Anuncios

Felipe I el Hermoso


Philipp_der_Schöne

Felipe I el Hermoso (1478-1506), rey de Castilla (1504-1506) y archiduque de Austria, perteneciente a la Casa de Habsburgo; fue el primer monarca de una larga y sucesiva lista de miembros de esa importante dinastía, también conocida como de los Austrias, que reinó en los territorios españoles para suceder a la Casa de Trastámara.

Nació el 22 de julio de 1478, en la hoy ciudad belga de Brujas, entonces perteneciente a Flandes, región también denominada habitualmente Países Bajos. Era el primogénito de Maximiliano I (quien desde 1493 sería emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, de ahí que Felipe fuera archiduque de Austria) y de María de Borgoña, duquesa de Borgoña y gobernadora de los Países Bajos. Precisamente, en 1482, al fallecer su madre, heredó el título de gobernador de los Países Bajos.

En septiembre de 1496, contrajo matrimonio con la que sería llamada Juana la Loca, hija de los Reyes Católicos y heredera a partir de 1500 de las coronas de Castilla y de Aragón. Su heredero, Carlos de Gante, el futuro rey Carlos I y emperador Carlos V, nació el 24 de febrero de 1500 y sería el depositario de una vastísima extensión territorial. Dos años antes que Carlos, había nacido la primera hija del matrimonio: Leonor de Austria, futura reina consorte de Portugal y de Francia. En 1501, su esposa dio a luz a Isabel de Austria, que reinaría en Dinamarca y, dos años después, a Fernando I de Habsburgo, décadas más tarde sucesor de su hermano Carlos como emperador. Su quinta hija, María de Austria, nació en 1505 y se convertiría en reina consorte de Hungría y en gobernadora de los Países Bajos. Su última hija vino al mundo dos años después, se llamaba Catalina de Austria y llegaría a ser también reina consorte de Portugal.

La discutida locura de Juana I motivó que la suegra de Felipe I, la reina castellana Isabel I la Católica, nombrara en 1504 regente de Castilla a su esposo, el rey aragonés Fernando II el Católico, en caso de muestras de incapacidad de su hija y hasta la mayoría de edad de Carlos de Gante, su primer nieto. Dos años antes, las Cortes de Castilla y las de Aragón, reunidas respectivamente en Toledo y en Zaragoza, habían declarado a Juana I y a Felipe I herederos de las dos coronas.

El archiduque Felipe de Habsburgo, siempre vinculado a la corte borgoñona y con el apoyo de muchos nobles castellanos, desembarcó en España en abril de 1506 y logró que su suegro, Fernando II el Católico, se retirara a Aragón. Pero solamente pudo reinar en Castilla hasta septiembre, ya que murió súbitamente en Burgos el día 25 de ese mes. El equilibrio emocional e intelectual de su viuda se vio, desde entonces, permanentemente dañado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s