Nuevo descubrimiento en el desierto de Nazca en Perú

Nuevo descubrimiento en el desierto de Nazca en Perú. Autoridades pertenecientes al Ministerio de Cultura de Perú informaron sobre el hallazgo de un nuevo descubrimiento en la colina de un desierto, se trata de un geoglífo en forma de felino que permaneció oculto durante dos mil años.

Los geoglifos más famosos y mundialmente conocido, se encuentran dispuestos a ras del suelo y se pueden observar de dos formas, desde los miradores ubicados en las montañas cercanas o al sobrevolar la zona.

Estas líneas tienen distintas formas, geométricas o de animales y están situadas a unos 350 kilómetros al sur de Lima.

Este yacimiento representa para Perú y la humanidad un tesoro invaluable, cargado de mucho misterio y simbolismo. Si quieres conocer más del tema, sigue leyendo para descubrir aspectos importantes sobre este nuevo descubrimiento.

Nazca y sus famosas líneas

Estas líneas se ubican en Jumana desierto de Perú, fueron reconocidas como Patrimonio de la Humanidad (UNESCO) en el año 1994. Estos extraordinarios geoglifos, según estudios científicos tienen una data de 2000 años de antigüedad.

Son muchos y muy variados los estudios y teorías acerca de su origen y significado, las consideran un observatorio astronómico, otros un calendario o mapas de rutas para guiarse. Algunos geoglifos han podido mantenerse en buen estado hasta la actualidad, otros, por la acción del viento y la erosión han desaparecido.

Los geoglifos de Nazca están compuestos por cerca de ochocientas figuras. Son representaciones realizadas a gran escala, cuadrículas hechas con estacas y cordeles.

Su llamativo tamaño ha llamado la atención de muchos. Sus formas y disposición sobre el terreno, han dado pie a un sinnúmero de opiniones sobre la teoría y propósito de su creación.

Investigaciones de las líneas de Nazca

La referencia primaria que se tiene de estas líneas data de 1547, y pertenecen a Pedro Cieza de León, destacado cronista e historiador. En 1932, Julio César Tello y Toribio Mejía iniciaron las investigaciones científicas.

Desde principios de 1930, Paúl Kosok antropólogo norteamericano se dedicó a estudiar las líneas hasta 1950 y determinó con el estudio del Carbono-14 su antigüedad en unos 550 años D.c.

En 1949, María Reiche, siguió con su legado. Estos investigadores dieron con los primeros estudios científicos sobre los geoglifos. En el año 1996, los investigadores Markus Reindel y Johny Isla Cuadrado, han realizado una importantísima labor para su documentación y estudio.

Nuevo descubrimiento en el desierto de Nazca en Perú
Nuevo descubrimiento en el desierto de Nazca en Perú

Nueva representación

Este nuevo descubrimiento se trata de un felino creado hace aproximadamente dos mil años. La imagen mide treinta y siete metros de largo y el grosor de las líneas es de treinta o cuarenta centímetros.

Se orienta de manera extendida a lo largo de la colina del desierto, con vista dirigida a sus observadores, lo cual es difícil de ignorar por su impresionante disposición.

Durante muchos años, este geoglifo permaneció oculto.  La erosión del terreno, casi lo hace desaparecer, por ello, se hizo necesario efectuar trabajos rigurosos de limpieza y conservación para su rescate.

A principio de 2020, arqueólogos del Ministerio de Cultura descubrieron el animal trazado en las arenas del desierto de Ica, muy cerca de otras figuras que conforman las reconocidas Líneas de Nazca.

Felino Paracas

Todo parece indicar que el felino, un gato gigante perteneció a la cultura Paracas, quienes habitaron siglos antes ese territorio. Fue descubierto por un vehículo aéreo no tripulado (drone), que utilizaron durante labores de mejoramiento en la ruta de acceso al mirador turístico.

Esta figura permaneció oculta por muchos años, muy cerca de la Panamericana, principal vía que recorre todo el país, de norte a sur.

Descubrimiento casual

Según el relato del arqueólogo Jhonny Isla, encargado de gestión del Parque Arqueológico Nazca-Palpa, algunos arqueólogos que trabajan para la UNESCO, se dedicaban a limpiar la zona, para mejorar el mirador natural, que permite a los visitantes contemplar desde tierra las gigantescas figuras.

Durante sus labores, se dieron cuenta de algunas líneas y poco a poco se fueron acercando a ellas, para descubrir la extraordinaria figura.

El felino fue elaborado sobre la superficie de la ladera, en una colina rocosa. Es una representación muy simple, pero con una interesante expresividad y mide aproximadamente treinta o cuarenta centímetros de ancho. Algunas áreas fueron formadas por acumulación de piedras, como los ojos y la boca.

Para los investigadores, es la imagen más antigua en la pampa de Nazca, dataría de unos 200 años antes de la era cristiana.

Nuevo descubrimiento en el desierto de Nazca en Perú

Tecnología arqueológica

El reciente hallazgo se ha conocido gracias al análisis de datos en alta resolución, tecnología en 3D que permitió a los investigadores comprender mejor la ubicación de las líneas.

Esta tecnología se adapta a todo ámbito, por ello resulta interesante emplearlo para obtener hallazgos. Cabe destacar, que equipos arqueológicos provistos con drones, han descubierto varios grabados en la superficie terrestre.

Las imágenes en alta resolución contenían indicios de geoglifos antiguos que no podían ser notados a simple vista por el ojo humano, pero gracias a esta tecnología se logró visualizar.

Probablemente existan figuras nuevas sin identificar, para ello, la tecnología juega un rol muy importante por ser una herramienta fundamental, que permitirá descubrir geoglifos aún desconocidos.

Este interesante post que te hemos presentado, te muestra el descubrimiento de una nueva figura en las líneas de Nazca. Es un tema que despierta en muchas personas, curiosidad e interés en conocerlo.

Dejar un comentario

1 Comentario

Este sitio web utiliza cookies política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies