Anuncios

Vivir en Tokio


La Megalópolis

Tokyo es una de las ciudades mas grandes e impresionantes del mundo. Es una ciudad fascinante, enorme, plagada de gigantescos rascacielos y lugares preciosos escondidos en los sitios más inesperados. Sus templos Budistas y sus Santuarios Shino, junto con sus callejuelas llenas de vida y actividad hacen de

Tokyo una ciudad única, llena de pequeños secretos, mezcla de tradición y la más avanzada tecnología.

La vida que se observa en sus calles impolutas, plagadas de gente a veces, desérticas y silenciosas otras, lleva imbuída esa espiritualidad oriental que no se comprende a veces en Occidente, y que llega a su más profunda expresión en los templos, santuarios y en los dojos de Aikido.

Aquí describiré brevemente lo que he encontrado en algunos de los barrios más famosos de Tokyo…

Akihabara , lo último en Tecnología

Es el barrio en el que se vende absolutamente de todo lo relacionado con la tecnología. No sólo tienen todos los modelos (por supuesto, con lo último de todo), si no que además tienen todos los accesorios que te puedas imaginar, incluso componentes sueltos de todo tipo, hasta el nivel de resistencias, transistores, todo tipo de chips, etc. En una palabra, todo .

Es un barrio muy espectacular, lleno de luces por todas partes (es mejor visitarlo cuando ha anochecido), carteles luminosos, pantallas planas digitales gigantes, no se ve un trocito de edificio que no esté iluminado por algo. Hay cientos de tiendas, y contrariamente a lo que se piensa por Occidente, todo es caro. Me explico, si comparamos los precios con el nivel de vida de Japón, efectivamente, todo es barato, pero si comparamos los precios con los de Europa, casi todo es más caro, así que no penseis en venir aquí para compraros algo, a no ser que querais lo último de lo último. En ese sentido, lo más barato es EEUU, lo malo son los gastos de envío.

Shibuya , la moda llevada al límite

Siempre está lleno de gente, por todas partes, de lo más variada. Esta zona está plagada de restaurantes de todo tipo y lugar de origen (el otro día cené en un Etíope), de tiendas y grandes almacenes de moda, de grandes superficies que venden todo tipo de libros, revistas, música, vídeos, etc., cafeterías con 345 tipos de cafés, tés y tartas deliciosas, bares, garitos, hoteles del amor….
Aquí te puedes perder tardes enteras mirando tiendas, escaparates, comprando, leyendo, escuchando todo tipo de música, o simplemente andando y viendo la interminable oleada de gente que pasa delante de ti, o alguno de los muchos espectáculos callejeros.

En Shibuya hay una calle con el nombre Calle de España , y en ella hay un restaurante español con unos precios de la leche, cerca tambien hay un Zara. Es lo único español que he visto en Tokyo hasta ahora.
Como punto a destacar, hay algunas chicas que visten de forma realmente extravagante, son las Shibuya Girls , y suelen ir con unas botas con tacones de 20 y 30 cm., faldas, muy muy cortas, el pelo teñido de colores muy vivos y modelado, la cara con una tonelada de maquillaje muy oscuro y los ojos y los labios pintados con colores muy vivos que contrastan con el oscuro de la cara. La verdad, no sé cómo pueden gustar a alguien así, pero para gustos…

 Shinjuku , una de las zonas más concurridas del mundo

Es una especie de encrucijada de líneas de metro, tren, autobús, etc. Casi todo el mundo aquí pasa por Shinjuku para hacer algo en uno u otro momento. Siempre está lleno de gente por todas partes y con muchos grupos callejeros tocando o haciendo cualquier cosa.

En esta zona hay un barrio llamado Kabukicho lleno de putis japoneses, con todo tipo de chicas, disfrazadas de colegialas (muy popular por aquí), extrangeras, etc. En las puertas de los putis tienes las fotos de las chicas que tienen dentro y cada sitio tiene un tío que se dedica a cazar a los posibles clientes. No os podeis hacer una idea de la cantidad de cazadores que me ofrecieron entrar en sus putis para tener un poco de sexo oriental.

Tambien es una zona plagada de cines , en ese sentido me recuerda a Callao y La Gran Via.

Shimokitazawa , juventud y estilo

Es un barrio joven, tiene cerca alguna universidad y está lleno de tiendecitas pequeñas que venden de todo. Las calles son también pequeñas y estrechas y llenas de gente joven. Es un sitio muy agradable, con todo lo que se necesita, desde comprar hasta salir a tomar un café, comer, cantar en un karaoke…

Es bonito por su estilo oriental y una zona bastante popular en Tokyo.

Shiba Koen , con la Tokyo Tower y sus vistas

No es un lugar especialmente interesante, a excepción de un Santuario Shinto bastante grande y bonito y la Tokyo Tower, con unas vistas espectaculares de toda la ciudad y en especial, de la bahía de Tokyo. Desde ella se puede ver el monte Fuji.

Kichijooji , una mezcla de tradición, cultura, estilo y ambiente

Me encanta, tiene un parque precioso con lago incluído y barcas en plan El Retiro, aunque debe ser una décima parte de grande. También tiene una zona comercial donde encontrar absolutamente de todo. También es una zona llena de gente joven y con algún que otro templo que le da un toque tradicional. En uno de ellos se imparte Aikido en plan totalmente tradicional y espiritual, es impresionante ver una clase impartida por un maestro con nivel 9 o Dan.
Aquí quiero vivir cuando me lo pueda permitir, y lo bueno es que al no ser una zona céntrica, los precios no están por las nubes.

Otemachi,en los alrededores del Palacio Imperial

Es una zona básicamente de negocios, llena de enormes edificios plagados de compañías y empresas de todo tipo. Está en la parte Oeste del Palacio Imperial y es una zona preciosa en la que te puedes asomar a ver los muros externos del Recinto Imperial.

Ginza, zona cultural mezcla de antiguo-moderno

Es antigua por su situación, está en el centro de Tokyo, al lado de Ootemachi y el Palacio Imperial, y es moderna por sus edificios, con la ópera de Tokyo, el Teatro Real, y más edificios de ese estilo. Es uno de los principales centros culturales de Tokyo.

Sugamo, la zona de la tercera edad

En esta zona hay una calle que es muy apreciada y visitada por la 3 a edad. Tiene un Templo Budista muy visitado porque en él puedes eliminar los males y sufrimientos que te aquejan y recargarte de energía.
La calle también está llena de lugares y tiendas con artículos de todo tipo para los más mayores. Es muy bonita y tradicional.

Roppongi, la zona de movida de los gaijines

Es donde salen la mayoría de los gaijines de marcha. Es al único sitio en donde he visto más gaijines que japoneses, increíble, claro que así es el lugar, la mayoría de los clubs y pubs que tiene (y tiene muchos) están preparados para los extranjeros, no son de mi estilo, mucha música máquina y gaijines que se creen el ombligo del mundo. Es sólo mi primera impresión, sólo estuve una vez así que tampoco tengo una idea muy formada del lugar. El 90% de las chicas japonesas que se ven por aquí están para ligar con extranjeros. Supongo que es una manera fácil de enrollarse con alguna oriental pero, desgraciadadmente para mi, no son mi tipo de chicas.

Costumbres en Tokyo

En Tokyo casi todo el mundo tiene una bicicleta , con la que se suele ir a cualquier sitio que no pille muy lejos de casa. Se usan para ir a la compra, para echar una carta, para ir al metro, incluso para ir a la tienda de la esquina a comprar el periodico. Las hay de todas formas, tamaños, colores y precios, (desde 12000 ¥ nuevas o 2000 ¥ usadas) y todas llevan una especie de matrícula que coincide con los papeles de la bici que se supone debes llevar siempre que montas una bici, te los pueden pedir para verificar que es tuya. La gente deja las bicis en cualquier sitio, con o sin candado, y nadie las roba, para eso esta el asunto de la matrícula y los papeles y el bajo índice de delincuencia en comparación con la mayoría de los países civilizados (un dato, el año pasado murieron en Japon por asesinato el mismo numero de personas que en España, con la salvedad de que en España hay unos 41 millones de personas y en Japon unos 123)…

Siempre descalzos en casa

Es norma en todas las casas japonesas el quitarse los zapatos al entrar, de manera que siempre se está descalzo (con o sin calcetines). En todas las entradas de las casas hay una espacie de minihall, por lo general con armarito incluído, para descalzarse y dejar los zapatos. En algunas incluso hay una especie de zapatillas para llevar mientras se esta en el salón, la cocina o el baño, porque en las habitaciones siempre se esta descalzo, sobretodo si el suelo es de tatami.

Por cierto, en algunos restaurantes típicos japoneses ocurre lo mismo, hay que descalzarse y ponerse (opcionalmente) otras zapatillas para estar en el lugar de la comida.

Personalmente me parece una costumbre estupenda, la casas estan mucho mas limpias y cuesta menos limpiarlas, y contrariamente a lo que podais pensar, no le huelen los pies a nadie, o al menos no se nota, supongo que debido a esta costumbre la gente se cuida mucho mas sus pies y los calcetines que llevan 😉

El baño japonés

Cuando hablo del baño japonés me refiero a lo que ellos llaman onsen . En la mayoría de las casas japonesas el baño está separado del inodoro, en habitaciocillas distintas, y la que corresponde al baño es la que tiene una pequeña bañera y un pequeño espacio para ducharse.

El baño tradicional consiste en ducharse primero, de arriba a abajo limpiandose bien por todas partes (todas…), y a continuación uno se sumerge en la pequeña bañera que está llena de agua bastante caliente y se queda ahí medio sobado unos 15-20 minutos. Hay una resistencia que mantiene el agua a la temperatura deseada y normalmente se suelen echar sales u otro tipo de polvos para darle aroma al baño.

Es una auténtica gozada, uno empieza a sudar y a relajarse totalmente cuando ha conseguido aguantar la temperatura inicial del agua. La costumbre es tomar el onsen bebiendo un poco de sake, con lo cual el placer ya es completo… (bueno, casi, aunque para eso deberían hacer las bañeras un poco más grandes. 🙂

Los taxis en Tokyo

Todos son iguales, es decir, hay muchas compañías, y por fuera están pintados de mil formas diferentes, según la compañía a la que pertenezcan, pero el modelo de coche es el mismo en todas partes, de hecho, creo que se fabrica excusivamente ese modelo de coche para los taxis.

Lo primero que se sale de lo común es que la puerta se abre sola, bueno, la abre el conductor con un botón, al igual que el maletero, así que hay que tener cuidado cuando vas a coger uno y abrir la puerta porque te puede dar un pequeño empujón. También se cierra sola, uno sólo tiene que entrar y decir dónde quiere ir.
Todos tienen 2 contadores (aún no sé porqué) y ningún taxista tiene ni papa de Inglés, así que más te vale saber a dónde vas, o al menos tener un mapa, o como mínimo saber el nombre de la estación de tren o metro más cercana para que te acerque a la zona.

La bajada de bandera son 650 yenes, vayas donde vayas, y no hay diferencia por ser de noche o de dia. Son muy caros , un viajecito de nada de 15 minutos se puede convertir facilmente en 2500 yenes y teniendo en cuenta que Tokyo es enorme, lo más normal es que acabes pagando unos 5000 yenes.

Yo aconsejo el metro, a pesar de lo complicado que parece al principio.

Los palillos y modos en la comida

Los palillos se usan para casi todo, a excepción de ciertos platos como el curri y las sopas. Por lo demás, están por todas partes, cada vez que compras te incluyen unos con la comida, los tienes en todos los super, tiendas, restaurantes, bares, etc…. Y como comprenderéis los hay de todo tipo, para comer, cocinar, remover, etc…. y de todos los colores y formas. Es una buena idea coleccionarlos (Guix y yo lo hacemos), hay algunos muy bonitos. 🙂

En cuanto a los modales en la mesa, bueno, cambian un poco respecto de los que tenemos en España. Por lo pronto es normal hacer ruido al comer, especialmente con ciertas comidas como el ramen , una especie de sopa con fideos gordos o finos. Con los palillos se cogen unos pocos fideos y se una vez los tienes en la boca, sorbes el resto con un ruido muy escandaloso por cierto. Me han dicho que es para enfriar los fideos según te los metes en la boca, lo cual es cierto porque suelen estar quemando, pero el ruido provocado choca un poco al principio con nuestro silencio al comer. Lo mismo pasa con otras comidas, el sorber es lo más normal del mundo, así como coger algunas cosas con las manos.

En cuanto a una comida normal en un restaurante hay ciertas cosas que cabe destacar. Lo primero que hacen cuando entras siempre es ponerte un vaso con te frío y una servilleta de trapo húmeda para limpiarte las manos, luego pides y pagas al pirarte, en la puerta, donde está la caja.

El futón, cuestión de espacio

Es muy cómodo, si no está machacado por el tiempo. Es como una colchoneta que se puede doblar, normalmente por 2 sitios, para ahorrar espacio y poder guardarla en algún lugar o usarla como mueble convenientemente tapada con una tela grande. Se dobla y desdobla en un pis pas, y como usan edredones muy gordos para invierno, no se tarda nada en hacer o deshacer el futón.

Lo anterior es si hay problemas de espacio, en caso contrario el futón se deja extendido siempre, y como mucho se saca a respirar un par de veces al mes a la terraza. Por lo demás, no tiene nada de particular…

Los inodoros y sus funciones

En ésta sección me quiero referir a ciertas extensiones que se suelen añadir a la taza del báter que nosotros tenemos por todas partes. Es una especie de tapa controlada electrónicamente y que tiene un tubo por el que sale agua o aire caliente (creo que nada más…). Por lo pronto la tapa tiene una resistencia interna que permite calentarla a la temperatura deseada con lo que cuando te levantas por las mañanas y vas a tus labores matutinas en el baño te sientas y oh! sorpresa!, está calentito…

Por otro lado, un panel que hay en el lateral te permite ajustar la temperatura y activar un chorro de agua para limpiarte sin tener que usar papel higienico y posteriormente un chorro de aire caliente para secarte. No quiero pensar que pueda salir nada mas de ese tubo…. 😉

Como curiosidad aparte, decir que en muchos restaurantes hay un sensor o un botón para que al activarse suene una música o el ruido que se produce al tirar de la cadena. Que para qué es esto?, pues para evitar que nadie oiga nada inapropiado, como un pedo o el esfuerzo que uno está haciendo… si, estos japos a veces son la leche…

Ir de copas: los Izakayas

Los Izakayas son los bares japoneses, es a donde se dirigen todos los japos despues de currar los viernes o los días antes de fiesta, y por supuesto los fines de semana. La primera diferencia con España es que son en realidad medio bar medio restaurante, en todos ellos hay platos para comer, por lo general distintos de los normales que puedes encontrar en cualquier restaurante, y la gente va a comer mientras bebe, eso de beber sólo aquí na de na (en todo caso en Roppongi, un barrio mas occidental (americano) que otra cosa).

En la mayoria puedes elegir entre sentarte en sillas o en el suelo, sobre tatamis o cojincillos, y mientras bebes siempre tienes algo para picar (con palillos por supuesto) mas o menos exótico. Por lo general son bastante caros, y te dejas mas en un par de copas que en una cena.

Aquí se bebe mucha cerveza (casi lo que más) y muchas bebidas japonesas como el umeshu (licor de cereza, muy rico) o el famoso sake. Este último lo bebes frío o caliente, al gusto, y también está buenisimo. Además, es como el Vermuth, parece que no pero pega, y tras unos cuantos empiezas incluso a entender el japonés… 😉 (por cierto, da bastante dolor de cabeza a la mañana siguiente).

Como dato a destacar, las desagradables escenas de la gente vomitando por todas partes (incluso dentro del metro) a última hora, es decir, antes de que se cierre el metro, sobre las 24:00. Los japos soportan peor el alcohol que nosotros, y o no saben beber o les da igual estar echos polvo al día siguiente. No es que lo hagan todos, ni mucho menos, pero se ve cada moña por el metro que flipas…

Las gárgaras

Curiosa costumbre…. muchos japos hacen gárgaras, pero en vez de irse a un baño y hacerlas discretamente, les importa un comino y lo hacen donde pueden, es decir, en el metro por ejemplo, hay varias fuentes en todos los andenes (lo contrario que papeleras, que no encuentras una en todo Tokyo ni pagando), y muchas veces oyes a alguien con el típico sonido de las gárgaras… y además se tiran como 5 minutos haciendolas, no va de coña, están mucho tiempo con el soniquete, a saber qué se habrán tragado…

Encontrar una dirección en Tokyo

Aquí no tienen calles, es decir, direcciones de calles como C/Serrano, 5. Nooooo, sería demasiado fácil encontrar un sitio, creo que han debido de seguir algún esquema de complejidad exponencial al reconstruir todo despues de la II Guerra Mundial…

Las ciudades se dividen en distritos, los distritos en barrios, los barrios en bloques, y cada bloque tiene una serie de números que indican de alguna manera los portales. Con ésto cogemos una dirección y con un mapa en teoría se puede encontar cualquier sitio, sin mapa ni de coña . Y digo en teoría porque los bloques no son siempre bloques físicos, y porque los números de los bloques no siempre van contiguos, y no siempre existen todos los números anteriores o posteriores al que buscas.

Con todo esto o te compras un mapa o preguntas por la policía y les tratas de decir dónde vas. En todas las casetas de policía (hay muchas por cierto), tienen unos mapas bastante buenos de la zona, y en menos de 3 ó 4 minutos te descifran las direcciones, eso sí, que luego entiendas las explicaciones que te dan para llegar al sitio en cuestión es harina de otro costal… 🙂

Cuando te acostumbras es como el metro, no es tan complicado, lo único que pierdes al fin y al cabo es un poco de tiempo buscando cualquier sitio.

Manga, el hobby nacional

Yo creo que el 80% de los japos leen manga, no va de coña, es increíble la cantidad de gente que se ve en el metro, en los cafés, en las paradas de autobús, en la calle.. en cualquier parte, leyendo mangas, de hecho, yo creo que el 50% del mercado de las revistas está copado por los manga. Los hay baratos y caros, mejores y peores, para niños y para adultos (hay muchos mangas porno), en color y en B/N, etc…

Cuando se lee los manga, muchos son dejados en cualquier parte, en el metro, encima de una caja, en cualquier sitio, y hay gente que se dedica a recogerlos y a revenderlos en sitios muy concurridos, a 100 yenes. La verdad es que está muy bien esa idea, y se ganan unas pelillas muy majas.

En cuanto a la calidad gráfica de los manga, en general es bastante mediocre, si quieres buena calidad te tienes que dejar las pelas, en eso es como en España, los buenos comics cuestan bastante.

La pornografía y la censura

Este tema es algo que me desconcierta un poco. La pornografía explícita está censurada por todas partes, es decir, es imposible ver en ningún sitio (tv, revistas, manga, peliculas, etc…) los organos genitales directamente, en todas partes o está cubierto por un círculo o está borroso. Sin embargo…. ala! hay pornografía por todas partes! Los kioskos y tiendas de libros tienen paredes enteras y secciones bastante grandes con revistas porno, los videoclubs tambien tienen su seccion tocha, en todas las tiendas de 24 horas hay mas revistas y mangas porno que cualquier otro tipo y es normal que la gente entre a estos sitios sólo para ojear revistas, por cierto, siempre hay gente simplemente ojeando y se tiran entre 5 min y media hora.

Incluso en la tele he visto escenas que catalogaríamos de medioporno a las 9:00 de la mañana… me sigue desconcertando ese tema….

Gastronomía

El Teishoku (almuerzo), es una comida estandard y muy típica, al igual que el Ramen. La faceta culinaria de Japón es una de las mejores. Definitivamente después de la española, la comida japonesa es la mejor que he probado, tanto en variedad como en gusto.

Tienen una gran variedad de platos distintos, y dentro de cada tipo hay infinidad de variaciones, como sucede por ejemplo con el ramen , los teishokus y el donburi . Bueno, más que platos específicos, son formas de presentar la comida, que suele componerse de ciertos ingredientes fijos (como el arroz o la soba , unos fideos gordos) y otros ingredientes que varían de un plato a otro.

Sólo en Japón existen ciertos platos como el sushi o el sashimi , los cuales, si bien al principio levantan cierta desconfianza por el sabor, cuanto más los tomas más te gustan (es como el sake, cuando le coges el gustillo está buenísimo).

La comida japonesa tiene infinidad de ingredientes, alguien me dijo aquí una vez que se deben comer 25 ingredientes distintos en cada comida para tener una buena salud, y esa es probablemente una de las causas por las que los japos no suelen tener problemas con la comida. Es baja en grasas, se come mucho pescado, arroz, vegetales y verduras. Carne tambien pero no tan grasienta como la que solemos comer en España, por eso los japos en general no tienen problemas de sobrepeso, la mayoría están en su peso o más delgados de lo normal (bajo mi punto de vista). No es muy común ver aquí un japo gordo (los luchadores de sumo no cuentan).

En cuanto a la bebida sólo he probado el (lo ponen siempre en cualquier sitio al que vayas a comer), el sake (licor de arroz), y el omeshu (licor de ciruela), están buenísimos. Bueno, el sake levanta dolor de cabeza al día siguiente, es lo que comunmente se llama resaca ;).

El Ramen, lo más barato

La base es una sopa con fideos finos o gordos ( soba ). Luego tiene distintos ingredientes, verduras, carne, etc. que le dan el gustillo particular de cada tipo de ramen.

Cuestan entre 400 y 800 yenes y vienen en cuencos bastante grandes y muy calentitos, ideales para el invierno. Con uno te quedas satisfecho y calentito. 🙂
Lo que no comprendo aún es como alguien se puede tomar 19 cuencos de ramen en 1 hora. Lo vi en un concurso en la tele, ganó un joven delgado de unos 25 años. Yo a veces dejo un poco de caldillo porque me lleno, y sólo es 1 cuenco… 😕

El Donburi, el hermanastro del Ramen

También se sirve grande, casi lleno de arroz hasta arriba y muy calentito. EL arroz se cubre con pollo, ternera, pescado rebozado ( tenpura ), verduras, vegetales, etc. dependiendo del tipo de donburi.

Es uno de los platos que más me gustan, especialmente el Tendonburi , cuyo acompañamiento es Tenpura. Tambien es barato, entre 600 y 1000 yenes y suele venir acompañado con unos platitos muy pequeños que traen algún tipo de verdura para acompañar (con varios ingredientes mezclados). Es como el ramen si sustituímos el caldo y los fideos por arroz.

Teishokus, el modelo típico de comida

Consisten en un cuenco de arroz, 1 ó 2 platitos pequeños con verduras de acompañamiento, un plato con el ingrediente principal (carne, ternera, pescado, mezclas, etc.) y un cuenquito con una sopa llamada miso que trae tropezones de distintas verduras o vegetales, y a veces pedacitos de tofu .

Lo mejor del miso y los platitos de acompañamiento es que son como una sorpresa, siempre traen ingredientes distintos que le dan cierto toque de sabor a la comida muy buenos, y no sabes qué te va a tocar cada vez.

El Yakitori, las brochetas japonesas

Son brochetas pequeñas de carne, verduras, vegetales, entrañas, mezclas, etc… Vienen ensartadas en una especie de palillos de madera de unos 15 cm. y se cocinan a la brasa. Están buenísimos, hay infinidad de variedades y te entran ganas de probarlas todas, cosa imposible por un lado y carísimo por otro si lo quieres hacer en un solo día. Se suelen acompañar de ciertas salsas que le dan toques más picantes o dulces. Hay muchos puestos en la calle que venden este tipo de brochetas baratitas, es una verdadera tentación pasar por delante de estos sitios sin comprar alguna.

El Takoyaki, ideal para el camino

Son una especie de bolitas (del tamaño de una albóndiga) hechas con una masa que desconozco y rellenas de pulpo. Están muy buenos y se venden en puestos callejeros. Vienen cubiertas con una capa de vegetales y una salsa algo dulce. Están buenísimos para comer en la calle cuando te entra el hambre. Cuestan entre 300 y 500 yenes.

El Tempura, el legado europeo

Consiste en distintos tipos de pescado y vegetales rebozados y fritos. Se comen mojados en una salsita y es uno de mis platos favoritos. Están buenos con cualquier acompañamientos o sólos. Lo malo es que es un poco más caro en relación con los demás platos estandar, pero sigue siendo muy asequible.
Además, es un plato que introdujeron aquí los europeos (creo que los portugueses) en sus primeras incursiones así que es parecido de alguna manera a los pescaditos rebozados de España (salvando las distancias, por supuesto).

El Sushi y el Sashimi, auténticamente japoneses

Es el plato japonés por excelencia, y el más caro, por supuesto. Se suele servir sólo en sitios dedicados, en algunos de ellos te sientas frente a una cinta transportadora que va presentando distintos tipos de sashimi y sushi en cuenquitos con sus precios. Coges los que te apetecen y a papear!

Básicamente es pescado crudo, muy limpio y muy bien presentado, y claro, de una calidad excelente. Suelen venir sobre una base de arroz en forma de croqueta (cilíndrico) y en paquetitos rellenos de arroz y cerrados con una hoja de algas llamada nori .

Tienen algún tipo de vegetal acompañando que a veces es realmente picante.

 Este plato es el que menos gusta a los extranjeros y el que más a los japoneses, hay que probarlo.

El Tofu, para aprender a comer con palillos

Es una especie de acompañamiento que se sirve a veces, casi siempre dentro de alguna sopa o líquido. Es como un flan de color blanco que absorbe el sabor del líquido en el que va (por sí solo casi no tiene sabor), y la verdad es que cuando te haces a él está muy bueno. Mola porque es bastante difícil cogerlo con los palillos y te sirve de entrenamiento, si lo consigues, ya no tienes problemas para coger ninguna cosa.

El Nato, sin palabras

Esto es lo único que no soporto, y la verdad es que tampoco lo hacen muchos japoneses. Es una especie de pasta con judías de color marrón que sabe a rayos, es lo mejor que puedo descibirlo, aunque sólo lo he probado una vez recién llegado. Lo volveré a probar dentro de unos meses a ver si mi gusto ha cambiado algo…

Los postres: inexistentes

Simplemente no hay. Quiero decir, en los restaurantes no tienen postres como en España, ni primero ni segundo plato. Pides lo que sea, y suele ser suficiente para llenarte, tambien lo puedes acompañar con raciones de otras cosas como por ejemplo una especie de empanadillas llamadas Gioza , rellenas de vegetales, muy ricas. Pero postres dulces no tienen. Si quieres alguno hay que irse a uno de los muchos Cafés que tienen muchos tipos distintos de bollos y tartas para tomar con el café. O pillarte alguna delicia en alguna pastelería y comértela por el camino o en casa.

El viaje Madrid->Milán->Tokyo

No fué nada especial, bueno, para alguien que nunca ha viajado en avión le parecerá algo excitante y nuevo, pero después de hacer más de 12 viajes en los últimos 2 años lo único nuevo fué el modelo del avión y que casi todos los pasajeros eran japoneses 😉
Tardé un huevo en llegar, fueron unas 30 horas en total si contamos desde que salí de mi casa en Madrid hasta que llegué a la casa de Guillermo y Yuki en Tokyo, aunque esto no es lo normal en este tipo de viajes, lo que pasó es que tuve que esperar unas 6 horas en la escala en Milán …

La experiencia del viaje

Madrugón a las 4 de la mañana, qué digo!, ahora que me acuerdo casi no dormí, me quedé viendo la tele, alguna peli cutre que no recuerdo, y creo que me debí quedar dormido una hora hora antes de despertarme. Ya estaban las maletas preparadas (las hice el día anterior, tampoco creais que se necesita mucho tiempo) y p’al aeropuerto!.
Despedida emotiva y al avión, hacia la escala en Milán. Llegué en un par de horas o algo así. El desayuno, el estándar de todos los vuelos, osea, una patata.

En Milán me dió tiempo a recorrerme el aeropueto de Malpaso unas 18 veces y me aprendí dónde estaban las tiendas de electrónica, libros, restaurantes, etc. (tampoco era muy grande que digamos). El coñazo fueron las 6 horas de espera y el ir con la guitarra y la mochila a cuestas a todas partes. Me leí 3 revistas, casi un libro entero que llevaba y me dió tiempo a comer y tomarme un cafetito.

En la antesala de espera para coger el avión a Tokyo me puse a hablar (más bien él conmigo) con un japonés que según él, era fotografo y médico profesional, y se dedicaba a recorrer mundo por uno u otro motivo. Me contó que tenia 3 novias en Japón y me enseño todos los paquetes de regalos que les llevaba (yo creo que estaba un poco ido de la olla)… Por fin en el avión!, bueno, aquí hay poco que contar, unas 12 horas tapado con una manta e intentando dormir entre comida y comida. Pusieron 3 ó 4 películas, bastante normalitas, que no pude oir por no tener cascos y negarme a comprar otros (tenía 3 en las maletas riendose de mi).
Llegué a las 9 a.m. al aeropuerto de Narita en Tokyo, uauh!, es el aeropuerto más limpio, ordenado, estructurado, nuevo y moderno de todos los que he visto hasta ahora (conozco 9). Pasé la aduana sin problemas y por primera vez entré con visado de turista en un pais (nunca había salido de la UE). Pillé un billete en el Bus Limousine para ir a Tokyo. No os confundais con la palabra Limousine, no tienen nada de particular esos autobuses, simplemente se llaman así a los que salen del aeropuerto. Era la opción más barata y me llevó directamente a la estación de Shinjuku en Tokyo (probablemente la estación de metro, tren y autobus más grande y concurrida del mundo).

Allí esperé un ratillo hasta que un occidental con barba y coleta apareció, el Guille, un amiguete español que tengo en Tokyo. La verdad es que chocaban bastante sus pintas entre tanto japo (y qué decir de mi). Pillamos un taqui y para casa!.
El tiempo era estupendo, casi mejor que el que hacía en España en ese momento (6 de Octubre), era el día perfecto para llegar a cualquier sitio.

Algunos consejos para este tipo de viajes

  • Llevate siempre unos cascos para oir música a mano en cualquier viaje.
  • Busca un viaje en las agencias con bastante antelación. Pilla el billete cuanto antes (será más barato y podrás pillar alguna oferta, además, así te aseguras la plaza), no lo dejes para el final que las plazas desaparecen misteriosamente de un día para otro. Ah!, y mira al menos en 5 ó 6 agencias distintas, yo encontré diferencias de precios de hasta 200.000 pelas, y no es coña!.
  • Llevate un par de revistas y un buen libro, imprescindible!.
  • Llevate una tarjeta de crédito a mano para poder comprar y comer en cualquier pais o escala.
  • Antes de ir, informate de servicios de transporte baratos como autobuses o tren para ir desde el aeropuerto de destino al lugar a donde vayas. Los taxis son increíblemente caros en los aeropuertos.
  • No vayas con prisas. Siempre hay retrasos en los aviones así que tómatelo con calma y filosofía y así podrás disfrutar del viaje. No hay prisa por llegar, el pais no se va a mover de donde está.
  • Llevate una botella pequeña de agua durante todo el viaje, sobretodo en el avión, te ayudara a mantenerte hidratado en el vuelo.
  • Llevate también una prenda de abrigo, incluso en verano, a la altura a la que los aviones vuelan hace algo de frío, a pesar de la calefacción del avión.

•  Te aconsejo que durante el vuelo te quites los zapatos, a veces los pies se hinchan con la altura o la presión y se está más cómodos sin ellos.

Agencias de viaje más baratas para venir a Japón

De todas las que miré, las más baratas (en algunos casos con mucha diferencia) son:

  • HIS : Está en la plaza de España. Hacen descuentos a los estudiantes, tan sólo necesitas tener algún carnet vigente y ellos te hacen ahí mismo el ISIC (International Student Identity Card) si no lo tienes. Teléfono: 91 559 70 00
  • Nipon Kanko : Teléfono: 91 559 86 89

Transportes

En Japón, como en casi todas partes, hay varios tipos de transportes metropolitanos e interprovinciales. Aquí describo un poco las distintas posibilidades y la dificultad de usar algunos en los primeros días de adaptación a la Megaciudad. Lo que prevalece en todos es su elevado precio, bufff, y si los comparamos con los de España ya ni os cuento. Yo creo que cuando les explicaron a los japoneses en qué consistía el dinero alguien metió la pata …

El Avión

Tokyo tiene 2 aeropuertos, Narita , para vuelos Internacionales sobretodo, y Haneda , para vuelos Nacionales.
El sistema de vuelos Nacionales es muy efectivo aunque caro, y en general toda ciudad medianamente grande tiene un aeropuerto para este tipo de vuelos.
Los vuelos Internacionales a los países cercanos son realmente baratos (relativizando los precios), y permiten pasar unas minivacaciones o hacer un viaje fugaz a algún país cercano tipo Corea, Taiwan, China o Rusia por un módico precio. A menudo casi es más barato pasar una semana fuera que en Tokyo en plan vacaciones, incluído el viaje.
En cuanto a los vuelos Intercontinentales , si son a EEUU están tiraos de precio (casi lo mismo que a Corea), pero a cualquier otro sitio… mejor llamar a alguna compañía del país de destino y pillar allí el billete. Esa es la mejor opción en el caso de España.

El Tren

El tren está monopolizado por la Japan Railways (JR) , el RENFE japonés, y la verdad es que es asombrosamente puntual y efectivo, y además, es una de las mejores maneras de viajar por Japón, es barato. Lo malo es que quizás es un poco lento.
En cuanto al Shinkansen (el tren bala japonés), lo he visto pero no lo he tocado. Es un poco más caro pero mucho más rápido. Si te lo puedes permitir, te lo aconsejo. Existen una especie de bonos de viajar durante un n o de días de forma más barata.

El Metro

Aquí tenemos a mi mejor amigo, sin el no hay forma de ir a ninguna parte (no es muy cara). Tokyo es demasiado grande grande y caro para cualquier otra opción. Es muy puntual, seguro y fiable, Lo malo (como todo en Tokyo) es que sigue siendo muy caro, aunque mucho más barato si lo comparamos con un coche o un taxi.
Existen 2 tipos de líneas, las del gobierno (por llamarlas de alguna manera), y las privadas (de éstas hay varias distintas, según las compañías a las que pertenezcan, y son algo más baratas por lo general). Gracias al conjunto de todas ellas se puede llegar casi a cualquier rincón de Tokyo, claro que todo esto lleva una ‘cierta’ dificultad implícita, lo explico mejor al final de esta página.

Todos los vagones del Metro de comunican, puedes ir de una a otra punta durante el viaje.

Los Autobuses

Las líneas de autobuses no son muy grandes, bueno, en realidad sí lo son, pero como Tokyo es tan grande parecen pequeñas porque no te llevan más allá de una zona concreta. No son muy caras pero son más bien para desplazamientos sin prisas y dentro de zonas no muy grandes.

El Bus Limousine

Son autobuses que se toman en el aeropuerto y te llevan a una gran variedad de destinos. Son algo carillos pero para un recién llegado son la mejor opción, y sobretodo si vienes cargado de maletas, como es habitual.

Los Taxis

Carisimos, carisimos, qué más puedo añadir, ya hablo un poco de ellos en la sección costumbres, las puertas y el maletero las abre el taxista automáticamente así que no hay preocuparse por hacerlo, es más, ni lo intenteis. Por lo demás son cómodos, y si conoces la dirección o al menos la zona a la que vas no suele haber problemas.
Por supuesto si el conductor se pierde (cosa mas común de lo que parece) o no sabe dónde vas y se tiene que parar para mirar un mapa, para el contador, tantas veces como sea necesario. Les gusta mucho callejear y evitan las grandes avenidas.

El Coche

Si un taxi es caro un coche…, más que nada porque primero tienes que tener una plaza de aparcamiento propia donde poder dejarlo cerca de tu casa, luego porque casi todos los lugares para dejar el coche son de pago, además tienes que comprar uno (a los precios de aquí, no te digo nada más), y por último porque Tokyo es una congestión de trafico permanente, así que la gasolina y el tiempo corren que se las pelan.
Tambien puedes alquilar un coche, te resulta una buena opción para viajar por Japón si tienes pelas, pero nunca para Tokyo. Definitivamente lo mejor es el Metro, a pesar de todo.

La Bicicleta

Casi todo el mundo tiene una, incluídos los extranjeros, es la mejor manera para moverte por tu zona. A veces la estación de Metro más cercana está a 15 o 20 minutos andando así que todos van en bici hasta el metro y allí la dejan en los aparcamientos para bicis (a miles, los hay por todas partes).
Las bicis llevan una especie de matrícula y llevan unos papeles que indican quien es el propietario así que aunque es muy fácil mangar una nadie lo hace, no merece la pena. Todos tienen la suya propia y es una tontería el hacerlo, es más fácil comprarse una. En general la delincuencia en cuanto a robos es mínima aquí, aunque la delincuencia en plan mafia se lleva la palma. En todas las guías de Japón se habla mucho de la poca contaminación y delincuencia que hay en Japon y en Tokyo. Bueno, mi experiencia me dice que eso no es tal como lo pintan. (Se me ha ido la bola, estaba hablando de bicis…)

La aventura de coger el metro

Bueno, trataré de explicarlo de forma que se llegue a hacer uno una idea de lo que supone hacerlo para un recién llegado y sin muchos conocimientos de japonés.
Como antes dije hablando del metro, se puede llegar a casi todas partes en Tokyo con el metro lo cual mola, pero qué es lo que lo hace difícil según mi opnión? Lo resumo en 9 puntos:

  1. Para empezar, existen varios tipo de transportes diferentes, los públicos (el metro del gobierno), los privados (las líneas privadas de metro, de varias compañías distintas), y el tren (JR). En Tokyo todos están entremezclados y tienes que hacer a veces una combinación de todos ellos para llegar a tu destino.
  2. Todos los tipos de transportes tienen precios distintos, y estos varian dependiendo de la estación de origen y destino.
  3. A veces hay que cambiarse en una estación a otro tren para llegar a donde quieres, aunque se supone que sigues en la misma línea.
  4. Cuando entras en una estación, pagas por ir desde esa estación hasta la siguiente en la que tienes que cambiar de tipo de transporte, o simplemente hacer un transbordo a otra línea (en cada transbordo sales y vuelves a entrar, bueno, no en todos).
  5. En un 60% de las estaciones hay algún cartel que indica el nombre de la estación con caracteres románicos, y la anterior y la siguiente pero… y qué hay del 40% restante en el que todo está en puro japonés?
  6. A veces uno no sabe qué dirección tomar si uno no lee caracteres japoneses.
  7. Hay líneas realmente antíguas con trenes casi de madera que tienen un precio fijo y no te llevan realmente muy lejos.
  8. Hay varios tipos de trenes, con sus vagones. Me explico, algunos paran en todas las estaciones, son los normales . Otros, los express , sólo paran en algunas estaciones, las más importantes, saltandose las intermedias, y por último, están los semiexpress , que paran en más estaciones que los express pero no en todas, así que asegurate de saber qué tren coges y a dónde va, y si tu estación está en su recorrido. Se diferencian por unos caracteres japoneses, y por unos carteles de colores (menos mal!).
  9. Normalmente compras el billete (aunque puedes usar unos bonos de 2.000, 3.000 o 5.000 yenes), entras con el billete por las máquinas y te lo guardas, porque a la salida se chequea de nuevo, y si la tarifa que has pagado no es la correcta no se abren las compuertas de salida. Para solucionar eso hay máquinas en las que puedes ‘reajustar’ el precio del billete. El caso es que hay estaciones en las que cambias de tipo de transporte (tren, metro, líneas privadas) sin salir por los torniquetes de salida y entrar de nuevo en el otro tipo de transportes (están mezclados), lo cual te lleva a que en la estación de destino intentas salir con un billete que corresponde a otro tipo de transporte (ej. sales del tren con un billete de metro), y claro, no puedes. Tienes que ir a la taquilla y ala!, explicaselo al pibe que no entiende nada de inglés.

    Total, al principio es toda una aventura, y el llegar sano y salvo a tu destino sin dar mil vueltas y pagar más de lo necesario a veces cuesta un poco, aunque en seguida uno se hace al sistema y todo es más natural y sencillo, solo hay que estar un poco al loreto! 🙂

Teléfono e Internet

Ya sabeis que el estar conectado hoy en día es importante, nos basamos en la información y en cómo obtenerla (desgraciadamente), así que esta será una sección dedicada a ese tema…

Internet: dónde y cuánto

Si no tienes Internet en casa, puedes encontrar varios cybercafés en Tokyo, aunque no tantos como cabría esperar (menos de la mitad de los que puedes encontrar en Madrid, por ejemplo). Supongo que es debido a que aquí casi todo el mundo tiene acceso de una u otra manera a Internet a través de casa, el trabajo, el móvil, los 500 aparatos distintos que dan acceso a él, etc..
Los lugares en los que he encontrado una conexión rápida y con un buen ambiente, musiquita, cómodos y bebida y comida son (por supuesto hay muchos más):

  • http://www.mangahiroba.com/ – Manga Hiroba: Se encuentra en Ikebukuro , en una 5 a planta de un edificio que hay en frente de una de las salidas Norte. Por la primera hora te cobran 480 yenes, y 150 por cada media hora adicional. Tienes toda la bebida que quieras gratis (sin alcohol). La conexión es tipo RDSI y tienen pantallas planas. Buena música y ambiente relajado. Tienen un menú para comer o cenar que está muy bien, bueno y barato. Está abierto las 24h.
  • Cafe de Com: Está en Shibuya , en una calle que sale justo enfrente de la puerta principal de la Tower Records, en la acera de la izquierda, en un 2 o piso. El precio es de 200 yenes cada media hora e incluye un cafe gratis (por cierto, delicioso). Tambien tiene buena música aunque es lugar es un poco más frío que el anterior en cuanto a decoración y no sirven de comer. El trato es mejor de todas formas. La conexión es tambien RDSI y pantallas planas. Tiene horario mañana, tarde y noche, pero no las 24 horas.
  • En Shinjuku hay uno andando un buen rato desde la estación, pero es carísimo, no lo he probado y no merece la pena hablar de él, son 200 yenes 10 minutos, y ni musica, ni comida ni bebida… una full.

En Kichijoji sé que hay un buen sitio, pero aún no sé donde está. En cuanto sepa algo más lo pondré aquí. Además, esa es la zona en la que quiero vivir próximamente, así que ya os diré qué tal está.

Teléfono Móvil

Hay varias compañías, Do Co Mo, J-Phone, IDO, etc.. Tienen infinidad de modelos desde muy baratos (el mío costó unos 2.000 yenes) y tiene muchas más opciones que el que tenía en España, dura mucho más y es más pequeño y peso menos), hasta algo carillos con pantalla a color de alta resolución y cámara incluídos.
Lo mejor es pillarse uno con tarjeta de prepago (en otro caso los extranjeros tenemos problemas para pillar uno con contrato), y así, según se te acaba el saldo te compras otra tarjeta.
Lo malo que veo en los móviles japoneses es que usan un sistema propio de Japón, y no funcionan fuera de él.

La prensa

No hay mucha variedad de prensa en Inglés pero con lo que hay se puede conseguir casi de todo. Realmente no es necesario saber japonés para muchas cosas, aunque si es algo muy recomendable. Claro que al menos se debe entender inglés. Hay varios periódicos y revistas totalmente en inglés que te vienen muy bien a la hora de encontrar casi cualquier cosa, y además, algunos son gratis asi que…
En cuanto a otros idiomas, en todo caso en librerías especializadas, si no, nada.
Respecto a la calidad informativa de esos periódicos, bueno, cubren los mínimos, aunque es bastante pobre.. Los que conozco son los siguientes:

Los periódicos

De todos los que he visto por ahí, los dos que comento son los únicos que están en inglés. Traen noticias Internacionales y de Japón, aunque no se explayan mucho que digamos, en ese sentido la prensa españ le da mil vueltas a ésta. Por otro lado traen anuncios de trabajos, cursos de idiomas, compra y venta de todo tipo, etc… si bien no todos los días. Son los siguientes:

•  http://www.japantimes.co.jp/ – Japan Times: Trae ofertas de trabajo los lunes, y anuncios de compra/venta de 2 a mano, de los 2 creo que es el que está mejor.

•  www.yomiuri.co.jp/daily – Daily Yomiuri: Parecido al anterior. Las ofertas y anuncion salen los miercoles, aunque es un poquillo más cutre.

Las Revistas

Hay 2 revistas que se distribuyen gratis en varios puntos de Tokyo, sobretodo en el Metro, en bares y restaurantes y en varios centros comerciales. Están muy bien porque están hechas exclusivamente para extranjeros y traen información de trabajo, anuncios, lugares para salir, etc.
Las demás que presento son las que más se encuentran por todas partes, especialemte en tiendas de 24h. y todo tipo de grandes almacenes y librerías:

•  http://www.tokyoclassified.com/ – Tokyo Classified: La mejor de las gratuítas. Está muy bien estructurada y trae muchos anuncios para encontrar casa, trabajo, compra y venta de cosas de 2 a mano, cursos de idiomas, cursos de intercambio, contactos de todo tipo, cosas que se regalan,etc.. Lo difícil a veces es encontrarla porque la conoce mucha gente y se agota pronto. Se distribuye en grandes almacenes, el metro y algunos bares y/o restaurantes.

•  http://www.tokyonoticeboard.co.jp/ – Tokyo Notice Board: Esta es mas cutre, no tiene tan buena presentación y cansa un poco leerla (está todo muy junto), pero tambien tiene buenos anuncios y ofertas de lugares para vivir y cursos. No es tan completa como la anterior y se distribuye de forma parecida.

•  Revistas Deportivas: Al contrario de lo que pueda parecer, casi no se encuentran revistas sobre Artes Marciales, y si las encuentras, sólo hay un par de modelos y son de Karate. El 95% de todas las revistas de tipo deportivo hablan de Beisbol. Bufff, el Beisbol aquí es una verdadera plaga, tanto en revistas como en la tv. Tambien hay algo sobre Fútbol y Golf, eso es casi todo.

•  Revistas de Informática: Son muy gordas, y vienen con más publicidad que otra cosa, por cierto, os podeis imaginar cómo está la cosa con la publicidad, tienen de todo, lo último y lo siguiente, lo más caro y lo más inútil. Aquí se compra por comprar y estar a la moda…

•  Revistas de Moda: Otro tema parecido, es increíble la cantidad de artíulos que se anuncian y venden. Algunos carísimos por cierto. Y el caso es que se anuncia porque la gente lo compra. No hay nada que mas regocije a un japo como ir vestido a la última y con lo mejor y más caro.

•  Revistas Pornográficas: A cientos, en todas las tiendas de 24h, de todo tipo, desde jovencitas haciendo aeróbic hasta puro porno del más variado estilo. Eso si, no se ve ni una p… ni un c…, todo censurado con cuadraditos o difuminación.

El Manga

Tambien los hay de todo tipo, se venden por todas partes. Los hay enormes, con cientos de hojas que los japos se papean enseguida en el Metro o en el Tren. Cuando acaban con ellos, los dejan encima de los asientos. De ahí los recojerán para revenderlos en zonas céntricas en plan ilegal.

Cabe destacar el manga porno . En todas las tiendas de 24h y librerías hay muchos comics de este tipo aunque no sé si se venderán pero leerse, la gente se tiras las horas muertas leyendolos en la misma tienda. De hecho hay algunos sitios que se dedican a tener enormes colecciones de manga y la gente paga por ir a leerlos en una atmósfera relajante, con música y comida.

Buscar Trabajo

Bueno!, ha costado un poco pero al fin he conseguido tener uno. Tras enviar más de 15 curriculums y hacer unas 12 entrevistas he encontrado la empresa que va a tener el honor y la suerte de contratarme :).
Aquí os cuento un poco cómo está el tema del curro…

Dónde buscarlo

Hay varios medios para buscar trabajo.

  • Internet: Hay varias webs que con unas bases de datos de trabajos muy grandes, y muestran semanalmente los nuevos puestos requeridos. Normalmente te das de alta y te envían periódicamente un boletín con los nuevos puestos. En algunas tienes la posibilidad de rellenar un formulario bastante extenso con tus datos y tu curriculum y entras a formar parte de su base de datos.
    Muchas empresas antes de poner un anuncio miran directamente ahí y se ponen en contacto contigo directamente para convocar una entrevista. Destaca la siguiente:

    Otras webs son de empresas que se dedican al Outsorcing (a buscar empleados para meter en en otras empresas como trabajadores externos). Destacan:

     Todas éstas empresas estan más relacionadas con las telecomunicaciones, informática, marqueting, ventas y banca.

  • Periódicos: Casi todos están en japonés, pero hay algunos en inglés que te sacan del apuro en un momento dado. Los 2 que más conozco y compro de vez en cuando son:
  • Revistas: Hay 2 revistas que se distribuyen gratis en varios puntos de Tokyo, sobretodo en el Metro, en bares y restaurantes y en varios centros comerciales. Están muy bien porque están hechas exclusivamente para extranjeros y traen información de trabajo, anuncios, lugares para salir, etc.:
    • http://www.tokyoclassified.com/ – Tokyo Classified: La mejor de las 2. Está muy bien estructurada y trae muchos anuncios para encontrar casa, trabajo, cosas de 2 a mano, cursos de idiomas, intercambio, etc..
    • http://www.tokyonoticeboard.co.jp/ – Tokyo Notice Board: Esta es la cutre, no tiene tan buena presentación y cansa un poco leerla (está todo muy junto), pero tambien tiene buenos anuncios y ofertas.

Los más demandados

El 80% del curro demandado en todo momento es de profesor de Inglés . Sólo se requiere ser nativo, y en algunos tener el visado arreglado (el de trabajo). Ni piden diploma ni título de profesor ni nada. Si eres Inglés, Americano o Australiano tienes curro seguro en Japón.
El resto se divide entre Espectáculo (10%) y Nuevas Tecnologías (7%). Este último sector va a rachas, cuando llegué había algún que otro anuncio en los periodicos pero ahora no veo ninguno. Lo más demandado en éste campo son los puesto de Help Desk, Administrador de Redes, Programador en C++, Java y VB, y Webmaster. En el 95% es imprescindible el saber japonés.
El 3% restante es para cualquier otra cosa que te imagines, incluído chaperos… 🙂

En resumen, si sabes japonés o eres nativo tienes trabajo seguro, si no…., quién sabe….

Mi experiencia personal

Al principio venía con una idea equivocada de cómo funcionan las cosas aquí. Pensaba que todo sería más rápido, que tendría más ofertas y que ganaría más dinero (la verdad es que en España por ofertas que no quede…), pero como suele suceder en estos casos, la realidad es muy distinta.
Al principio me desesperé un poco porque no veía resultados. Tras mandar varios curriculums no recibía respuesta. Cuando empecé a hacer entrevistas me alegré mucho, pero duró poco al comprobar que ese tema era incluso más lento que el anterior. Total, que finalmente me armé de paciencia y decidí aprovechar el tiempo en vez de esperar simplemente a que me llamaran. De ahí salió esta página web, y muchas otras cosillas que estoy haciendo, y me alegro mucho de ello.

Experiencias

Fuimos Yuki, Guix y yo, y nos metieron en una minihabitación con un sofá, una mesita y el equipo del karaoke. Ibamos a pasar una hora desgañitandonos y al final estuvimos 3 horas, la verdad es que estuvo muy bien. Pides algo de beber y comer y te empiezas a picar a poner canciones para cantar una detrás de otra. El repertorio es muy amplio y siempre encuentras varias que te molan mucho y quieres cantar.
Yo creo que es España eso triunfaría, está mucho mejor eso de cantar con los colegas en una habitacioncilla a hacerlo delante de toda la peña. Además, aquí cuanto peor cantes más te ríes, y no hay ningún tipo de verguenza, nadie te oye, sólo los colegas…

Las fiestas a las que he ido

Ya he estado en varias (por supuesto, qué clase es español sería si no fuera así), y bueno, he de decir que no se acercan ni por asomo a las de España o Inglaterra.

La primera fue en casa de Guillermo, no estuvo mal. Empezó a las 14’00 y acabó a las 24’00. Todo el rato estuvimos picoteando comida que habíamos preparado y que habían traído los invitados. También bebimos algo, pero vamos, para acompañar.
Me gustó por que fue la primera ocasión que tuve de conocer a gente y me sirvió para darme cuenta de que no tengo ni idea de japonés.

La segunda fue en un bareto del barrio donde salen todos los guiris en Tokyo, Roppongi.
Era el cumpleaños de un norteamericano y todos los asistentes sabían tocar algún instrumento (de p.m. por cierto) o cantaban muy bien. Estuvimos es una Jam Sesion todo el tiempo.
Si a todo eso le añadimos que el volumen de la música estaba muy alto, el resultado fue que mas que otra cosa fue mas bien un coñazo. Estuve sentado escuchando la Jam casi toda la noche (el sitio era muy pequeño y tampoco había ningún sitio a dónde ir). Además, todos se conocían mucho y casi ni se dieron cuenta de que yo estaba allí.
Esa fiesta se salvó porque conocí a Yuki-chan, una japo que habla español y que mola un montón. Estuvo toda la noche sentada a mi lado, mirando la Jam, como yo, y sin hablar casi con nadie. Casi al final alguien me dijo que ella hablaba español y estuvimos charlando un rato. Para ella yo tambien fui una especie de salvación del aburrimiento porque hablaba español mejor que inglés.

La tercera fue en casa de una española que conocí aquel mismo día, Sonia. Esa se pareció mucho más a una fiesta española, con su paellita (cojonuda, por cierto), pan tomaca, ensaladas, etc…
Estuvimos uno cuantos españoles, una finlandesa y un alemán, muy majos todos. Nos pasamos casi toda la noche explicandoles a los guiris (valga la redundancia) qué es lo que hacemos en Navidad y en Nochevieja. Nos reimos mucho detallando las escenas de las uvas.

La última fiesta en la que estuve fue en la casa que compartí al principio. Nos juntamos unos cuantos en la cocina para hacer una comilona y celebrar tambien el cumple de Toshiko-chan.

Los cambios de casa: van 2 veces, y las que me quedan…
De casa de Guille me fui a una casa compartida . Yo tenía mi habitación privada, pero compartía la cocina, duchas y lavabo. Era mas bien todo un edificio compartido, y estaba muy bien (con Internet, lavadoras, secadoras, plancha, tv por cable, etc.), además, conocí a mucha gente y muy maja.
Lo único malo eran las reglas, había miles, y eran muy estrictos con ellas.

De ahí me cambié a donde vivo ahora, un apartamento privado , es una habitación de unos 20m 2 con cocina, ducha y toilet incluído. Mola porque no tengo ninguna regla ni nada, y tengo de todo, nevera, tv, video, microondas, etc. Lo malo es que no hay tanta gente cerca ni sitios para salir a tomar algo.
Ahí llevo un mes y estaré un par más como mínimo.
Luego (cuando empiece a gener algunas pelas, me cambiaré a otro apartamento a otra zona mejor. Calculo que pagaré más por algo parecido o un poco mejor y por estar en una zona realmente buena para comprar de todo y salir un poco.

Al principio era un coñazo la sola idea de tener que cambiarme de piso y llevarme todo conmigo pero ahora es como una cosa más a la que me he acostumbrado.

Pidiendo ayuda, preguntando

Bueno, aquí con el nivel de japo que tengo me paso el día preguntando e intentando hacerme entender. La mayoría de los japos son amabilísimos. Algunos casi se pasan de amables, aunque siempre hay excepciones.

Como extremos os podeis encontrar desde el que pasa olímpicamente de ti y sigue andando sin inmutarse cuando les hablas, hasta el que te acerca personalmente hasta el lugar por el que preguntas, y si es necesatio hasta te saca el billete hacia donde vayas, y siempre con una sonrisa en la cara de oreja a oreja. Eso mola.

En cuanto a encontrar los sitios, como comento en otra sección, lo mejor es irse directamente a una caseta de la poli y preguntar allí por la dirección buscada, porque el 99% de los japos no saben dónde está nada de lo que les puedas preguntar (eso si no te indican una dirección sólo para librarse de ti).

Perdiéndome y durmiéndome en el metro

Es más fácil de lo que parece las primeras veces que lo coges, porque vas casi a ciegas. Tienes que imaginarte o medioadivinar los nombres de las líneas y las estaciones y cómo llegar a ellas.

Muchas veces me he equivocado de sentido (al menos me he dado cuenta rápidamente y no me he ido al quinto pino), y otras veces me he tirado entre 10 y 15 minutos en una estación con varias líneas buscando la que me convenía. No os creais, aquí hay algunas estaciones enormes, con muchísimas líneas, andenes, transbordos, tiendas, restaurantes, de todo…

En cuanto a lo de dormirse, hay muchisimos japos que se duermen en el metro con las posturas mas variadas posibles, y no me extraña, con lo que se tarda en llegar a cualquier sitio o lees un libro, o un manga, o duermes. Y además es contagioso!, yo muchas veces empiezo a dar cabezadas viendo al resto.

Un trabajo temporal

Me salió gracias a uno de tantos curriculums que he mandado. Los ‘pollos’ tenían varios errores en el sistema y en algunas aplicaciones y no querían gastarse los yenes llamando a una empresa de soporte. Fui, les busqué la información,les hice un informe de qué es lo que ocurría y cómo solucionarlo. Me pasé unas 5 horas allí y me pagaron unas 35.000 pelas. Les podía haber pedido más. La próxima vez lo plantearé de otra manera (aquí 35.000 pelas es una tontería).

La invasión de las cucarachas

Dios mío! era toda una invasión, las había de todos los colores, tamaños y formas. Gasté un bote de Baigón y eché un producto especial que mata todo bicho viviente. Me tuve que ir un par de horas de la habitación mientras hacía efecto.
Tras todo eso me dediqué a recoger cadáveres por todas partes y a limpiarlo bien todo. Fue el primer día, y un mes después sigo viendo alguna de vez en cuando. Hemos firmado un tratado de paz y ahora somos como una gran familia… 🙂

Poniendo las facturas a mi nombre

Bufff… fue difícil. Tuve que llamar a 3 compañías, la del gas, la luz y el agua, pedir que me pusieran con alguien que hablase inglés y tratar de explicarles que me acababa de cambiar a vivir a ese apartamento, y que pusieran las facturas a mi nombre.
Lo más chungo fue en primer lugar que me dieron los teléfonos cambiados (el del gas por el de la luz), y en segungo lugar porque en 2 de las compañías nadie hablaba inglés y tuve que hacerme entender en japo (todo esto pensando que estaba llamado a una compañía que no era).
Tras esa experiencia realmente me sentí bien pensando que podía hacer cualquier cosa, incluso con mi bajo nivel de japo.

Una clase de Kikko

El profe es chino y también da clases de Kung-Fu Shaolin. Estuvimos 2 horas haciendo ejercicios respiratorios con música tradicional china y en un ambiente muy relajado. Luego estuvimos intentado recargarnos de energía positiva, o al menos eso me explicaron, porque yo no entendía nada de lo que decía el profe.
Fue un poco raro, nunca había hecho nada igual, pero tengo que admitir que me quedé muy bien y muy relajado al terminar. Y de ahí a cenar todos juntos a un chino!. Estuvo bastante bien. 🙂

Ingresando dinero en un cajero

Bueno, se necesita un doctorado para hacerlo por cuenta propia.
Para empezar, me pasé media hora buscando y preguntando por una sucursal del susodicho banco. Cuando la encontré era minúscula, sólo tenía 2 cajeros automáticos, y nada mas!.

Lo intenté en inglés pero no veía nada que me llevase a hacer un ingreso en efectivo. Pedí ayuda una vez, dos, tres, y por fin una chica muy maja lo intentó hacer pero no lo consiguió. Llegamos a la conclusión de que no se podía ingresar dinero en efectivo en aquellos cajeros, y me aconsejó que fuera a hacerlo al banco de enfrente. Allí me pusieron con un empleado jovencillo que chapurreaba un poco el inglés. Les expliqué lo que pasaba y me dijo que si lo hacíamos en su banco que me cobraría más.

Ante la cara que puse de no tenerlo muy claro se ofreció a intentarlo él mismo en el otro banco (y a esto me refiero con lo de la amabilidad extrema que antes os comentaba, me acompañó hasta el otro banco y me intentó hacer el ingreso él mismo!).

Definitivamente no se podía y finalmente lo hicimos en su banco. Tras pasar por infinidad de menús y teclear mil datos lo conseguimos, aunque no podría volver a repetirlo ni de coña.

Mi restaurante favorito

El primer día que entré en él me sirvieron muy bien, había una señora mayor muy agradable y lo que comí estaba buenísimo (curri con carne).
El segundo día que fuí (el sitio es muy barato y está cerca de casa) había una chica joven muy maja, Miyoko-san. Le pedí Tempura pero por lo visto se tardaba mucho en prepararlo y me avisó. Intenté pedir otra cosa pero es realmente difícil decidirse cuando no sabes realmente qué es lo que estás leyendo, y ni siquiera cómo se pronuncia.

Como ella no hablaba inglés, llamó a su marido, Natsuki-san, el cual sí lo hacía. Estuve pidiendo el menú a través del móvil a su marido (me explicó lo que había mas o menos), y luego él se lo dijo a ella, toda una movida. Al rato apareció en el restaurante (venía de camino) y estuvimos charlando.

Me hice amiguete de ellos y han decidido traducir el menú al inglés para los extranjeros que entren, la verdad es que son muy majos.

Ahora siempre que voy pido algo distinto, me he propuesto probar todo lo de la carta, y hasta ahora nada me ha defraudado. Su madre, la señora que ví el primer día también me conoce, y a veces hasta me da algún dulce extra de postre, encantadora.

Sensaciones

Los mejores momentos se encuentran en los pequeños detalles de cada día. Es cierto, cuando estás lejos de casa, de tu familia y amigos, todas las sensaciones que se tienen vienen multiplicadas por 10. No sé si es la distancia,, el lugar, el entorno o qué, probablemente es una mezcla de psicología y entorno distinto que te llevan a reevaluar todos tus valores, y a fijarte más en ciertas cosas y a quitar importancia a otras.

Aquí he aprendido a disfrutar y a valorar los pequeños momentos diarios que ignoraba en España, en un entorno más rutinario y conocido. Esto es distinto, en casi todo, y eso hace que cada día sea distinto, que sea una aventura salir a la calle y comprar comida, o tomar un café o ir en metro. Ya no doy tanta importancia a cosas que no la tienen realmente, y procuro valorar mejor otras cosas más importantes que solemos dar por sentadas e ignorar por el simple hecho de tenerlas diariamente a nuestro alrededor.

Esto para mi es en resumen una increíble experiencia que me hace crecer en todos los sentidos, y de verdad es lo que recomiendo para cada una de las personas que lean esto y sientan o hayan sentido alguna vez el deseo de conocer otras cosas, de viajar y de enriquecerse con la cantidad de cosas que ignoramos en una atmósfera segura y conocida como es la que nos rodea diariamente, o la que impone tu cultura.

Da igual tu edad, estado, condición o preparación, no te arrepentirás nunca de hacerlo….

Algunos momentos buenos a destacar

Podría pasarme una tarde entera contando buenos momentos que he pasado y paso a diario aquí, pero la mayoría os parecerían chorradas que no tienen nada de particular (hasta que uno da cuenta realmente de lo que suponen).
De todos ellos destaco esos en los que me siento tranquilamente en un Café a tomar un cafeorehotto , como se pide aquí un cafetito con leche, acompañado a veces de un pedazo de tarta, leyendo un buen libro, y siempre con buena música , ohhh…, aquí estoy redescubriendo la música española, en especial el flamenco (no sabemos lo que tenemos en España con la guitarra española y el flamenco). Me encanta escuchar a Vicente Amigo, Paco de Lucía, Ketama, Paco Ortega, Steve Vai, etc…, es increíble, nunca me fije en ellos como lo hago ahora…

Tambien me encanta recibir vuestros mails , cada día recibo alguno de alguien que hace tiempo que no leo, y es dificil quitarse la sonrisa de la cara al leerlos, y al contestarlos. Ni que decir tiene de cuando recibo alguna carta o postal , nunca me había alegrado tanto de una cosa así.

Cuando estuve en la Tokyo Tower también fué especial, allí arriba todo parecía pequeñito, y a la vez enorme, Tokyo se extendía a mis pies por todas partes, mirase donde mirase, era una mezcla de estar en un sitio enorme, extraño y nuevo para mi, y de poder ser y hacer lo que quisiera, la libertad total.
Cuando empiezas a leer algunos kanjis y la lectura de los kanas se hace más fluída parece que empiezas a vislumbrar la salida del túnel, empiezas a poder leer y entender .

Tambien son muy agradable esas veces en las que uno se cruza con otro extranjero por la calle, y ambos hacemos casi al mismo tiempo una ligera inclinación de cabeza como queriendo decir, ‘hey, sé lo que sientes al estar aquí, lejos de casa, en un país totalmente distinto del nuestro’.

 Algunos momentos no tan buenos

La verdad es que no me he encontrado con ningún problema gordo hasta ahora, así que realmente no lo he pasado mal en ningún momento, aunque ha habido veces en las que no he estado precisamente a gusto o de buen humor por alguno u otro motivo.
Entre ellos están la búsqueda apresurada de un sitio para vivir que no fuera la casa de Guillermo, lo cual no duró mucho, tan sólo un día, pues al día siguiente ya estaba en Higashi Koganei, la Guest House en la que viví durante una semana. Ese día había cierta tensión en el ambiente, a pesar de no vernos en todo el día.
También mis primeros días de búsqueda de curro fueron algo raros, pensaba que las cosas eran más rápidas y no estaba preparado para tener la paciencia necesaria, hubo unos días en los que no sabía qué más hacer para conseguir trabajo, pensaba que nada estaba avanzando. La realidad es que tras esos días empecé a recibir mails para entrevistas.
Otra experiencia no muy agradable fue la primera ver que tuve que usar un bater japones de estilo antíguo, pero ahora esas cosas me parecen una tontería.
Ah si!, la primera ducha que tomé en Itabashi Honcho, donde vivo ahora, fue con agua fría a las 8:00 de la mañana. Tenía una entrevista y aún no me habían dado el gas para poder tener agua caliente… uhau!.. fue algo realmente impactante.

Momentos de despiste

En los primeros días estaba bastante despistado, en cuanto a todo, cómo llegar al metro, cómo coger el sentido correcto y conseguir llegar a mi destino. Me perdí alguna vez, aunque pude encontrar el camino de regreso, pero en general era como nadar en un oceano hacia ninguna parte. No es como ahora que tengo muchos puntos de referencia, e incluso puedo leer mucho mejor que antes.

Algunas alegrías inesperadas

Una de las fiestas en las que estuve, en Roppongi, estuve mucho tiempo tan sólo mirando a la gente, no conocía a nadie y todos hablaban o japonés o un americano muy cerrado, me costaba mucho entenderlos, por no hablar del volumen de la música. Casi al final alguien me dijo que la chica que estaba sentada a mi lado hablaba Español (llevaba ahí más de una hora sola también) . Desde ese momento la fiesta cambió, y nos pasamos el resto de ella intentando hablar (con cierto éxito) a pesar de la música. Fue un verdadero alivio.

Tambien cuando por fin me pusieron la línea de teléfono y me pude conectar a Internet desde casa para poder enviar y recibir emails. Eso de tener que coger el metro durante 20 minutos, para ir a un Cybercafé, que además me cobraba pelas por la conexión no me molaba mucho.

La gente que conocí en Higashi Koganei también fue un punto, eran de Australia, EEUU, China, Corea, India, etc.. y nos hicimos bastante amiguetes en tan solo una semana, cosa imposible con los japoneses… (a excepción de alguno que otro).
El empezar a hacer entrevistas y finalmente conseguir trabajo también fue algo digno de celebrar, lo cual hice por mi cuenta regalandome un buen trozo de tarta con un buen cafetito… 🙂

Las últimas alegrías que he tenido han sido el encontrar un gimnasio muy baratito (aunque un poco lejos), el empezar a hacer algo de ejercicio de nuevo (ya lo necesitaba), y la última novedad, el comprarme una bici de 2 a mano tambien muy baratita y en muy buen estado. Tener aquí una bici realmente mejora el nivel de vida.

El sentimiento de autosuficiencia

Es uno de los mejores que tengo, en todo momento, y creciendo cada vez más. El vivir sólo en un país extranjero, teniendo que superar ciertos problemas básicos que no solemos tener como la simple comunicación, es perfecto para autoconcierciarte de tu potencial, y aprovecharlo y hacer uso de él. Ahora no paro de hacer cosas durante todo el día, a pesar de que no tengo nada que hacer realmente.

Estudio japonés, termino ésta página, leo libros sin parar (especialmente un par de ellos que me regalaron justo antes de venir y que son increíbles, uno de los mejores regalos que me han hecho). Ahora veo la vida y todo lo que me rodea con otros ojos, desde otra perspectiva, y eso me gusta. Me siento autosuficiente al 100% y con capacidad para resolver cualquier problema que se me presente. Realmente me siento a gusto conmigo mismo.

Lo que más echo de menos

Pues tras un par de meses (tampoco es mucho pero bueno, es más que nada), lo que más echo de menos son los contactos físicos con las personas, mis padres, mi familia, mis amigos. Aquí las relaciones son difíciles de establecer, todo el mundo está siempre muy ocupado y es difícil acceder a los japoneses, pero es algo que con el tiempo sé que podré hacerlo. Después de todo, estoy en Japón, no en España, y es que en España no sabemos lo que tenemos con las maravillosas relaciones que tenemos, tan cálidas, tan cercanas. Esto es frío y algo inaccesible en comparación. Y es que, como todos sabemos… Spain is different (una verdad como un templo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s