Anuncios

Museo Cisterciense de Clausura. Monasterio de San Bernardo


Además del templo, el Monasterio alberga, en primera planta, un Museo de Clausura, que custodia algunos bienes fundacionales de época del cardenal Sandoval y Rojas, como una copia del testamento, el libro de las Constituciones y Estatutos del Monasterio, bulas y documentos del siglo XVII, un sillón utilizado por él, el arca de Carlos V, varias colecciones de ornamentos litúrgicos, cuadros e imágenes, así como una reconstrucción de una celda monástica y una cocina.

Desde el Museo el visitante puede asomarse a la iglesia por los diversos balcones, obteniendo una espléndida visión del templo y sus capillas, decoradas con lienzos de Angelo Nardi.

Al Museo sólo se accede mediante visita guiada.

Horario: todos los días a las 13.15 horas y de lunes a viernes a las 19 horas. Incluye también la visita al templo. Duración: 45 minutos aproximadamente.

Entrada-donativo: 3 €.

myegoo_constituciones01_o


EL MONASTERIO

El conjunto monumental fue construido bajo la dirección de Juan Gómez de Mora, sobre una parcela de casi 8.000 metros cuadrados que limita al norte con la antigua Puerta de Burgos y el recinto amurallado hasta el Arco de San Bernardo. Al oeste limita con el Palacio Arzobispal y al este con la calle de San Bernardo y el antiguo Convento Dominico de Teólogos de la Madre de Dios, actual Museo Arqueológico Regional. Al sur se abre una gran plaza, que ocupa el espacio de un antiguo barrio —la Almanxara— habitado por moriscos.

La fachada del templo, de ladrillo con adorno de piedra caliza y berroqueña, parece anunciar con sus tres puertas —la central más grande— una iglesia de tres naves. Sobre el frontón puede verse una estatua de San Bernardo atribuida al escultor portugués Manuel Pereira, autor también de las tallas de la iglesia de la Compañía de Jesús, en la calle Libreros de Alcalá de Henares. Balcones, óculos y escudos del fundador completan la decoración.

El incendio del contiguo Palacio Arzobispal en 1939 afectó al conjunto monástico, haciendo necesarios diversos proyectos de restauración, entre los que cabe destacar la recuperación de la cúpula bajo las directrices del arquitecto José Manuel González Valcárcel. La linterna que corona la cúpula fue restaurada en el año 1980 por Manuel Barbero Rebolledo.

El monasterio poseía, además de la iglesia, la zona de celdas, un claustro mayor y uno menor, el coro alto y el coro bajo, una sala capitular, dos sacristías, cocina, despensa, bodega, portería, locutorios y una pequeña hospedería.

***

La visita al monasterio puede realizarse en dos modalidades:

Guiada: todos los días a las 13.15 horas y de lunes a viernes a las 19 horas. Incluye la visita al templo y al museo de clausura. Duración: 45 minutos aproximadamente. Entrada-donativo: 3 €.

No guiada: mañanas, de lunes a sábado de 10 a 12.45 horas. Tardes, de martes a sábado de 17 a 18.30 horas. Sólo templo. Se entrega tríptico informativo. Entrada-donativo: 1 €.

myegoo_plano_o


EL TEMPLO

Al acceder al interior el visitante se lleva una sorpresa: en lugar de una iglesia de tres naves encuentra un templo de planta elíptica, circundado por seis capillas, dos de ellas rectangulares y las restantes elípticas.

Siete balcones se asoman desde el primer piso al espacio interior del templo, cubierto todo él por una enorme cúpula oval, que deja pasar la luz a través de sus óculos y de la linterna.

Frente a la entrada principal se halla la capilla mayor, con el templete o altar-retablo exento y tras éste el coro monástico. El templete, que combina pintura y escultura, se atribuye al hermano jesuita Francisco Bautista, quien también realizó el retablo de la iglesia de la Compañía de Jesús en Alcalá. Con planta octogonal y dotado de dos cuerpos, el templete alberga en su parte inferior las esculturas sedantes de los cuatro evangelistas con sus atributos característicos. En el registro superior encontramos las tallas de San Gregorio, San Pablo, San Ambrosio, San Bernardo, San Agustín, San Pedro y San Jerónimo.

Las esculturas del templete han sido atribuidas a Antonio de Herrera, aunque otros autores creen ver aquí la mano de Alonso Vallejo, Antón de Morales o Giraldo de Merlo.

Las pinturas son de Angelo Nardi, como el resto de telas de la iglesia. Este pintor italiano, activo en Madrid, recibió en 1619 el encargo de decorar con pinturas la capilla mayor, el templete y las capillas del lado del evangelio y de la epístola. En la predela del templete Nardi representó escenas de la vida de San Bernardo y de santos o beatos de la orden del Císter. Un reciente estudio ha mostrado la influencia iconográfica de la obra Vita et Miracula, de 1587, sobre este ciclo.

En las capillas laterales encontramos los siguientes lienzos, también de Nardi, partiendo de los pies del templo en sentido antihorario: la Adoración de los Pastores, la Adoración de los Reyes, la Resurrección, la Ascensión del Señor, la Circuncisión y la Asunción de Nuestra Señora. El orden actual no es el original.

En la capilla mayor, de arriba a abajo en el testero, podemos ver: la Coronación de la Virgen, la Anunciación (en dos lienzos), la “Lactatio” de San Bernardo, la Imposición de la casulla a San Ildefonso, la Inmaculada, Santa Humbelina y Santa Lutgarda. En el lado de la epístola: Santo Domingo, la Crucifixión de San Pedro y el Martirio de San Esteban. En el lado del evangelio: San Francisco, la Conversión de San Pablo y el Martirio de San Lorenzo.

myegoo_templo_o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s