Anuncios

Historia y Formación del Volcán del Teide


Situado en el sector central de la isla de Tenerife (comarca del Valle de La Orotava) y perteneciente al archipiélago de las islas Canarias, el volcán del Teide, con una altitud máxima de 3.718 m de altitud, es la cumbre más elevada de España. Sus coordenadas geográficas son 28º 3′ de latitud N y 16º 6′ de longitud O y sobresale como el tercer volcán más importante y elevado de la superficie terrestre, tras el Mauna Loa y el Mauna Kea. Hasta el siglo XVIII se afirmó que el Teide era la cumbre de la Tierra, por lo que fue el objetivo de un elevado número de científicos, naturalistas, viajeros y exploradores.

1280px-Etapa_1_Teide

El Teide descansa sobre la caldera de Guajara (2.715 m), en una región también conocida bajo la denominación de Las Cañadas por su dedicación para el pasto del ganado. De Guajara aparecen diversas zonas de rift, sobre las que se crearon los valles de Orotava y Guimar. Destaca, además, la presencia del cráter gemelo del Pico Viejo (o Chahorra), localizado a unos 3.134 m de altura y en su base se localiza el domo de Montaña Blanca (2.750 m). En ocasiones, las manifestaciones volcánicas procedentes del Teide siembran el terreno con conglomerados que la erosión diferencial posterior deja al descubierto; dichos pitones eruptivos son más conocidos con el nombre de roques, muy frecuentes al pie del Teide. En 1994 fue declarado Monumento Natural y, además, se encuentra protegido dentro del perímetro del Parque Nacional de las Cañadas del Teide. Su última erupción se remonta a finales del siglo XV, a 1492.

Etapa_2_Teide

El complejo sistema volcánico de Teide-Cañadas se desarrolla sobre el enclave en el que conectan las tres líneas estructurales principales que articulan el relieve de la isla de Tenerife, líneas que adquieren diversas direcciones: NE-SO, NO-SE y N-S. Así, la construcción del edificio volcánico de Cañadas ha sido el resultado de numerosas fases de actividad eruptiva que se prolongaron durante cerca de un millón de años. Cañadas, sin embargo, se abrió conformando una caldera hace aproximadamente unos 600.000 años como consecuencia de la aparición de erupciones cada vez más explosivas, las cuales terminaron por desencadenar un colapso que causó el hundimiento del edificio original. Dicho hundimiento vino precedido por el vaciamiento repentino de los conductos y las cámaras más superficiales por el desarrollo de unos magmas muy viscosos y ricos en gases, es decir, de caracteres ignimbríticos.

1172px-Etapa_3_Teide

Así, tras el desplome del edificio Cañadas y la apertura de la caldera condicionaron el desarrollo de nuevos desajustes estructurales y tectónicos en todo el conjunto montañoso; aparecieron grietas, líneas de debilidad, fisuras, etc., que favorecieron la aparición de hundimientos parciales. Seguidamente se inició una fase constructiva, la responsable de la creación del estratovolcán Teide-Pico Viejo. Las coladas de Pico Viejo no tardaron en rellenar las Cañadas más orientales, dando lugar al actual paisaje llano de las Cañadas entre las que sobresale el Llano de Ucanca, en las Cañadas occidentales. De esta manera, a partir de los restos del primigenio conjunto de Cañadas, se formó el edificio Central que descansa sobre una caldera únicamente cerrada por los flancos S y O por el escarpe de La Pared, que en algunos sectores llega a superar los 500 m de altura.

1280px-Etapa_4_Teide

Así, el Teide y el Pico Viejo han conformado un estratovolcán, también denominado volcán estromboliano, en el que aparece un solo edificio caracterizado por el desarrollo de dos bocas emisoras de características simultáneas y ubicadas a menos de 3 km la una de la otra. Los materiales más antiguos hallados se localizan en los alrededores del atrio de Las Cañadas así como en las faldas de Pico Viejo; corresponden a todo un sistema lávico de lavas cordadas y poco viscosas.

1269px-Etapa_5_Teide

En sus proximidades, y a una cota altitudinal de 2.400 m, se encuentra el Observatorio Astronómico del Teide, que forma parte del complejo astrofísico del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). La cubierta vegetal del Teide es muy característica por su carácter exótico y entre todas las especies presentes destaca, sin lugar a dudas, la denominada violeta del Teide (Viola cheiranthyfolia), una especie endémica de este paraje volcánico, descrita por el naturalista alemán Alexander von Humboldt y que sobresale como la planta que florece a mayor altura en toda España.

Fuente: Britannica, Wiki

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s