Anuncios

Historia de Madrid


Las raíces históricas de lo que hoy se conoce como Comunidad de Madrid hay que buscarlas en el siglo XVI, cuando Felipe II sitúa la capital en la Villa de Madrid (año 1561) y surgen los primeros esfuerzos para articular una región alrededor de la Corte. Hasta entonces, las tierras comprendidas entre la sierras de Guadarrama y de Somosierra y el río Tajo estaban vinculadas de manera dispersa a varias jurisdicciones, sin una solución de continuidad territorial.

A Guadalajara le correspondían los partidos de Colmenar Viejo y Buitrago de Lozoya, así como el señorío del Real de Manzanares, coincidente en gran parte con la actual comarca de la Sierra de Guadarrama. Segovia extendía sus dominios al Norte y Oeste de la actual provincia madrileña, mientras que Toledo ocupaba el Este, con Alcalá de Henares y Chinchón como núcleos destacados. De Madrid dependían Casarrubios, en la actual provincia de Toledo, y Zorita de los Canes, en la de Guadalajara.

Esta dispersión territorial -consecuencia de la forma en que se desarrolló la Reconquista y el posterior proceso de repoblación, durante la Baja Edad Media- se corrige parcialmente en los siglos XVI y XVII. Con la capitalidad, se impone un marco de subordinación económica -que no administrativa- a las tierras colindantes con la Villa de Madrid, que incluso iba más allá de los actuales límites de la Comunidad de Madrid.

Después de algunos intentos de reorganización territorial en el siglo XVIII, la articulación como provincia de Madrid ve la luz definitivamente en el siglo XIX, en el contexto de la reforma impulsada por Javier de Burgos, con la que entra en vigor la actual división provincial de España (año 1833). La recién creada provincia de Madrid se integra en la región de Castilla la Nueva, junto con Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

El salto de provincia a comunidad autónoma se da mucho después, a finales del siglo XX, con la puesta en marcha del Estado de las Autonomías. Al hecho la capitalidad, que fue decisivo para la creación de la provincia, se le añade ahora la condición metropolitana de la nueva comunidad. Este rasgo resulta clave para su segregación de la antigua región de Castilla la Nueva, dados los fuertes desequilibrios sociales, económicos y demográficos que introducía la provincia madrileña, y su configuración como comunidad uniprovincial.

El Estatuto de Autonomía fue aprobado el 1 de marzo de 1983. La provincia de Madrid se constituyó como comunidad autónoma bajo la Ley Orgánica 3/1983, del 25 de febrero (BOE 1-3-83) y con la denominación de Comunidad de Madrid.Desde su nacimiento han sido elegidos tres presidentes autonómicos: Joaquín Leguina (1983-1995), del PSOE; Alberto Ruiz-Gallardón (1995-2003); y Esperanza Aguirre (2003 hasta la fecha), estos dos últimos del PP.

Bandera

Toma el fondo rojo carmesí del pendón de Castilla. Las siete estrellas son las de la constelación de la Osa Mayor y los cinco picos de las estrellas representan a las cinco provincias limítrofes a Madrid (Ávila, Cuenca, Guadalajara, Segovia y Toledo). Aunque popularmente se conocen como las siete puertas de entrada a Madrid.


Escudo

El escudo de la Comunidad de Madrid aparece regulado en el artículo 2 de la Ley 2/1983, de 23 de diciembre que describe la bandera, escudo e himno de la Comunidad de Madrid.

El escudo está formado por un único cuartel de gules (el color tradicional de Castilla) y en él, dos castillos de oro pareados, almenados, donjonados, aclarados de azur y mamposteados de sable que representan a las dos Castillas. Estos dos castillos están surmontados en el jefe por siete estrellas de plata, colocadas en dos líneas de cuatro y tres estrellas que representan a las siete estrellas de la constelación de la Osa Mayor, sus cinco puntas simbolizan las cinco provincias que rodean a la Comunidad de Madrid.

El escudo está timbrado con una corona real cerrada, que es un círculo de oro engastado de piedras preciosas, compuesto de ocho florones de hojas de acanto, visibles cinco, interpoladas de perlas y de cuyas hojas salen sendas diademas sumadas de perlas, que convergen en un mundo de azur, con el semimeridiano y el ecuador de oro, sumado de cruz de oro. La corona aparece forrada de gules.

La definición del escudo fue llevada a cabo por el poeta Santiago Amón, con diseño de José María Cruz Novillo.


Ubicación

La comunidad autónoma tiene una superficie de 8.021,80 km². Sus límites describen un triángulo equilátero aproximado en el que su base está en el sur y su vértice septentrional en el puerto de Somosierra. Está situada en el centro de la Meseta Central y en el norte de la Submeseta Sur, limita al norte y al oeste con Castilla y León (provincias de Segovia y Ávila) y al este y sur con Castilla-La Mancha (provincias de Toledo, Guadalajara y Cuenca).


Relieve

El relieve de la Comunidad de Madrid es bastante llano puesto que está emplazada en la parte norte de la submeseta sur, con una altura media de aproximadamente 650 m. Solo hay varios cerros de escasa altura y pequeños valles en la zona sureste. La Sierra de Guadarrama y la Somosierra pertenecientes al Sistema Central representan la zona montañosa de la comunidad, con picos que superan los 2.000 m. Ambas sierras están en la parte noroeste y norte de la provincia. El pico más alto de la comunidad autónoma es el de Peñalara, con 2.430 m.


Hidrografía

La Comunidad de Madrid forma parte de la cuenca del río Tajo. Por lo tanto, los ríos más destacados son una serie de afluentes del Tajo que en su curso alto son ríos de montaña, al nacer en la Sierra, y en su curso medio y bajo, ríos de llanura, hasta desembocar en el Tajo.

El río más importante de la Comunidad es el Jarama, que atraviesa la Comunidad de Norte a Sur, hasta desembocar en el Tajo. Por la derecha recibe los ríos Lozoya, Guadalix y Manzanares, y por la izquierda, desde la provincia de Guadalajara, el Henares y el Tajuña. Todos ellos son ríos cortos, de escaso caudal y fuerte estiaje. Además, el Guadarrama y el Alberche riegan las zonas más occidentales de la Comunidad, desde la Sierra hacia el Valle del Tajo. El agua de la Comunidad de Madrid es una de las mejores de Europa gracias a las condiciones geológicas de la Sierra de Guadarrama, unas montañas con abundancia de granito. Esta roca tan dura deja muy pocos residuos en los ríos de la sierra y hace que la pureza del agua sea muy elevada.


Clima

El clima de de la Comunidad de Madrid es mediterráneo continentalizado. Los inviernos son frescos, con temperaturas inferiores a los 8ºC, heladas nocturnas muy frecuentes y nevadas ocasionales (tres o cuatro al año). Los veranos son calurosos, con temperaturas medias superiores a los 24ºC en julio y agosto, y con máximas que muchas veces superan los 35ºC. La oscilación diaria es de aproximadamente de 10ºC. En las zonas altas de la Sierra de Guadarrama las temperaturas son más bajas y las precipitaciones más abundantes, siendo de nieve en invierno y durante parte de la primavera.

Climograma de Madrid

Climograma de Madrid


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s