Anuncios

Puente de Brooklyn


(conocido inicialmente como “Puente de Nueva York y Brooklyn”) une los barrios de Manhattan y Brooklyn en la ciudad de Nueva York. Fue construido entre 1870 y 1883 y, en el momento de su inauguración era el puente colgante más grande del mundo (mide 1825 metros de largo, y la luz entre pilas es de 486.3 metros, record de luz hasta que en 1889 se construye el Forth Bridge, con una luz máxima de 521m. También fue el primero suspendido mediante cables de acero. Desde entonces, se ha convertido en uno de los símbolos más reconocibles de Nueva York.

Historia

Diseño

El Puente fue diseñado por una firma de ingenieros propiedad de John Augustus Roebling, de Trenton, New Jersey. Roebling y su firma habían construido anteriormente puentes colgantes más pequeños, como el Acueducto de Delaware en Lackawaxen, Pennsylvania, el Puente Colgante de Cincinnati, Ohio o el Puente Colgante de Waco, Texas, que sirvió como prototipo para el diseño final del Puente de Brooklyn.

Durante el proceso de construcción, Roebling se fracturó gravemente un pie cuando un ferry chocó contra un muelle; pocas semanas más tarde, murió de tétanos a causa de la amputación de los dedos del pie. Su hijo, Washington Roebling, le sucedió en el cargo, pero sufrió una enfermedad causada por su trabajo en caissons, el síndrome de descompresión o “enfermedad de los buzos”. La mujer de Washington, Emily Warren Roebling, se convirtió en su ayudante, aprendiendo ingeniería y comunicando las instrucciones de su marido a los ayudantes sobre el terreno. Cuando el puente se abrió al público, ella fue la primera persona en cruzarlo. Su marido en cambio raras veces visitó su obra, ya que vivía en Trenton, New Jersey, durante el proceso de construcción.

Construcción y apertura

La construcción del Puente de Brooklyn comenzó el 3 de enero de 1870, y concluyó trece años más tarde, el 24 de mayo de 1883, cuando fue abierto al público. El primer día lo cruzaron un total de más de 1800 coches y 150.300 personas. En su construcción se gastaron 15,1 millones de dólares y veintisiete personas murieron. El Puente está construido con piedra caliza, granito y cemento. Su estilo arquitectónico es neogótico, con sus característicos arcos apuntados en las dos torres laterales.

Arcos y cableado del Puente de BrooklynPese a que en la época en que se construyó no se realizaban pruebas de aerodinámica a los puentes (esta técnica sólo comenzó a emplearse en los años 50 del siglo XX), la estructura abierta del puente evitó que hubiera problemas de estabilidad debido al viento. Además, Roebling había calculado que con los soportes de cable metálico el puente era seis veces más resistente de lo estrictamente necesario, lo que explica que todavía se mantenga en pie cuando gran parte de los puentes colgantes construidos en la misma época han tenido que ser sustituidos. Por otra parte, durante la construcción se descubrió que J. Lloyd Haigh, encargado de proporcionar el cable para el Puente, había sustituido el elegido originalmente por otro de inferior calidad. Cuando se descubrió el trueque, era demasiado tarde para desmontar la parte ya construida, con lo cual su resistencia se redujo, según los cálculos de Roebling, a sólo cuatro veces la estrictamente necesaria.

En el momento de su inauguración, el Puente de Brooklyn era el puente colgante más largo del mundo (un 50% más largo que ninguno construido anteriormente). Además, durante muchos años las torres que lo sostienen a ambos lados fueron las estructuras más altas del hemisferio occidental. Actualmente, el puente dispone de seis carriles para vehículos (excepto camiones y autobuses, y una pasarela independiente para bicicletas y peatones. Desde los años 80, está iluminado por las noches para acentuar su silueta.

Ataques terroristas

El 1 de marzo de 1994 el libanés Rashid Baz abrió fuego sobre una furgoneta ocupada por miembros del grupo ortodoxo judío Chabad-Lubavitch mientras circulaban sobre el Puente de Brooklyn. Una de las víctimas, Ari Halberstam, de 15 años, falleció en el hospital días después. Aparentemente, Baz actuó movido por el deseo de vengar la Matanza de Hebron de 1994, en la que murieron 29 musulmanes. Baz fue condenado por asesinato a 141 años de cárcel; en el año 2000, su caso fue recalificado como “ataque terrorista”. La rampa de acceso al Puente desde Manhattan lleva actualmente el nombre de Ari Halberstam.

En 2003, un hombre llamado Iyman Faris fue condenado a veinte años de cárcel por suministrar información a Al-Qaida, después de que se descubriera una trama para hacer caer el puente de Brooklyn cortando sus cables metálicos con sopletes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s