Anuncios

Museo Sorolla


img_sorolla01

El museo fue inaugurado en 1932, y fue su primer director el único hijo varón de Sorolla, Joaquín Sorolla García, que aumentó el legado y creó la Fundación.
El punto fuerte de las colecciones es, naturalmente, la pintura de Sorolla. La colección del museo es el conjunto más importante de obras de este pintor que se conserva en una misma institución. Sorolla fue quedándose con aquellas obras que había pintado por su gusto o que por ser retratos familiares no estaban destinadas a la venta. Se trata, pues, de una colección muy personal del pintor, que se completa con numerosos dibujos y «notas de color», tablillas al óleo donde el pintor recogía continuamente sus impresiones.

Pero además el museo cuenta con todo el mobiliario y las «otras colecciones» que decoraban la casa en vida de Sorolla: esculturas y cerámicas, sobre todo, y todo tipo de enseres: entre ellos, los caballetes, las paletas y los pinceles del pintor.


 

La casa en vida de Sorolla

Sorolla se hizo construir esta hermosa casa cuando ya era un artista en la cima del éxito y aquí vivió hasta el fin de sus días con su mujer y sus tres hijos: María Clotilde, Joaquín y Elena.

El edificio, rodeado de su jardín, queda como uno de los pocos testigos de lo que fueron los palacetes del Paseo de la Castellana y sus zonas inmediatas. Sorolla empezó a habitar la casa en 1911. Su proyecto fue redactado, a partir de 1909, por el arquitecto Enrique Repullés y Vargas (1845-1922), académico, autor de la Bolsa de Madrid y de otros edificios públicos notables. Su estilo ecléctico fue dócil a los dictados de Sorolla, que intervino activamente en el diseño para acomodarlo a sus deseos, disponiendo amplios estudios con luz cenital para su trabajo; una zona doméstica de representación, lujosa y elegante; y una zona doméstica privada, además de abundantes espacios de servicio. Y dos especiales caprichos de Sorolla: un «patio andaluz» con azulejos y tiestos; y un jardín con citas italianas y andaluzas, recuerdos del Alcázar de Sevilla y de la Alhambra de Granada donde no falta de nada: pórtico con serliana, fuente, pila, alberca, pérgola, estanque, más mármol y azulejos… Y una vegetación que, cuando todavía no había edificios alrededor y recibía luz abundante, florecía, como vemos en los cuadros de Sorolla, con alegre exuberancia: rosas, geranios, adelfas, alhelíes, y mirtos traídos de la Alhambra y plantados personalmente por Sorolla.

La casa misma, pues, ha de verse como una obra más del artista, un producto de su persona y de su voluntad. Historia del edificio y de las colecciones. Cuando Sorolla murió, su viuda legó al Estado en su testamento (1925) la casa con sus colecciones para hacer un museo, y el legado aumentó luego con nuevas donaciones de los hijos.


 

Descripción

En esta casa-museo se concentra la mayoría de los objetos que Sorolla reunió en vida. Predomina la obra del artista, pintura y dibujo, que es la colección más amplia y representativa que se conserva.

Dirección

Paseo General Martínez Campos, 37.

Teléfono/s

91 310 15 84

Horario

Martes a sábado de 9:30 a 15:00 h. Miércoles horario ininterrumpido de 9:30 a 18:00 h. Domingos y festivos de 10:00 a 15:00 h. Cerrado todos los lunes del año, 1 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre.

Cómo llegar

Autobús

5, 7, 14, 16, 27, 40, 45, 61, 147 y 150

Metro

Líneas 1. Est. Iglesia. Línea 5. Est. Rubén Darío. Líneas 7 y 10 Est. Gregorio Marañón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s