lavaderos, causando grandes desperfectos, así como en el Picadero y Comedor de Alumnos. A las 9 cesó el fuego y a esta hora, conforme lo pactado, apareció por el frente S. con un crucifijo en la mano y vestido de paisano el Canónigo Sr. Vázquez Camarasa, que fue entrado lo mismo que el anterior parlamentario. Durante su estancia dijo la Santa Misa, ofreció la comunión después de dar la absolución general a los que no habían comido nada y a los heridos y enfermos. A las 12 se marchó con las formalidades reglamentarias. Por la tarde, ni desde las 9 de la mañana, tiró la artillería de 15,5 y la de 7,5 sólo hizo un disparo sobre las 15 horas. Las granadas disparadas durante el día fueron sesenta y dos del 15,5. Durante la noche tiró otras doce de 15,5, que tuvieron como objetivo el Patio, haciendo un total de setenta y cuatro granadas. De 19 horas a 19,15 pide el Comandante Rojo hablar con el Coronel sobre evacuación de mujeres y niños, con-testándosele negativamente. A las 20,30 se oyó un fuerte fuego de fusilería y petardos en dirección de zig-zag y Puerta de Carros, producido por el enemigo ante la alarma de una salida que creyó nuestra, el resto de la noche sin novedad. Las explosiones subterráneas se siguen oyendo en ritmo periódico de tres horas, aproximadamente. Bajas en este día,-Un muerto y seis heridos.

12 de Septiembre.-Sábado

A las 6 de la mañana rompen el fuego las piezas de 15,5 que nos tienen en pie durante todo el día, teniendo como objetivo el Patio en sus fachadas O. E., S. y parte del O. E” causando enormes destrozos, disparando ciento cincuenta y nueve proyectiles del 15,5 y muchos más del 7,5, que, como siempre, disparaban contra la Compañía de Tropa. Los ruidos subterráneos se oyen y suceden con regularidad. Todas las familias se trasladan a los sótanos inferiores y sótanos E. y Norte. La noche transcurre con relativa tranquilidad, Bajas en este día. Un fallecido y dos heridos leves.

13 de Septiembre, Domingo

A las 7 rompen el fuego las piezas de 15,5 cm. sobre el mismo objetivo del día anterior y con pequeños intervalos, tirando durante todo el día y parte de la noche, disparando cien proyectiles del 15,5 y otros tantos de pequeño calibre sobre la Compañía de Tropa, que causaron bastantes destrozos en la galería E. O. y fachada S. de piedra. No dispararon durante la tarde. Por la noche, a las 19, anunciaron desde las casas de los alrededores de la fachada S. que un diplomático chileno quería hablar con el Coronel para tratar que salgan las mujeres, niños y rehenes, que están en el Alcázar, contestándosele que no puede ser el tratar con sus parlamentarios y que lo que quieran lo hagan con el Gobierno de Burgos, con el que nosotros tenemos comunicación constante y que ellos nos ordenen lo que tenemos que hacer, siempre que las contestaciones sean por conducto de los Generales Franco o Mola y con autógrafos de ellos. No se pudo terminar la contestación porque al oír lo de tratar con el Gobierno de Burgos hicieron tres disparos a la ventana e insultaron de manera violenta los encarga- dos de dar la contestación del Coronel. Los compresores dejaron de funcionar, por lo que se trasladaron los enfermos y heridos a locales más resguardados, que son provisionales mientras se les preparan los definitivos; se desalojan los sótanos en el frente O. e inmediaciones de la escalera. Bajas en este día, Un herido y un contuso.

14 de Septiembre.-Lunes

Por la mañana se siente la marcha irregular de los compresores y también por el servicio de escuchas se percibe trabajo de barreno a mano, y en el Torreón S. O. parece oírse la pata, suponiendo vengan a muy a flor de tierra; incluso que no puedan aparecer los de este lado, debajo del último de los sótanos. A las 8, 15 horas empezó el fuego por la artillería de los dos calibres y contra los objetivos acostumbrados y con cadencia muy lenta dispararon las piezas de 15,5 cm. treinta granadas hasta las 11,30 en que terminó el fuego, no volviendo a tirar en todo el resto del día. La enfermería se trasladó definitivamente a los locales más seguros, para caso de que la mina funcionase. El día fue de paqueo más intenso y al anochecer fueron lanzados por el enemigo bastantes petardos contra el frente O. por las proximidades de la Puerta de Carros y Puerta de Hierro. Por la noche se intensificó mucho el paqueo por todos los frentes. El enemigo, desde San Servando, estuvo cerca de media hora insultando y diciendo que soltáramos a las mujeres, niños y rehenes lo antes que pudiésemos, porque si no ya iba a ser tarde. Se ve tienen gran interés en coaccionar al mando por este procedimiento y conseguir así lo que no conseguirán de ninguna manera, nuestra destrucción. El Coronel Comandante Militar publicó una orden para levantar el ánimo a las gentes diciéndoles no hagan caso de bulos propagados por el enemigo que las columnas nuestras están muy próximas y que hay que resistir hasta última hora, ya que la parte peor ha sido pasada. Bajas en este día.-Siete heridos.

15 de Septiembre.-Martes

Empezó la artillería de 15,5 a disparar a las 6,45 horas y con ritmo lento lanzaron hasta las 10,45 veinte granadas que ocasionan grandes desperfectos en la fachada S., bastante estropeada por los disparos anteriores. La observación acusa un camión que lleva a remolque una pieza al parecer de calibre mediano, que va por la carretera de Cobisa a Argés. Los ruidos subterráneos se perciben perfectamente, y el trabajo de la mina es normal, oyéndose periódicamente las explosiones. A las 12,50 y desde el Campamento de los Alijares, donde ha sido emplazado la pieza que acusó la observación, y que es de calibre de 15,5 cm., rompe el fuego contra la fachada E. y con preferencia sobre el Paso Curvo y sobre la escalera por su puerta de acceso; duró el fuego hasta las 18 en que ya no actuó la artillería desde ninguno de los dos emplazamientos. La tarde y noche han sido intensos en paqueos y lanzamientos de petardos sobre la avanzadilla de Puerta de Hierro. Se siguen oyendo las explosiones de la mina con regularidad. Bajas en este día.-Cinco muertos y cuatro heridos.

16 de Septiembre,-Miércoles

A las 7,45 horas rompen el fuego las dos piezas de 15,5 cm. emplazadas en el olivar y otras dos del mismo calibre emplazadas en los Alijares, batiendo las primeras la fachada 5. y ángulo S. O. del patio y las segundas la fachada E., empezando a abrir brecha por las ventanas de la sala de Oficiales que está lateral a la Biblioteca de Caballería. A las 11,45 se oyeron siete explosiones subterráneas, al parecer de la mina dirigida al Torreón S. O. La otra mina no trabajó en todo el día. A las 17 rompen otra vez el fuego las piezas de 15,5 y con cadencia no muy rápida, lanzaron ciento cuarenta y cuatro granadas hacia las 19 en que cesó el fuego. También las piezas de 7,5 hicieron algunos disparos. A las 11 se presentaron tres aviones nuestros que hicieron un reconocimiento y bombardearon Zocodover, marchando después en dirección a Ávila; minutos después aparecieron dos cazas enemigos que evolucionaron sobre los Alijares y se marcharon en dirección a Madrid. La tarde transcurrió con relativa tranquilidad. Por la noche, bajo la dirección del Comandante Araujo, con fuerzas de la Compañía de Tropa de la Academia y Guardia Civil alojada en ella, se retiran cuarenta sacos de trigo de los que doce fueron repartidos para el personal del Alcázar. Durante esta operación, desapareció el Teniente D. Fernando Barrientos, de la Escuela Central de Gimnasia. El resto de la noche transcurrió con paqueo intenso. Bajas en este día.-Un muerto, tres heridos y tres contusos.

17 de Septiembre.-Jueves

A las 8,10 rompen el fuego las piezas del 15,5 cm. de los dos frentes, y hasta las 9,30 lanzan diez proyectiles; baten el frente E. y el ángulo S. O. del patio. La observación de las minas no acusa ruido subterráneo alguno, por lo que se dan órdenes para el traslado definitivo de mujeres, niños, Enfermería y Capilla, que quedan instalados definiti- vamente en los sótanos del frente N, y anejos, y parte del sótano E., dejando solamente puesto en las proximidades de la Puerta de Carros que, de cuando en cuando, mandan un observador; la Enfermería quedó establecida en el Parque de Armamento, y la Capilla en la sala del botiquín antiguo. A las 17 rompen el fuego otra vez las piezas de 15,5 de los dos frentes, habiendo acusado la observación momentos antes el emplazamiento de una 3ª. pieza del 15,5 en el Campamento de los Alijares; dispararon diez granadas. Momentos después se acusa por la observación el emplazamiento de dos piezas más del calibre 15,5 en el Campamento de los Alijares, que hacen un disparo sobre la fachada E. para tener corregido el tiro. Al anochecer y por la noche, el paqueo fue muy intenso en todo el frente. El motor compresor funcionó también, por lo visto, con miras a desorientar a la guarnición sobre la terminación de la mina. Termina el día sin más novedad. Bajas en este día.- Tres heridos.

18 de Septiembre.- Viernes

En las primeras horas de la madrugada, sigue el paqueo intenso del día anterior, que va aumentando e incluso toma parte en el fuego las piezas de 7,5 cm., que baten la Sección de Tropa. El ruido del compresor se sigue oyendo, pero como no se ha oído la perfora- dora desde el día anterior, se supone que sea con ánimo de desorientarnos, lo que no se logra puesto que están tomadas las medidas posibles puestas a nuestro alcance. A las 6,5 de la mañana rompen las piezas de 15,5 desde los dos emplazamientos un violento fuego sobre el frente E., Compañía de Tropa, Patio del Alcázar y frente O. por el interior. A las 6,31, cuando llevaban disparadas treinta y seis granadas, se oye una detonación más fuerte seguida de muchísimo humo negro, que invadió todos los locales, y hacer creer a todo el mundo ha sido un cañonazo en sus inmediaciones; se comprueba acto seguido ha sido la explosión de dos minas, que ha derribado el Torreón S. O. y casi toda la fachada O., más toda las casas de los frentes O. y S. en su mitad derecha. Inmediatamente a esto un tiroteo intensísimo en todos los frentes, en especial N. y O. nos anuncia el asalto, que es rechazado con gran espíritu por todas las fuerzas sin distinción. A las 13 horas se puede considerar que el ataque ha fracasado, aunque el tiroteo sigue intenso en los frentes N. O. y E. El enemigo por los escombros del Torreón N. O. y procedentes del zig-zag coronaron ésta y allí se hicieron fuertes, lanzando granadas de mano por el techo de las galerías y habitaciones del frente O.; costó gran trabajo ocupar las ruinas por encontrarse todas las escaleras obstruidas y rotas, y con escaleras de mano empalmadas y escalas marinas se pudo ocupar esa parte, la más peligrosa, cogiendo al enemigo una bandera que tenía para ponerla en su creencia en la victoria. Al mismo tiempo atacaron también por el Corralillo y Puerta de Hierro, ataques que también fueron rechazados, a pesar de intervenir en Puerta de Hierro un tanque de artillería que forzó la verja y separó los coches que había de barricada, pero que tuvo que retroceder ante el empuje de nuestras fuerzas de la Compañía de Tropa y la instalada en el Comedor y Lavadero.

Como a las 10,20 iba decayendo el empuje del enemigo, rompen otra vez el fuego las piezas del 15,5 de los Alijares, y hasta las 13,10 horas disparan setenta y dos granadas; a esta hora callan las piezas y sigue el paqueo muy intenso, sobre todo por el frente S. A las 11 aparecen dos aviones nuestros que hacen vuelos de reconocimiento sobre nosotros; al poco rato aparecen tres aviones enemigos que también vuelan en reconocimiento, y cuando éstos se retiran, aparecen cuatro más enemigos, que, como los anteriores, hacen reconocimientos y observación. El paqueo sigue muy intenso, y a las 18,30 rompen el fuego otra vez las piezas de 15,5 de los dos emplazamientos y, con ritmo muy lento, baten sus objetivos acostumbrados. Como los caballos y mulos corren el peligro de ser batidos en la cuadra de los Fregaderos, donde habían sido llevados por el mismo motivo, se trasladan otra vez a las cuadras de los sótanos laterales a la Piscina. El fuego de la artillería sigue con ritmo lento. La comida de este día ha sido distinta a las normales por haber estropeado la artillería de 15,5 la carne de caballo y mulo preparada para este fin; consistieron la primera en arroz con chorizo y bacalao, y la segunda arroz y judías. La artillería de 15,5 bate la parte oriental de Depósito de Armamento; donde se había instalado la Enfermería y parte del botiquín, por lo que inmediatamente se da la orden de trasladar los enfermos a un sitio más seguro, Capilla antigua, en el ángulo N. O., así como el botiquín. La noche sigue con paqueo menos intenso que durante el día, la artillería sigue con ritmo muy rápido, disparando unas setenta y cinco granadas sobre la fachada E., Lavaderos, Paso Curvo, Capuchinos y de vez en cuando a la fachada S. por el interior. El total de proyectiles disparados fueron doscientos setenta y dos. El día transcurrió sin novedad. Bajas en este día.-Trece muertos, cuarenta y ocho heridos y once contusos.

19 de Septiembre.-Sábado

Por la madrugada se oye el fuego de la artillería con el ritmo del día anterior, y hasta las 6,30 disparan las piezas del 15,5 unos setenta y cinco proyectiles. Las tres piezas de 7 5 también tiran sobre la Compañía de Tropa. Han causado grandes desperfectos en Paso Curvo, Puerta de entrada al sótano y Piscina y en el Torreón S. E., llegando a cegar el paso de la Piscina al Paso Curvo, por lo que se comienza a trabajar para establecer las comunicaciones del Alcázar con el Paso Curvo, Comedor de Alumnos y Compañía de Tropa. Por estar en peligro el Depósito de Víveres instalado en el Depósito de Armamento, se da orden de trasladarlo a la habitación que ocupaban antes los productos farmacéuticos en la fachada S. Sobre las 7, apenas la artillería calla, empieza un intensísimo tiroteo por todos los frentes, que nos da la impresión de un ataque en serio como el día de ayer, pues aunque es muy nutrido se observa es desde los edificios que rodean nuestro frente. El Corralillo es donde parece ser más factible, pero tampoco se lanzan al asalto. Las piezas del 15,5 han disparado setenta y cinco proyectiles y las de 7,5 cien.

El paqueo a las 9,30 sigue, pero con mucha menos intensidad. Por la Comandancia Militar se da una orden para que todo aquel que tenga más de una prenda de abrigo, la entregue en el almacén, con objeto de proveer a las fuerzas que hacen el servicio de noche a la intemperie. También se publica una relación de distinguidos por su comportamiento en el ataque de ayer. A las 13,20 horas rompe el fuego las piezas del 15,5 de los dos emplazamientos y lanzan cuarenta y dos proyectiles sobre sus acos- tumbrados objetivos. Al terminar se reproduce el paqueo, aunque no con la intensidad de por la mañana. A las 16,45 la observación del frente E. acusa el paso por la carretera de La Sisla de dos camiones arrastrando dos piezas de artillería, sin poder precisar aún el calibre ni características. Poco después se precisa que son piezas ligeras de campaña de 7,5 cm. El total de granadas disparadas por la Artillería fue de ochenta y ocho, que causaron grandes destrozos en la fachada E., en el Comedor, Distribuidor, Lavaderos, cuya guarnición, por lo duro y peligroso de ese puesto, es relevada por treinta hombres pertenecientes a la Escuela de Gimnasia, Falange y Cuartel Guardia Civil, a las órdenes del Comandante Llorente, Jefe de aquel Batallón.

Por la tarde, a las 13 y a las 16, hubo por el enemigo dos intentos de asalto por el zig-zag y Puerta de Hierro, saliendo inme- diatamente fuerzas de Falange, Escuela y Guardia Civil, a las órdenes del Comandante Méndez, de Artillería, que hacen reconocimiento por estos sitios, poniéndose al habla con los de Puerta de Hierro, cogiéndole al enemigo un fusil, granadas de mano y una bandera roja. La observación acusa el emplazamiento de dos nuevas piezas en el Campamento los Alijares, apreciándose son contra aeronaves, una terrestre y otra de barco, y a poco llega un camión transportando cuarenta y cinco cajas de granadas. El paqueo sigue intenso en todos los frentes y así termina el día. Bajas en este día.-Cuatro muertos, treinta y un herido y dos contusos.

20 de Septiembre.-Domingo

A las 9,30 horas rompe el fuego las piezas del 15,5 de ambos emplazamientos, batiendo las fachadas E, y O, por el interior del patio, disparando hasta las 5,30 ciento cincuenta proyectiles, Desde esta hora sigue el fuego con ritmo más lento, batiendo Únicamente las de los Alijares el Torreón S. E., único que queda, fachada del E” y en ella con más tenacidad, la puerta de acceso de la piscina a la explanada, por donde se efectúan todas las salidas. El Coronel da orden que se releve la guarnición de los Lavaderos por fuerza de los mismos grupos y en la misma proporción, relevándose el Comandante Llorente por el Comandante Lecanda. A las 7 30 se reproduce el fuego de cañón y fusilería, batiendo con insistencia la Puerta de salida de la Piscina por lo que el relevo de la guarnición de los Lavaderos no puede incorporarse a su sitio por impedirlo las piezas del 15,5, que se dedican, como si fuesen un fusil, al disparar al que se asoma por la puerta, no pudiéndose coger la cadencia para avanzar en el intervalo de disparos, por ser completamente irregular. En algunas ocasiones aumenta el fuego de fusil, de tal manera, que parece como si se intentase un asalto, que por lo visto no están muy decididos a llevar a efecto. En esta segunda etapa de fuego de cañón han disparado las piezas del 1 5,5 doscientos proyectiles. Sobre las 13 horas la observación acusa que el enemigo está en el zig-zag, ordenándose una salida a la fuerza de maniobra, que rechaza el enemigo que abandona sus posiciones, La dificultad grande consiste en la salida de la Piscina, ya que la batería está en plan de fusil y por un hombre que vea dispara en seguida con sus consiguientes enormes destrozos. De Puerta de Hierro y 4ª cuadra se reciben noticias de que el enemigo hostiliza con cañón de 15,5 cm., de 7,5 cm., granadas de mano y petardos, que les han causado muchas bajas, por lo que el Sr. Coronel dispone que resistan a toda costa hasta la noche para hacer una retirada ordenada sobre el Alcázar, debiendo traerse todos los elementos posibles, destruyendo los que no se puedan transportar e incendiar los locales. Como la gente se encuentra muy agotada y hay bastante trigo en la Compañía de Tropa, se dispone vaya fuerza de la Guardia Civil del Alcázar para retirar ese trigo. El cañoneo sigue sin cesar con ritmo variable, y hasta las 17,30 desde la última etapa, cien proyectiles más, que hacen un total hasta esta hora de cuatrocientos cincuenta desde que empezó a las 0,30 horas. Sobre las 16 aparecen varios aviones nuestros y enemigos, que evolucionan muy alto, y al rato marchan cada uno a su destino después de observar y reconocer. La artillería sigue disparando con ritmo más lento hasta las 18,30 en que cesa, habiendo disparado en total del día cuatrocientos setenta y dos proyectiles de 15,5 cm. A las 19,30 se tiene todo preparado para la evacuación de la 4ª cuadra, Santiago, víveres y fregaderos. A las 20 salen los Tenientes Del Pino y Catalán con 60 Guardias Civiles para retirar el trigo existente en la Compañía de Tropa. A las 22,30 horas se ha efectuado, con todo orden y sin novedad, la evacuación preparada, inutilizándose el material que no se puede trasladar e incendiando los edificios. El resto de la noche con paqueo intenso, pero sin fuego de artillería. Bajas en este día.- Siete muertos, un fallecido y cincuenta y siete heridos.

21 de Septiembre,-Lunes

Por la madrugada hacen las piezas de 15,5 cm. dos disparos hasta las 7,20 horas, en que rompen el fuego nuevamente. La noche transcurre sin novedad en fuego de artillería. Desde que rompen el fuego por segunda vez con ritmo desigual, baten las piezas de los dos desplazamientos el frente E. y en particular el torreón, único que queda en pie, el S. E., que ya muy quebrantado por días anteriores, logran derribarlos con lo que queda sin defensa la Biblioteca de Infantería, por lo que la fuerza que la ocupa tiene que desplazarse, dejando Únicamente los de servicio en los frentes. Un poco antes de la caída del torreón logran entrar dos proyectiles en la Biblioteca, que no reproducen bajas. El fuego de la artillería cesa a las 18 horas, habiendo disparado un total de doscientos treinta y ocho proyectiles. El paqueo, exceptuando el momento en que cayó el torreón, que fue un poco intenso, no se hizo con la intensidad de los días anteriores. El resto del día y de la noche hasta las 24, fue relativa-mente muy tranquilo. Con el traslado de fuerzas se estudia el nuevo alojamiento para la mejor defensa y situación. Bajas en este día, Cinco muertos, un fallecido, veinticuatro heridos y un contuso.

22 de Septiembre.-Martes

Sobre las 3 de la madrugada empieza el fuego la pieza de 15,5 cm., batiendo en el camino cubierto y fachada E. y hacen catorce disparos hasta las 5. Se supone ignoran la evacuación de Puerta de Hierro, Santiago, Comedor y fregaderos, pues siguen tirando a Puerta de Hierro con petardos y ametralladoras, como si aún estuviese ocupado, indicio claro de su poca acometividad. Desde que cesó el fuego de la artillería no han vuelto a disparar, y en este momento, 10,40, la observación acusa traslado de piezas de 15,5, de las que se llevan dos del campamento y una antiaérea y una del frente N” así como movimientos de gente, a lo que se cree como en plan de marcha; desde luego, el paqueo es mínimo. A las 11 rompen el fuego las piezas de 15,5 cm. del frente N., lanzando unos dieciséis proyectiles, y a continuación empieza un tiro de armas automáticas y de fusil intensísimo, como si fuera para proceder a un asalto; se toman todas las medidas y a la hora va decreciendo y termina, volviendo al poco rato a recrudecerse y por fin queda al paqueo ordinario, aumentando en el frente N, a causa de la evacuación de Puerta de Hierro. Se vieron grupos en el zig-zag y el Comedor de Alumnos, que fueron rechazados. La observación acusa que la pieza de 15,5 cm., de la dirección N. sigue en el mismo sitio, pero que las ligeras y contra aeronaves se las han llevado, así como las del 15, 5 del Campamento de los Alijares, suponiendo sea debido a la presión ejercida por nuestras columnas en su avance sobre Toledo. A las 16 dos cazas enemigos evolucionan sobre Toledo, y a las 18 un trimotor nuestro bombardea Zocodover, el Seminario y Cigarrales de San Servando. El avión en su vuelo es señalado por el enemigo con multitud de bengalas rojas. El resto de la tarde, reducido al paqueo. Por la noche, a las 22,45 se produce una alarma en el sótano O. por oírse en los escombros de Puerta de Carros un derrumbamiento que se supone provocado por el enemigo, viéndose al mismo tiempo un fogonazo; renace en seguida la tranquilidad y así termina el día. Bajas en este día,- Dos muertos, veintidós heridos y cinco contusos.

23 de Septiembre.- Miércoles

A las 5 de la mañana se intensifica el tiroteo sobre el frente N., en el que predominan los petardos y al cuarto de hora cesa, volviendo a su ritmo normal. La observación acusa que las piezas de 15,5 cm. que quedaron en los Alijares se las han llevado y no se puede precisar si definitivamente o para cambiarlas de emplazamiento. A las 8 hay un intento de asalto por el frente N., empleando el enemigo fusiles, armas automáticas y un tanque de artillería, que desde el zig-zag hace varios disparos sobre la parte alta de las ruinas con objeto de batir los puestos colocados en ellas, es rechazado y al cabo de una hora de combate se retiró el enemigo con el tanque. A las 16,10 rompen el fuego las piezas emplazadas al N. y disparan veintinueve proyectiles, batiendo principalmente los escombros acumulados en la Puerta Principal, con objeto de abrir brecha y facilitar el camino al ataque. Algunos proyectiles entran también en el patio, sin que causen grandes destrozos. A las 17,30 terminó el fuego de artillería. A las 18, comienza otro asalto, también sobre la Puerta Principal, y con los mismos elementos que por la mañana, pero con mayor intensidad, asalto que también fue rechazado, durando el combate hasta las 19,15, en que se retiró el enemigo, causándole bastantes bajas. Después quedó sólo un paqueo intenso, que fue decreciendo hasta convertirse en normal. El resto de la noche transcurrió tranquilo. Bajas en este día, Un muerto, veintidós heridos y nueve contusos.

24 de Septiembre.- Jueves

La observación acusa movimiento de coches en gran número por las carreteras de Ávila y Madrid. Las piezas de artillería que estaban emplazadas en los Alijares, no dan señales de vida, suponiéndose han sido llevadas a Madrid en un tren que salió de Toledo muy temprano. Por la mañana hay nutrido paqueo, y a las 10,30 aparece un avión nuestro, que bombardea los alrededores de Toledo. A las 10,45 rompe el fuego una de las piezas de 15,5 emplazadas al N, y con ritmo muy lento bate la fachada O. por el interior y los escombros de la Puerta Principal, así como la parte superior de esta fachada, donde tenemos instalados los puestos de observación, algunos de los cuales consigue cegar. La orden de la Comandancia publica ascensos de distinguidos premios en metálicos y relación de distinguidos al rechazar los intentos de asalto enemigo en los días 18, 22 y 23. A las 12 y a las 16,45 tira la misma pieza anterior con el mismo ritmo y sobre los mismo objetivos anteriores, disparando en total treinta granadas. Al cesar la artillería, el paqueo se reduce y aunque no es muy intenso es bastante molesto, sobre todo en los frentes O. y N. La observación acusa poco movimiento de personal, suponiendo por las noticias capciosas que Unión Radio da, que nuestras columnas están muy cerca, pues desde hace unos días se ignora el sitio de nuestras columnas, porque ni Radio Club Portugués ni Radio Italia se han podido captar bien, y las últimas de éstas nos las situaron en Santa Olalla, Maqueda y próximas a Torrijos. En la emisión de las 22,30 se pudo captar de Radio Club Portugués, que Yagüe, con su columna, había pasado Torrijos, habiendo tomado Barcience y Rielves, y en otra emisión posterior, dice están pasando el Guadarrama. Estas noticias levantan nuestro espíritu de manera notable, aunque éste nunca se ha deprimido por estar dispuestos desde un principio a no rendirse, prefiriendo morir antes. Bajas en este día.-Doce heridos y un contuso.

25 de Septiembre,-Viernes

El paqueo de madrugada es intenso en los frentes 5, y O, y casi nulo en los otros, Por la mañana se percibe claramente el cañoneo de nuestra columna y la del enemigo, y al ser más de día, se percibe claramente las dos baterías que tiene el enemigo emplazadas en las alturas que las proximidades de la casilla del Peón Caminero dominan el cauce del Guadarrama y Venta del Hoyo. Las noticias de la radio siguen siendo excelentes, acusando un gran castigo al enemigo, Se están viviendo los últimos momentos de este asedio, llevado con tanto sacrificio y espíritu por parte de todos. Al avanzar la mañana, tres aviones nuestros bombardean las baterías, y en seguida las baterías de la columna nuestra las localizan, corrigiendo el tiro sobre ellas, neutralizándolas, viéndose al mismo tiempo gente que viene por la carretera de Ávila a pie y en camiones, que son batidos por nuestras baterías, como asimismo los camiones de la batería enemiga, que tiene que abandonar sus posiciones. Sobre las 13, se ve al enemigo que por la carretera de Madrid va en dirección a Bargas, suponiendo que los nuestros van a cortar la carretera de Madrid a esa altura y, por tanto, cortarles la retirada por esta carretera a los que están próximos a Toledo, y desde luego a las piezas de 15,5 de Pinedo, las cuales hasta el momento actual, no han hecho un solo disparo, A las 15, se ve volver al enemigo que iniciaba su marcha sobre Bargas, La observación acusa mucha gente en las cercanías de la Plaza de Toros, como asimismo muchos coches. De la parte de Ávila sigue retirándose gente, por la carretera, y nuestra artillería batiéndolos. Las dos baterías enemigas que fueron acalladas por las de nuestros hermanos, han sido retiradas de sus emplazamientos, no viéndose los nuevos. A las 17 han volado sobre los alrededores de Toledo y en dirección a Ávila tres trimotores nuestros y una escuadrilla de cinco cazas. Concluye la tarde sin variación visible en las posiciones del enemigo. La noche tranquila, pues el paqueo no es muy intenso. Bajas en este día.-Un muerto, doce heridos y un contuso.

26 de Septiembre,-Sábado

La madrugada es tranquila, poco paqueo que sobre las dos aumenta en intensidad, un momento, para en seguida decaer y seguir como antes. Al ser de día se ve una batería emplazada a media ladera cerca de la casa del guarda, y el enemigo a la misma altura a caballo sobre la carretera, pero sin verse a nadie en la cresta, ni enemigo ni nuestro. La observación acusó durante la madrugada gran movimiento de coches de Toledo a Madrid y viceversa, en igual número aproximado en un sentido que otro. A las 7 se siente intenso cañoneo y se ven algunas explosiones de las baterías de nuestra columna. El día va pasando con paqueo que en algunos momentos aumenta su intensidad, pero en seguida vuelve al ritmo lento. Sobre la marcha de las operaciones de nuestra columna no es posible consignar nada fijo, por ignorar los propósitos del mando y no verse desde el Alcázar el sitio donde posiblemente se está desarrollando la acción, que se supone sea una vez pasado el río Guadarrama, marcha en dirección a Bargas a tomar las alturas que dominan la carretera de Madrid y la entrada a Toledo, En los emplazamientos de las baterías enemigas sólo quedan dos piezas que al parecer disparaban en dirección a Bargas. Se ha visto perfectamente por nuestra observación cómo un avión caza enemigo ha batido un trimotor de bombardeo nuestro, arrojándose con paracaídas los cuatro tripulantes, no viéndose el sitio en que hayan podido caer. Durante todo el día se oye el cañoneo lejano que confirma la creencia de que la operación consiste en tomar Bargas, al obscurecer. una batería enemiga emplazada en las proximidades de la carretera de Bargas con la de Madrid tira en dirección hacia Bargas, lo que asegura aún más nuestra anterior creencia. En el resto del día transcurre con paqueo no muy intenso. Bajas en este día,-Un muerto, seis heridos y un contuso.

27 de Septiembre,-Domingo

Durante la madrugada sigue el paqueo como en la noche anterior, y a las 5,30 rompen el fuego las piezas de 15,5 emplazadas en Pinedo, y entre las treinta detonaciones que disparan, se oye una de mayor intensidad que llena de polvo y humo muy negro todas las dependencias del Alcázar, creyendo cada uno haya sido una granada cercana, por lo que se supuso pudiese ser la explosión de un hornillo con fogata, comprobándose lo primero, pues en la explanada E. y cerca del Torreón N. se veía el embudo producido por el hornillo, que tiene aproximadamente unos treinta metros de diámetro por cuatro o cinco de profundidad, como asimismo el aumento que sufrió la brecha hecha por el cañón en esta fachada E. Inmediatamente de la explosión y cañoneo, empieza el intento de asalto que, como siempre, fue rechazado con gran espíritu. Sobre las 7, en que había decrecido el fuego, se vio en la Puerta Principal una gran columna de humo negro y llamas, que se eleva verticalmente, no entrando en el Patio, como era su propósito, estas llamas fueron producidas por el incendio de la gasolina que arrojaban con una bomba; aumentó otra vez el tiroteo, rechazándose por segunda vez este otro intento de asalto. La observación acusa que por el horizonte hacia Bargas se ven las guerrillas de nuestras columnas, que avanzan sin gran resistencia, y como se ven los mandos de las Secciones a caballo, se supone fundadamente sean el Tercio y Regulares, y a más por su perfecta formación en orden de combate. La artillería de nuestra columna bate la Plaza de Toros y después las lomas de Pinedo, donde estaban emplazadas las piezas de 15,5, que apenas terminaron el fuego dejaron el emplazamiento. Se ordena izar la bandera bicolor en las ruinas del Torreón N. O., que apenas es vista por el enemigo intensifica notablemente su fuego. Se toman las disposiciones para establecer contacto con helió- grafo y radio con nuestra columna. Esta sigue avanzando, al parecer, sin gran resistencia, muy cerca de la dehesa de Carrasco, en los mensajes se les saluda, abraza y se les dice resistimos bien. A las 10,50 se oyen una serie de detonaciones subterráneas por las calles que circundan el Alcázar y se supone sean las fogatas que tenían preparadas en los alrededores para caso de una salida nuestra, al mismo tiempo aparatos nuestros bombardean los alrededores del Alcázar y Santa Cruz. A las 12 horas se ven ya perfectamente las guerrillas de nuestra columna por las lomas que dominan el Cementerio, marchando hacia la Fábrica de Armas, no se oye tengan mucho fuego. El Sr. Coronel dispone que por conducto del maestro rehenes se envíen cartas a los dirigentes de Toledo comunicándoles que nosotros en nuestra salida respetaremos sus familias, siempre y como es natural, que ellos hayan respetado las nuestras y las sigan respetando hasta el Último momento. Estos contestaron que no les había ocurrido nada a las familias, las cuales se encontraban bien, aconsejándoles nosotros que se marchasen o rindiesen, para evitar luchas fratricidas en las calles de Toledo; aseguraron respetarían nuestras familias, siempre que los Regulares y Tercio no cometiesen los desmanes que, según ellos decían, venían cometiendo por todos los sitios de paso. Todo esto se les comunicó a las columnas.

El cañón de montaña de 7 cm. que estaba emplazado en el sótano frente a la Puerta de Capuchinos, fue trasladado a la Bibloteca de Caballería, desde donde se batió el camino de Algodor y la carretera de Mocejón, por donde el enemigo se retiraba. A las 14 se nota por el Cerro de los Palos un cañón disparando en dirección a la Fábrica y que en seguida se lo llevan por la carretera de Navalpino. A las 17, tres trimotores de bombardeo nuestros, protegidos por cinco cazas, vuelan sobre el Alcázar bombardeando sobre algunos puntos de Toledo. A esa hora, la columna de nuestros hermanos se encuentra sobre San Eugenio y Pista de Caballería. A las 18,30 avisa nuestra observación que hay Regulares en Zocodover y explanada N. Una vez identificados, pasan por los escombros un Teniente con un pelotón, después sucesivamente va llegando el resto de su Compañía y la 5ª Bandera del Tercio, que pernocta en el Alcázar. Por la noche se consigue hablar con el aparato de luces con el General Varela, que nos saluda y pide datos, que por su naturaleza van destinados a informar al General Franco y periodistas que con la columna vienen. Durante la noche, no se oye un solo tiro. Bajas en este día,- Dos muertos, treinta y nueve heridos y dieciocho contusos.

28 de Septiembre.-Lunes

A las 6 salen del Alcázar la Compañía de Regulares y la 5ª Bandera a ocupar los objetivos designados por su mando; y conforme avanza la mañana, van llegando las distintas fracciones de la columna. Sobre las 10, entra el General Varela, que recorre todas las dependencias. Un sacerdote viene con la columna, dice misa en los sótanos, La Plana Mayor se traslada al Hotel Castilla, y allí empiezan los trabajos de organización de la Capital en sus distintos aspectos, que después se extenderá a la Provincia. Bajas en este día. Tres muertos, seis heridos y un contuso.

Estos archivos, números 1, 2, 3 y 4, forman parte del Diario de operaciones de la Comandancia Militar de Toledo.

Desde el día 18 de Julio al 28 de Septiembre de 1.936 y figuran como APÉNDICE I en la obra de Alberto Risco S.J,

“La epopeya del Alcázar de Toledo” y editado por la Hermandad de defensores del Alcazar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s