La historia la escriben los ganadores… y los historiadores, supongo – Sir Winston Churchill
Salud

Las 17 medicinas más raras del pasado… y del presente

abril 6, 2019

Las 17 medicinas más raras del pasado… y del presente

En forma general, para hacer una simple aspirina, o cualquier otro medicamento, se usan métodos sofisticados; pero seguramente antes era mucho más difícil que hoy en día, incluso algunos métodos eran bastante peligrosos y dudosos.

Nuestros antepasados solían recurrir a curanderos para aliviar las dolencias, utilizaban plantas curativas o métodos un poco extraños para sanar sus enfermedades.

A continuación verán algunas de las formas más raras de curar las dolencias, algunas de las cuales, se sabe, todavía siguen en vigencia.

1. Los antiguos egipcios utilizaban cadáveres de ratones para tratar el dolor de muelas. En la Inglaterra lo usaban para sacar verrugas.

2. En Mesopotamia, diversas enfermedades diagnosticadas, eran tratadas mediante el hígado de las ovejas.

3. En la Edad Media la gente creía que los gases intestinales se “sanaban” manteniéndolos dentro de una botella, para luego liberarlos en otro pueblo. Vamos, un traslado de pedos

4. La metanfetamina se utilizó como medicina durante el reinado de Adolf Hitler. Él mismo era un hipocondríaco.

5. A mediados de la década de 1800, el químico italiano Angelo Mariani inventó “un tónico”, que consistía en vino y hojas de coca rojas. La bebida se ha vuelto muy popular, probablemente porque las hojas de coca contienen cocaína.

6. Inspirado por la experiencia Mariani, el coronel John Pemberton creó una bebida similar hecha de nueces de cola y hojas de coca. Así nació la primera Coca-Cola. El inventor afirma que la bebida puede curar el dolor de cabeza, impotencia masculina y la dependencia de la morfina.

7. En la década de 1800, los médicos tratan la tartamudez cortando la mitad de la lengua.

8. En el siglo 17, Sir Kenelm Digby creó un polvo especial, que resultaba de la unión de un cerebro humano con lombrices secas de tierra (bastante extraño). El polvo se trata por lo general las heridas recibidas en combate.

9. En la Edad Media, los médicos diagnosticaban por el color, olor e incluso sabor de la orina. La orina fue utilizada como antiséptico en el campo de batalla.

10. Aceite de serpiente de agua, durante siglos se ha utilizado para tratar el dolor de las articulaciones en la medicina tradicional china.

11. En el antiguo Egipto, el moho del pan utiliza como desinfectante. De hecho, las acciones de los egipcios tenían cierto sentido. Por la ciencia se sabe que algunas especies de hongos inhiben el crecimiento de las bacterias causantes de la enfermedad como por ejemplo, la penicilina.

12 La acupuntura, que actualmente sigue siendo practicada, especialmente en China. Se sabe que las cirugías de cataratas, en la Edad Media, se realizaban normalmente con una aguja.

13. En las épocas antiguas, algunas enfermedades desagradables como la hemorroides, se tratabana con hierro caliente. Esto era demasiado peligroso, por que llevaba a una hemorragia y simplemente podía matar al paciente.

14. En el siglo 12 algunos de los “pasteles”, obras maestras culinarias, requerían un ingrediente inusual: la miel de abeja.

15. La baba de caracol. En la década de 1700, se molían caracoles para tratar la tos y el dolor de oído.

16. La heroína. Hoy en día, esta droga se conoce como una sustancia que causa dependencia física y psicológica muy grave. Sin embargo, a principios del siglo 20 la heroína se considera una forma no adictiva de la morfina. La empresa farmacéutica Bayer incluso produjo una medicina para la tos de los niños llamado “Heroína”.

17. El psiquiatra americano Walter Freeman cree que hacer agujeros en los huesos en la cuenca del ojo ayudan a eliminar cualquier “enfermedad mental”. Lo horrible es que estas “operaciones” las hacían con un cuchillo parecido a un pica-hielo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies