Anuncios

Historia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo OPEP


La OPEP es una organización económica internacional que agrupa a varios de los principales países productores de petróleo con el fin de coordinar sus políticas petroleras, conseguir la estabilidad del mercado mundial y garantizar los máximos ingresos posibles para los productores y un adecuado suministro a los consumidores de tan importante producto. Fue creada en 1960 en el marco de la Conferencia de Bagdad, y actualmente está integrada por Arabia Saudita, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Gabón, Indonesia, Irak, Irán, Kuwait, Libia, Nigeria y Venezuela (Ecuador se dio de baja en 1992).

Objetivos

Los fines básicos a los que se dirige la acción de la OPEP son los que, a grandes rasgos, se esbozaron anteriormente: coordinar y unificar las políticas petroleras de los países miembros y determinar los medios más adecuados para la salvaguarda de sus intereses colectivos e individuales, así como establecer las modalidades necesarias para asegurar la estabilidad de los precios en los mercados internacionales del petróleo, evitando fluctuaciones perjudiciales. En suma, se pretende favorecer los intereses de los países productores (económicos y de índole) y garantizar al mismo tiempo el derecho de los consumidores a contar con suministros y el de las industrias petroleras a rentabilizar los capitales invertidos.

En sucesivas reuniones de la organización se han concretado esos propósitos y se han fijado objetivos concretos que han pasado a formar parte de sucesivos documentos de intenciones. Así, la Declaración de Política Petrolera de los Estados Miembros orienta sobre las prioridades de la organización: explotación directa y desarrollo de los recursos de hidrocarburos; participación en el capital de las concesiones existentes; fijación de una serie de reglas de conservación que deben respetar las compañías operadoras, y determinación por cada gobierno de los precios de referencia fiscal, para evitar su deterioro con relación al de los bienes manufacturados y comercializados internacionalmente. En la XXXII Conferencia, celebrada en Viena en 1973, se definió de la siguiente forma uno de los objetivos esenciales de la OPEP: conseguir el acceso de las industrias actuales y futuras de los países miembros a la tecnología y mercados de los países industrializados. Por último, en la Declaración Solemne de la Conferencia de Soberanos y Jefes de Estado de los Países Miembros, celebrada en Argel en 1975, se recogieron nuevas orientaciones de política general en el marco del nuevo orden internacional surgido tras la depresión económica de comienzos de la década, y se fijaron las bases para la futura política de precios del crudo. Los objetivos pretendidos en relación a esta cuestión sirven para comprender la política desarrollada por la OPEP en las dos últimas décadas: el precio del crudo debe fijarse de manera que quede protegido frente a la erosión producida por la inflación mundial, y se conserve el poder adquisitivo real de los ingresos por ventas de petróleo; debe reflejar el valor de escasez que su carácter de recurso no renovable le confiere; debe reflejar igualmente la cualidad de insustituible que tiene en determinados sectores, en los cuales no puede ser reemplazado por fuentes alternativas de energía, y debe fijarse a la luz de las condiciones de disponibilidad, utilización y coste de otras fuentes alternativas de energía.

152858850

Historia

La OPEP nació a raíz del conflicto que enfrentó a comienzos de los sesenta a países productores y compañías petrolíferas, motivado por la reducción unilateral de los precios de referencia operada por estas últimas. La crisis empezó por una decisión tomada por el gobierno norteamericano de eisenhower, que estableció cuotas obligatorias para la importación de crudos. Esto obligó a las compañías petrolíferas a colocar su producción sobrante en nuevos mercados, el europeo principalmente, lo que originó una caída inmediata de los precios. Las compañías comenzaron entonces a sufrir presiones de los consumidores, que les instaban a bajar los precios de referencia. Sin embargo, los países productores rechazaron esa medida, ya que los precios de referencia eran la base del sistema fiscal establecido entre países y compañías. Un descenso de aquéllos significaría una drástica reducción de los ingresos obtenidos por los países productores en concepto de impuestos derivados del petróleo. Las compañías, ante la disyuntiva planteada, optaron por satisfacer a los consumidores y redujeron el precio de referencia en un 8%. Ante esto, los países productores reaccionaron rápidamente y la Liga Árabe convocó en El Cairo el I Congreso de Petróleo Árabe, al que asistieron Venezuela e Irán como observadores. En él se instó a las compañías a no tomar decisiones unilaterales y consultar con los productores, y se sentaron las bases para la futura creación de un organismo conjunto que pudiese enfrentarse con garantías de éxito a las poderosas compañías petrolíferas. Los principales impulsores del proyecto fueron Abdullah Tariki y Pérez Alfonso, responsables petrolíferos de los gobiernos de Arabia Saudita y Venezuela, respectivamente.

En agosto de 1960, las compañías volvieron a reducir unilateralmente los precios de referencia de los crudos de Oriente Próximo, entre un 2% y un 5,5%, y en septiembre, los países productores que promovían la asociación se reunieron en la Conferencia de Bagdad, convocada por el gobierno de Irak y a la que acudieron Arabia Saudí, Kuwait, Irán y Venezuela, además del país organizador. En esa reunión, además de aprobar un compromiso para restaurar los precios al nivel anterior a las reducciones y asegurarse de que no volvieran a producirse decisiones unilaterales, se creó formalmente la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Desde su nacimiento, la OPEP ha atravesado por momentos de auge y otros de gran debilidad y división interna. Uno de los puntos culminantes de su corta historia fue la crisis petrolífera de 1973, cuando la organización decidió aumentar el precio del petróleo en dólares en un 11%, debido principalmente a la fuerte devaluación de la moneda norteamericana. A raíz de ello, la OPEP creó un año después el fondo de compensación para los países en desarrollo, afectados por el encarecimiento del petróleo. El poder de la OPEP se reforzó durante este conflicto, de tal manera que nunca más fue necesario consultar con las compañías para fijar los precios del petróleo. Sin embargo, a partir de 1976 comenzaron las disensiones entre los países miembros acerca de la política de precios, lo que provocó el que durante un período existiese un doble precio de mercado, situación a la que puso fin la Conferencia de 1977.

La Revolución Islámica de Irán tuvo una influencia decisiva en la política de la organización, ya que la brusca reducción de la oferta producida por el cierre de las explotaciones petrolíferas iraníes afectó decisivamente al mercado. Los precios aumentaron considerablemente y la OPEP decidió permitir a cada país miembro agregar los precios adicionales que considerase oportunos en función de sus circunstancias. Esto originó un desbarajuste del mercado y acabó por provocar una segunda crisis del petróleo. A partir de entonces desapareció la unidad de acción dentro de la OPEP, que ya no fue capaz de impedir que cada país fijara sus propios precios. El mayor logro fue que en 1980 se fijara un precio máximo para el crudo. Se dice que a partir de entonces la OPEP ya no se reúne para decidir el precio del petróleo sino más bien para fijar los márgenes del desacuerdo entre sus miembros respecto al mismo. Los siguientes años vinieron marcados por la limitación de la producción, debido a la existencia de grandes excedentes, las divergencias entre los países miembros y sus incumplimientos de las cuotas pactadas, así como por la guerra de precios mantenida contra los países productores no miembros de la organización. A comienzos de los noventa tuvo lugar el conflicto del Golfo Pérsico, que reavivó las tensiones dentro de la OPEP.

Estructura

La OPEP se estructura en cuatro órganos principales:

  • Conferencia de Representantes. Es el órgano supremo y está compuesto por delegaciones de los países miembros. Se reúne dos veces al año bajo la autoridad de un Presidente nombrado en la propia reunión, y toma sus decisiones por unanimidad. Es competencia de este órgano fijar la política general de la organización y las modalidades de su ejecución, decidir sobre la admisión de nuevos miembros, nombrar al presidente del Consejo de Gobernadores y al Secretario General, encargar al Consejo de Gobernadores la elaboración de informes o la presentación de recomendaciones sobre asuntos de interés para la organización, así como decidir sobre ellos, y aprobar el presupuesto de la organización y las enmiendas al Estatuto.
  • Consejo de Gobernadores. Está integrado por los gobernadores nombrados por cada uno de los países miembros y tiene la misión de dirigir la administración de la OPEP y ejecutar las decisiones de la Conferencia. El mandato de los gobernadores es confirmado por aquélla por un período de dos años.
  • Secretariado. Es el órgano ejecutivo y está compuesto por el Secretario General, nombrado por la Conferencia para un período de tres años, y su personal subordinado, que se organiza en diversos departamentos de apoyo: División de Investigación, Departamento de Personal y Administración, Departamento de Información Pública y Agencia de Noticias OPECNA. La sede del Secretariado está desde 1965 en Viena (anteriormente estaba en Ginebra).
  • Comisión Económica. Fue creada en 1964 como órgano especializado permanente encargado de la política de precios de la OPEP.

Como complemento a la estructura institucional básica la Conferencia ha creado una serie de órganos especializados: Comité sobre Asuntos Financieros y Monetarios (1985), Comité de Coordinación para las Actividades de las Compañías Petroleras Nacionales de los Países Miembros (1967) y Comité de Estrategia a Largo Plazo (1978). Por último, es necesario referirse al Fondo de la OPEP para el Desarrollo Internacional. En origen era sólo una cuenta especial internacional creada en 1976 y de la que eran propietarios los miembros de la organización, a la cual se dotó de personalidad jurídica en 1980 con el fin de convertirla en una agencia internacional para la ayuda financiera a los países en vías de desarrollo, la cual se proveyó de un aparato organizativo al frente del cual se encuentra un Director General. El Fondo lleva a cabo múltiples actividades de crédito y coordina los programas nacionales de las agencias de los países miembros, además de colaborar con otras organizaciones de ayuda al desarrollo, a las cuales cede parte de sus recursos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s