Anuncios

Museo Albertina


La   Albertina   es un   museo   del centro de   Viena,   Austria. Alberga una de las más extensas colecciones gráficas del mundo con aproximadamente 65.000   dibujos   y cerca de un millón de   grabados, tanto antiguos como modernos. Sobresalen sus riquísimos fondos de   Durero, de los cuales una selección se expuso en el   Museo del Prado   en   2005.

Historia

La Albertina se construyó en una de las últimas secciones que quedaban en pie de las murallas de Viena, el Bastión de Augusto. Originalmente estaba situado en ese lugar el Hofbauamt (Ministerio de Construcción), que había sido construido en la segunda mitad del siglo XVII. En 1745 el edificio fue remodelado por el director del Ministerio, Emanuel Teles Count Silva-Tarouca ,1 para que fuera su palacio. El inmueble fue también conocido como «Palais Taroucca».

El edificio fue más tarde ocupado por Alberto de Saxe-Teschen, que lo utilizó como residencia y más tarde hizo traer su colección desde Bruselas, donde había ejercido como gobernador de los Países Bajos de los Habsburgo. El edificio fue ampliado con este propósito por Louis Montoyer. La colección fue enriquecida por los descendientes de Alberto.

La colección de pinturas fue empezada por el Duque Alberto y el conde Giacomo Durazzo (embajador austríaco en Venecia). En 1776 el conde regaló 30.000 obras de arte al duque Alberto y su mujer Marie-Christine. Graf Giacomo Durazzo -hermano de Marcello- dijo que «quería crear una colección para la posteridad que sirviese a propósitos más altos que el resto: la educación y el poder de la moral debe distinguir a esta colección».

En la década de 1820 el Archiduque Carlos de Austria emprendió algunas modificaciones del edificio que afectaron principalmente a la decoración interior.

A principios de 1919 el edificio y la colección pasaron de los Habsburgo a la propiedad de la República de Austria. En 1920 la colección de grabados se unificó con la colección de la antigua biblioteca oficial de la corte (Hofbibliothek). Se le impuso el nombre de «Albertina» en 1921. En marzo de 1945 la Albertina fue gravemente dañada por los bombardeos. Fue totalmente remodelada en 1998 y está actualmente abierta.

Almacenes robotizados

Los almacenes de este museo cuentan con sofisticados sistemas de climatización y de seguridad. Las delicadas obras sobre papel se guardan ordenadas en kilómetros de estanterías a las que no acceden los visitantes. Mediante un sistema informático, un brazo o robot localiza y trae la caja que contiene la obra solicitada. Este sistema permite aprovechar al máximo el espacio, al reducir al mínimo los pasillos; pero en junio de 2009, una fuga de agua cubrió el suelo en varios centímetros y colapsó el sistema informático, obligando a un apresurado desalojo de miles de obras que afortunadamente se solventó sin daños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s