La relación entre las dos mujeres más poderosas de Inglaterra

La relación entre las dos mujeres más poderosas de Inglaterra. Aunque siempre se ha hablado de rivalidad entre la Reina Isabel II y Margaret Thatcher, ambas lo han desmentido en varias oportunidades y por el contrario aseguran disfrutar de una amistad llena de afecto.

El hecho de que Margaret Thatcher se convirtiera en Primer Ministro del Reino Unido, es un acontecimiento histórico muy significativo. El que una mujer llegara al puesto de tanta relevancia política y diplomática, que diera la cara ante las perspectivas de las estrategias proyectaban al país frente los demás.

La mujer que por más de una década cubrió uno de los cargos de mayor representatividad del Reino Unido, Margaret Thatcher. Se le consideró una de las amistades poco peculiares de la Reina Isabel II. Ambas líderes, contemporáneas de su época, con solo pocos meses de diferencia de nacimiento. Han dado siempre de que hablar por su relación un tanto difícil, según los medios.

Tanto resonó esta relación ante la sociedad, que hasta diversos medios exponían en las portadas de sus publicaciones diarias y revistas, el tenso trato diplomático. Para ejemplo, una divulgación de la revista Vanity Fair, afirmaba que según algunos políticos, funcionarios públicos y cortesanos de la época, emitieron ciertas opiniones. Expresando que lograron coincidir con ellas en los mismos espacios de interacción pública y les pareció un intercambio lleno de tensión y bastante difícil.

El hermetismo de los encuentros

Realmente no hay forma de poder saber con exactitud lo que conversaban las dos damas en sus encuentros privados. Solo existen reportes, como se correspondía en el momento, la relación entre cualquier primer ministro y la reina generalmente era secreta. Por lo que no hay que extrañarse si no existe muchos registros de ellas.

Sin embargo, según expresó Ben Pimlott, la señora Thatcher tal vez se sentía intimidada por la figura de la Isabel II. Quien proyectaba un aura singular, con todos sus atuendos y adornos. Tanto que se dice que la Primera Ministro llamó una vez a palacio para coordinar su vestuario. Para evitar que el suyo chocara con el de la reina en un evento relevante.

Ambas mujeres, Isabel II y Margaret Thatcher, de antecedentes distintos, de entornos sociales diferentes, debieron unirse durante un largo período, el cual hasta los momentos se ha considerado uno de los más álgidos de la historia. La carga estratégica de la Primera Ministro contra los derechos laborales fue evidente, no estaba a favor de las huelgas para alcanzar beneficios laborales.

Los recortes en los planes de salud y de los de educación, así como en las empresas del gobierno, le posicionaron ideológicamente a la derecha. Mientras que la Reina Isabel II, se inclinaba más por la izquierda, según Ben Pimlott, historiador británico.

Estilos y perspectivas diferentes

Algunos reporteros expresaron que sus estilos y formas se confrontaban evidentemente una con la otra. Pareciendo los roles confusos y extenuantes. El estilo de la Reina siempre fue más práctico y doméstico. En contraste con el de la Señora Thatcher, que muchas veces proyectaba porte y distinción de soberana, de esta forma lo apreció el periodista Anthony Sampson.

Margaret Thatcher se oponía radicalmente a la huelga e intentaba reducir el poder de los sindicatos, que muchas veces según su postura, se excedían en sus requerimientos. También frecuentemente se hace alusión al desacuerdo existente entre las dos damas, debido al Apartheiden Sudafrica. En donde claramente la Primera Ministro exponía sus puntos en contra de las sanciones al mismo y la Reina Isabel II las apoyaba.

La relación entre las dos mujeres más poderosas de Inglaterra

En algunos documentos se ha registrado que durante estos años de Margaret Thatcher en el Gobierno, la reina Isabel se sintió perturbada por la notoria división de la nación inglesa.

La reina Isabel II se preocupaba de que las políticas que impartía el gobierno de Thatcher fomentará deliberadamente una mayor división social. Se inquietaba por el alto índice de desempleo, las fuertes alarmas de los incesantes disturbios en 1981, con ellos las violentas demandas de los mineros.

En esa época alrededor de 200 mil obreros de las minas dejaron sus trabajos oponiéndose la Primera Ministra a esa huelga. Mientras la reina se inclinaba por el sentimiento de las esposas de los mineros.

Se tenía conocimiento de que a reina sancionaba las medidas económicas de la Primer Ministro y sus estrategias de política internacional. Lo que se fue convirtiendo en una bola llena de chismes y rumores la mayoría de las veces infundados. Siendo estos desmentidos en reiteradas ocasiones desde la casa real. También la propia Primera Ministra, quien públicamente expresó su admiración por Isabel II.

La reina reconoce el mérito

Por otra parte la Reina Isabel II, se sintió abrumada e indignada por la abrupta salida de la conocida Dama de Hierro de Downing Street. Por lo que posteriormente a tan solo 12 días de su destitución, le concedió la condecoración de Orden del Mérito. Una de las más altas distinciones que otorga la Corona británica.

Margaret Thatcher, fue la primer Ministro del Reino Unido por once años, con el tiempo entre ella y la reina se desarrolló una relación de que iba más allá el respeto. Vínculo que se mantuvo en el ambiente, pues en el año 2013, la reina asistió a la celebración de los 80 años de la ex mandataria. Asistió también a su funeral, acontecimiento que no sucedía desde el fallecimiento de Winston Churchill.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies