Anuncios

Origen de la Universidad


Una universidad (del latín universitas , – atis ) es un establecimiento o conjunto de unidades educativas de enseñanza superior e investigación .

Se puede ubicar en uno o varios lugares llamados campus . Otorga grados académicos y títulos profesionales .

Surgida en la antigüedad, adopta su nombre en la Edad Media europea y se extiende con las colonias de Europa. En la actualidad se observan varios modelos: islámica, inglesa, francesa, española, estadounidense, alemana, latinoamericana, japonesa, china, etc.

631.-Origen-de-la-universidad

Las universidades más antiguas

Muchas civilizaciones antiguas tuvieron centros de altos estudios. En China se encuentra la más antigua universidad registrada, la Escuela Superior (Shang Hsiang) imperial durante el período Yu (2257 a. C. – 2208 a. C.). La actual Universidad de Nankín se remonta a la Academia Central Imperial de Nanking, fundada en el año 258. La Universidad de Hunan (Changsha) es continuidad, incluso geográfica, de la Academia Yuelu fundada en el 976.

La Universidad de Takshashila, fundada en Taxila (Pakistán) alrededor del siglo VII a. C., entregaba títulos de graduación. La Universidad de Nalanda, fundada en Bihar (India), alrededor del siglo V a. C., también entregaba títulos académicos y organizaba cursos de post-grado. En Grecia, Platón fundó la Academia en el año 387 a. C.

Las universidades persas y árabes

Las universidades persas y árabes parecen ser origen de la universidad moderna. Durante el siglo IV y finales del V funcionan las famosas Escuelas de Edesa y Nísibis, fundadas por sirios cristianos (nestorianos), comunidades de maestros dedicadas a la exégesis bíblica. En 489, los cristianos nestorianos son expulsados del Imperio bizantino, liderados por Nestorio Patriarca de Jerusalén, se trasladan a Persia. Allí son bien recibidos para establecer la Escuela de Medicina de Gondishapur, que se hará famosa en todo el mundo.

En 529 Justiniano I cierra la Academia de Atenas, para lograr la unidad religiosa en los centros de estudios del Imperio romano. Entre 637 y 651 los musulmanes árabes derrotan al Imperio persa de los sasánidas y se apoderan de Gondishapur. A finales del siglo VIII la Escuela de Gondishapur se traslada a Bagdad, donde se reorganizará como el Bayt al Hikma, “la Casa de la Sabiduría”, para traducir obras científicas de médicos y filósofos griegos como Aristóteles, Hipócrates, Galeno y Dioscórides.

En el siglo VIII aparecen los hospitales, que se vinculan con las escuelas de medicina, creándose un sistema laico, tolerante y riguroso que dará fama mundial a aquellos establecimientos. Nace el college, futuro sistema de los altos estudios estadounidenses. Existen registros de los estrictos exámenes y numerosos cursos de la Escuela de Medicina de El Cairo.

Algunas de las más famosas universidades fueron:

  • Universidad de Bagdad ( Bayt al Hikma , a fines del siglo VIII): allí enseñó e investigó el famoso sabio Al-Razi (Rhazes) (865-925).
  • Universidad de Samarcanda : contaba con un importante observatorio.
  • Universidad al-Karaouine en Fez (Marruecos): fundada en 859 , aún en actividad. Allí enseñó Maimónides , Al-Idrisi y Hasan bin Muhammed al-Wazzan al-Fasi (León el Africano) , entre otros.
  • Universidad de Damasco : con su Escuela de Medicina en 1158 es el centro científico de Siria .
  • Universidad de El Cairo ( Al-Azhar , 988): funcionó sin interrupción hasta nuestros días. Allí enseñó también Maimónides (1135-1204) e Ibn Jaldún (1332-1406), entre otros.

A fines de la Edad Media , en el África subsahariana de la mano del Islam, se fundan universidades como las del Reino de Songhai , con capitales en Gao y Tombuctú .

Las universidades árabes decaen cuando Córdoba cae en poder de los castellanos en 1236, y Bagdad bajo los mongoles en 1258. Sin embargo ello no impide que allí aparezca Ibn Jaldún (1332-1406), el primer sociólogo de la historia y profesor de las universidades al-Karaouine y al-Azhar.

Entre las aún existentes están: al-Karaouine, en la ciudad de Fez (Marruecos) , fundada en 859 , la de Hunan ( Changsha , China), en 976 y la de Al-Azhar ( El Cairo , Egipto ), en 988 .

¿Como se organizaba la Universidad?

El siglo XIII es el siglo de las universidades. Los intelectuales siguiendo el espíritu de agremiación de la época se organizan en una corporación universitaria. La naciente universidad tiene que luchar contra intereses políticos y religiosos saliendo victoriosa y consigue tres privilegios: La autonomía, el derecho a huelga y el monopolio de los grados universitarios.

La universidad medieval tenia cuatro facultades: arte , derecho, medicina y teología y otorgaba títulos de Bachiller, licenciado, maestro y doctor. Los métodos de enseñanza en la universidad medieval se pueden reducir a tres, a saber: LA LECTIO (LA LECCIÓN), LA QUAESTIO (LA CUESTIÓN) y LA DISPUTATIO (LA DISPUTA).

La disputatio (disputa) señala el culmen de la pedagogía medieval, pedagogía activa que exigía que estudiantes y profesores estuvieran al tanto de los problemas cotidianos (nacionales, internacionales y regionales), manteniendo así a la universidad en contacto permanente con la vida.

ori_univ_3 ori_univ_5 ori_univ_sal ori_univ_6 ori_univ_4 ori_univ_2

PALABRAS CLAVE

Universidad medieval – método Escolástico – Historia medieval – Santo Tomás de Aquino

1.- EL NACIMIENTO DE LAS UNIVERSIDADES. Siglo XIII

El siglo XIII es el siglo de las universidades, porque es el siglo de las corporaciones urbanas. En las ciudades los que practican un mismo oficio se organizan para defender sus intereses. Los comerciantes, y los artesanos se agrupan en gremios. Conquistada la libertad económica por los gremios, se institucionalizan las libertades políticas en forma de comunas. Gremios económicos y comunas políticas constituyen el gran movimiento corporativo de la época. Los artesanos del espíritu, los intelectuales, también se organizan en una corporación universitaria.

Los detalles acerca de los orígenes de las corporaciones universitarias permanecen en la misma sombra que los de las restantes corporaciones o universidades de oficios. Las universidades van surgiendo como una corporación más. Es la corporación o gremio o universidad de maestros y estudiantes, es decir, de todos los intelectuales que viven en la misma ciudad. Tanto gremios como universidades o comunas les toca ahora luchar por conquistar su autonomía contra los poderes eclesiásticos y laicos y contra otras corporaciones y comunas.

La inmensa mayoría de los maestros y estudiantes de las escuelas eran clérigos, estas escuelas son fundadas por la Iglesia y el obispo como es lógico reivindica su derecho a conservar su autoridad magisterial y se resiste a que el monopolio pase a los maestros de la universidad. Por otra parte los reyes también tratan de apoderarse de estas corporaciones que aportan riqueza y prestigio al reino y constituyen un semillero de funcionarios. Al ir aumentando la centralización monárquica, pretenden cada vez más ejercer su autoridad sobre la universidad como sobre el resto de sus súbditos.

También se lucha contra el poder de los gremios económicos y de las comunas políticas. Los burgueses de la comuna, por ejemplo, se irritan por el alboroto, las rapiñas y los crímenes de algunos estudiantes. También se molestan porque tanto profesores como estudiantes establecen límites a los precios de sus mercaderías y exigen respeto a la justicia en las transacciones comerciales.

¿Cómo pudieron las corporaciones universitarias salir victoriosas de estos enfrentamientos?

En primer lugar, debido a la cohesión y decisión de sus miembros y en segundo lugar por la amenaza y el empleo efectivo de la huelga y la secesión. De esta forma la universidad consigue tres privilegios fundamentales que se convierten en la base de su poder:

A)    La autonomía jurisdiccional

B)     El derecho de huelga y secesión

C)    Y el monopolio de los grados universitarios

Pero lo más importante es que los universitarios hallaron en el Papado un aliado todopoderoso, que les concede autonomía, privilegios, estatutos, apoyo económico y todo lo demás. El apoyo pontificio es, en verdad, un apoyo capital . Reconoce la importancia y valor de la actividad intelectual. Sustrae a los universitarios de la jurisdicción de las ciudades y de los obispos y lo más importante es que el valor de un título universitario ya no se circunscribe a una ciudad o reino, sino que puede tener tanta extensión como el horizonte de la cristiandad.

Pero los universitarios tuvieron que pagar por ello. Se vieron obligados a aceptar la dependencia del Papado con su orientación y sus objetivos . Los favorece pero los domestica. En cierto modo los intelectuales se transforman en agentes pontificios.

2.-ORGANIZACIÓN:

La universidad medieval se compone de cuatro facultades:

  • ARTE
  • DERECHO
  • MEDICINA Y
  • TEOLOGÍA

dcb7e-sieteartesliberalesdeherradvonlandsberg

La primera es la más numerosa y por ella ingresan todos. Las tres últimas son llamadas superiores. Cada facultad está dirigida por los maestros titulares o regentes, al frente de los cuales se halla un decano. Posteriormente aparece la figura del Rector.

La Edad Media no distinguía bien los órdenes de la enseñanza, de manera que sus universidades no son solamente establecimientos de enseñanza superior, muchas tenían incorporadas también, escuelas de gramática y de escritura . Por ello la edad para el ingreso variaba.

En términos generales la enseñanza universitaria básica era la siguiente:

ARTES duraba seis años (desde los catorce hasta los veinte años aproximadamente) después se estudiaba MEDICINA O DERECHO que duraba seis años (desde los 20 a los 26 años aproximadamente) o TEOLOGÍA que duraba ocho años la edad mínima para obtener el título máximo era de treinta y cinco años.

Los títulos que otorgaba eran:

  • BACCALAUREUM (BACHILLER)
  • LICENCIA DE ENSEÑAR (LICENCIADO)
  • MAGISTER (MAESTRO) que en derecho y medicina se llamará DOCTOR, estos eran los títulos supremos.

La enseñanza consistía esencialmente en la ” lectura ” y “cuestionamiento” de textos clásicos de acuerdo a lo específico de cada facultad. No se realizaba exámenes sino en el momento de obtener algún título. El candidato era presentado por un profesor , juraba que había asistido a los cursos y que no sobornaría a los profesores. El día del examen se le señalaba el tema para que lo preparase por la mañana y lo comentara por la tarde en un lugar público ante un jurado de maestros y doctores, estos deliberaban y votaban en privado sobre el resultado. Aprobado el examen el estudiante pasaba a ser LICENCIADO, es decir, con licencia de enseñar, pero no ejercía la plenitud del profesorado sino hasta ser MAESTRO O DOCTOR previa defensa de un tema en público. Al maestro o doctor se le entregaban las insignias de su función :

  • una cátedra,

  • un libro abierto,

  • un anillo de oro ,

  • un birrete y

  • una toga.

Los estatutos prescribían fiestas y diversiones colectivas. Después de los exámenes se acompañaban obsequios, festejos y banquetes en honor del recién graduado. Los estudiantes de cada región realizaban danzas y juegos tradicionales como por ejemplo las corridas de toros por parte de los españoles.

El intelectual tiene ahora sus instrumentos propios del oficio. Los profesores y en grado proporcional los estudiantes poseen libros , un pupitre, lámpara de noche con sebo, plomada y regla, un pizarrón, tiza, un raspador para preparar pergamino, pluma, tinta etc. La enseñanza que durante la Alta Edad Media era fundamentalmente oral, necesita ahora de muchos instrumentos.

El libro cambia esencialmente, el formato se hace más pequeño, la letra más menuda y simple, pluma de ave en lugar de caña, sin ornamentación o con miniaturas en serie, abundancia de abreviaturas e índices alfabéticos. Sin libros no existe universidad. De objeto de lujo en la antigüedad se convierte en instrumento y producto industrial y comercial. Aparecen copistas y libreros. Los profesores escriben sus lecciones, los estudiantes toman notas de clase (relaciones).

3.- LOS MÉTODOS UNIVERSITARIOS DE ENSEÑANZA

Los métodos de enseñanza en la universidad medieval se pueden reducir a tres, a saber:

A)  LA LECTIO (LA LECCIÓN)

B)  LA QUAESTIO (LA CUESTIÓN)

C) LA DISPUTATIO (LA DISPUTA)

La disputa tenía una doble modalidad ORDINARIA Y LIBRE. La disputa ordinaria era utilizada en todas las universidades pero la última era típica de la Universidad de París.

A)    la lección:

La pedagogía medieval se inicia en base a la lectura de textos y la escolástica (schola, escuela ) institucionaliza este tipo de trabajo intelectual. La lección consiste en la transmisión de los conocimientos ya adquiridos por otros, es la adquisición de la ciencia a través del estudio de los textos antiguos. Todos los universitarios inician sus estudios encausados por este método. Es la fase de información .

B)     la cuestión:

La cuestión nace como flor del texto . En el transcurso de la “lección” van surgiendo las “cuestiones” en la cual entran ya en juego los instrumentos racionales de la lógica y de la dialéctica. El intelectual escolástico se eleva así a un género literario que responde mejor a la inspiración creadora. Ya no estamos en la información sino en la investigación y creación. Todas las verdades se ponen en cuestión, son problematizadas, se duda de todo. Así surge la palabra típica que encontraremos repetidamente en los escolásticos: “si” (utrum). Los escolásticos no comienzan afirmando verdades dogmáticas, su primer paso es siempre la duda.

El hombre reflexivo de la Edad Media no acepta pasivamente las cosas que lee, sino que analiza críticamente doctrinas y acontecimientos en busca de la verdad. La calidad del profesor no se valora por “los argumentos de autoridad” sino por las comprobaciones racionales de que disponga, por la claridad científica con que ilumine y solucione los problemas, las cuestiones.

c) La disputa ordinaria:

La disputa es el “torneo de los intelectuales”. Consiste en la discusión de un problema. El problema se ventila públicamente al nuevo estilo escolástico: ante maestros, bachilleres y estudiantes, ante todo el público universitario.

La celebración de una disputa consta de dos partes una por la mañana y otra por la tarde. El maestro publica con anticipación el tema que se va a debatir y la fecha. Llegado el día anunciado se suspenden todas las lecciones de la mañana para que todos, maestros y estudiantes puedan asistir. Los clérigos y personalidades de la ciudad también lo hacen, especialmente si el tema es interesante y el maestro famoso. Un bachiller, a quien previamente ha adoctrinado el maestro, es quien habla, quien plantea el problema. El maestro solo interviene cuando el bachiller se enreda. Los asistentes también intervienen. El bachiller responde y contrarreplica defendiendo la posición de su maestro. Este ejercicio disputativo ocupa prácticamente toda la mañana. Es la parte más motivada y animada.

La segunda sesión recibe el nombre de determinación magistral. El maestro ordena en sucesión lógica las objeciones presentadas contra su doctrina. Seguidamente establece argumentos a favor de la doctrina que va a defender, y en tercer lugar, expone su pensamiento sobre la cuestión debatida. Finalmente responde a las objeciones presentadas contra su tesis . La exposición del pensamiento del maestro se llama “determinación”: sentencia o formulación con autoridad de una doctrina. Determinar o definir es un derecho reconocido a los maestros y del que carecen los bachilleres. Era una verdadera búsqueda comunitaria de la verdad. En la universidad de Paris se solían celebrar estas disputas cada quince días y dieron gran vitalidad al sistema pedagógico medieval.

d) La disputa libre:

Dentro del mismo género y estilo nace y se desarrolla un tipo de disputa muy original: la llamada disputa libre, general, de cualquier cosa. De ahí su denominación “quodlibetal”. Se discutían los temas mas variados, desde las altas especulaciones metafísicas hasta los más pequeños problemas de la vida diaria, pública y privada. Era su característica la multiplicidad y la heterogeneidad de problemas, la participación imprevisible de los asistentes (incluso público extra-universitario) y su duración indefinida.

La mecánica de su celebración es semejante a la disputa ordinaria pero con mucha más solemnidad y solo se celebran en dos épocas del año en la proximidad de la navidad y durante los días de la fiesta de resurrección. El interés de estas disputas se halla más en la amplitud de los temas que en la profundidad de su tratamiento. Lo interesante es la actualidad de las cuestiones y de las respuestas, la vivacidad de los choques ideológicos las reacciones del maestro y de los oyentes.

Este tipo de disputas señala el culmen de la pedagogía medieval, pedagogía activa que exigía que estudiantes y profesores estuvieran al tanto de los problemas cotidianos (nacionales, internacionales y regionales), manteniendo así a la universidad en contacto permanente con la vida.

Esta es la pedagogía de la escolástica del S. XIII, manejada por hombres de inteligencia preclara, sagaces, agudos, exigentes y briosos cuyo máximo representante es Santo Tomás de Aquino . Analicemos como estamos trabajando hoy en día y retomemos de la Escolástica del S. XIII el valor de la lectura, la importancia del análisis y la crítica y la necesidad de la confrontación de ideas para llegar al conocimiento de la verdad.

A finales de la Edad Media vendría la decadencia, el manierismo pedagógico, el formulismo, el bizantinismo, los estereotipos. Todo esto que tantos desprecios acarreará a la Escolástica englobándola a toda ella como si se tratara de un todo homogéneo.

La universidad europea

En el Sur de Italia, la Escuela Médica Salernitana ( Salerno ) nacida en el siglo IX actualizó la medicina clásica .

En 1088 se inicia la Universidad de Bolonia , y se enseña medicina. Por entonces nacen universidades a lo largo y ancho de Europa. Las primeras fueron:

  • Universidad de Ohrid (Reino de Bulgaria, actual Macedonia) S. IX ;
  • Universidad de Bolonia (Italia) en 1089 , que recibe el título de Universidad en 1317;
  • Universidad de Oxford (Inglaterra) en 1096;
  • Universidad de París (Francia) en 1150, que recibe el título de Universidad en 1256;
  • Universidad de Módena (Italia) en 1175;
  • Universidad de Cambridge (Inglaterra) alrededor de 1208;
  • Universidad de Palencia (España) en 1208, precursora de la Universidad de Valladolid ;
  • Universidad de Salamanca (España) en 1218 (su origen fue unas Escuelas de la Catedral cuya existencia puede rastrearse ya en 1130 y es la primera de Europa que ostentó el título de Universidad por el edicto de 1253 de Alfonso X de Castilla y León );
  • Universidad de Padua (Italia) en 1223;
  • Universidad de Nápoles Federico II (Italia) en 1224 (más antigua universidad estatal y laica del mundo);
  • Universidad de Valladolid (España), siglo XIII (posible resultado del traslado de la Universidad de Palencia en torno a 1240);
  • Universidad de Coímbra (Portugal) en 1290;
  • Universidad de Lleida (España) en 1300;
  • Universidad de Perugia (Italia) en 1308.

Universidad de Salamanca , el segundo centro de estudios generales más antiguo de habla hispana (1218).

Serán comunidades de maestros y estudiantes. En la Edad Media europea, la palabra universidad (en latín universitas ) designaba un gremio corporativo. Tanto podía ser la universidad de los zapateros como la universidad de los herreros. Cuando se decía “Universidad de Salamanca”, por ejemplo, no era más que una simple abreviatura de la “Universidad de los maestros y estudiantes de Salamanca”.

La universidad es un conglomerado formado por la facultad de artes (filosofía), la facultad de derecho (canónico y civil), la facultad de medicina y la facultad de teología. La originalidad de esta asociación gremial, tan diferente a las otras, suscitó ardientes críticas ya en sus inicios.

La Universidad de Cambridge , por ejemplo, crea su primera cátedra de investigación científica en 1794 , pese a que los Principio Mathematica de Newton fueron escritos más de un siglo antes, en 1687. John Locke , en su obra Pensamientos acerca de la educación ( 1693 ), cuestiona la enseñanza que imparte la Universidad de Oxford y las universidades europeas, desaconseja contenidos como el latín , por inútil, y promueve en cambio como “absolutamente necesario” las cuentas y teneduría de libros. Darcy Ribeiro señala que en la universidad europea germinan con lentitud los avances científicos y cambios culturales de la revolución industrial y la sociedad tecnológica del siglo XVIII.

ori_univ


Las Universidades de España en la Edad Media

En España, los estudios generales nacen en estrecha relación con la corona; de hecho, son los reyes de los varios reinos y épocas los impulsores de tales centros. El modelo seguido en España fue, mayoritariamente, el del estudio de Bolonia; de hecho, con esta universidad hubo siempre vínculos muy sólidos, con una continua presencia de profesores y estudiantes españoles en su Colegio. Sin embargo, la relación con París fue mucho más estrecha cuando se trataba de estudios de Teología, lo que explica ciertos acontecimientos culturales y literarios producidos a lo largo de los siglos XII y XIII.

Los lugares en que estaban enclavados estos centros pretendían velar por el orden ciudadano, vistas las frecuentes disensiones entre los habitantes de una población y sus universitarios —los estatutos y leyes principales hacen continuas advertencias a este respecto—; también se velaban otros muchos aspectos, sin descuidar las condiciones ambientales, como se desprende de un pasaje de la citada Partida segunda.

La organización de la docencia se cimentaba sobre el personal asignado al que ya hemos atendido. Las materias se impartían en las distintas cátedras, término éste que para entonces muchas veces era un sinónimo de facultad. De todos modos, había unas facultades que se consideraban principales: las de Teología, Derecho y Medicina (que tenía la denominación de Física por lo general); en segundo lugar, quedaba la de Artes o Filosofía. Como se indicó para París, para estudiar en cualquiera de ellas el único requisito imprescindible era una buena formación en latín o gramática. Para algunos estudios de rango superior en las facultades de Teología o Medicina, era obligatorio pasar previamente por la facultad de Artes.

No obstante, el panorama español presenta ciertas peculiaridades, como es el hecho de que no hubiese una cátedra de Teología hasta el siglo XIV, en Salamanca y por voluntad de Pedro de Luna; en el resto de la Península la incorporación de estos estudios fue realizándose a lo largo del siglo siguiente. Entre todas las especialidades mencionadas, sin lugar a dudas la más beneficiada por el número de cátedras era la de Derecho. Como curiosidad, cabe recordar que Salamanca tuvo, por voluntad de Alfonso X, una cátedra de Música, activa desde 1254 hasta 1792.

Las Universidades de España en los Siglos XVI y XVII

Universidad de Palencia

El primero de los centros universitarios en la Península, aunque de muy corta vida y escasa fama, fue Palencia, desde que entre 1208 Alfonso VIII la elevara de escuela capitular a estudio general o universidad; aunque en 1263 el papa pretendió revitalizar este centro, su desaparición fue rápida y fulminante.

Universidad de Salamanca

El relevo lo tomó el estudio general de Salamanca, animado por Alfonso IX hacia 1218; en 1243, Fernando III contribuyó decisivamente a la prosperidad de la futura Universidad de Salamanca al ponerla bajo su protección. Alfonso X dotó a esta universidad de diversas cátedras; desde ahí, Salamanca gozó del apoyo de Pedro de Luna (Benedicto XIII) y del papa Martín V. Salamanca tuvo por muchos años, y sin ninguna duda, la nómina más importante de profesores, el número más elevado de alumnos y la mejor entre las bibliotecas universitarias españolas.

Estudio General Complutense

En 1293, Sancho IV dio una real carta de privilegios en la que mandaba crear en Alcalá de Henares, por ruego de Gonzalo García Gudiel, arzobispo de Toledo, un estudio de escuelas generales. Ahí nació, a imitación del estudio general de Valladolid, el Complutense, que en los años del Cardenal Cisneros se convertiría en la única universidad capaz de competir con la de Salamanca. La ambiciosa empresa de este ilustre eclesiástico es causa de que la fundación de este centro se remita a las postrimerías del siglo XV.

Otros centros universitarios españoles

Por su parte, Alfonso X dio vida a la Universidad de Sevilla en 1254; el reconocimiento por parte del papa Alejandro III es de 1260. De esta misma centuria es la Universidad de Valladolid, si bien se ha creído que ésta puede ser una continuación de la de Palencia, establecida en un lugar próximo; con todo, el primer documento alusivo a este estudio es de Sancho IV de 1293. En la Corona de Aragón, la primera universidad es la de Lérida, nacida a impulsos de Jaime II y con bula de Bonifacio VIII; en 1346, Pedro IV fundó la Universidad de Huesca; en 1350, nació la Universidad de Perpiñán gracias a este mismo monarca; por fin, a Alfonso V se le debe la fundación de la Universidad de Barcelona en 1450. Ya con Fernando el Católico nació la Universidad de Mallorca, en 1487.

Fuente: Britannica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s