La Cultura Romana

La Cultura Romana se generó al sur de Europa, en la península Itálica, siendo sucesora de la Cultura Griega. Esta poco a poco fue penetrando al Mar Mediterráneo, cuyo desarrollo veremos más adelante. Así como su fundación, el desarrollo de la misma, hasta la caída del Imperio Romano.

Fundación de Roma

Existe una antigua leyenda que dice que Roma fue fundada por Rómulo y Remo, hermanos que habrían sido criados por una loba. Si lo dejamos acá como parte de un mito, consideremos que Roma se fundó hace 2.800 años al unirse varias aldeas de Italia.

Monarquía

El inicio de Roma fue a partir de una Monarquía donde únicamente mandaban los reyes. Se dice que comenzaría hacia el 753 a.C. y terminaría tras la expulsión de su último rey hacia el 509 a.C. Es este el periodo, si se quiere, más antiguo de la historia de la Antigua Roma.

República

Inmediatamente después de que el último rey fuera expulsado, Roma se convertiría en una República. Esta forma de gobierno cambiaría completamente las cosas, considerando que ya no habría reyes, sino que las decisiones eran tomadas por los políticos según éstos crean convenientes.

Imperio Romano

La república como forma de gobierno en Roma se daría durante varios siglos hasta que llegara lo que conocemos como el Imperio Romano. En un Imperio el poder recae únicamente sobre un emperador, tal como un rey de reyes. Aunque pareciera volver a los inicios, podríamos decir que el poder en este caso sobre un emperador, es aún mayor.

La Cultura Romana

Conquista del Mediterráneo

Una de las cosas más representativas suscitadas durante el Imperio Romano fue la conquista del Mediterráneo, conquistando así todas las naciones del mediterráneo:

  • Alemania.
  • Britania (Inglaterra).
  • Egipto.
  • Francia.
  • Hispania.
  • Grecia.
  • Siria.

La Sociedad Romana

La sociedad Romana para su convivencia se dividió en tres grupos principales según los derechos legales y según las riquezas. Existían tanto hombres libres conocidos como libertos, ciudadanos y clientes, como esclavos. Así como también los patricios y plebeyos que formaban el grupo, en general, de los ciudadanos, destacando que podrían tener diferentes derechos.

Los Patricios (Nobles)

Los romanos conocidos como ‘Patricios’ eran precisamente los nobles, todos aquellos que poseían mucho poder. Estos serían los militares y políticos principalmente. Todo aquél hombre poderoso y rico, eran considerados como tales.

Los Plebeyos (el pueblo)

Debajo de los patricios, nobles, estarían los plebeyos. El pueblo que, en general, eran artesanos, granjeros y trabajadores en general. Estos grupos de personas eran pequeños propietarios y comerciantes libres y con derechos, aunque efectivamente no tenían tantos privilegios como los nobles.

Esclavos

Los esclavos serían los últimos de la escala que formaron parte de la sociedad romana. Estos eran prisioneros de guerra, obtenidos precisamente de éstas. Los hombres de los ejércitos romanos traían a los esclavos como parte de la recompensa tras una guerra. En general si éste era hombre se convertiría en un esclavo, mientras las mujeres, aunque también esclava, sería exclusiva para trabajos sexuales.

La Guerra

La guerra como parte del Imperio Romano era una de las actividades más importantes para éstos; teniendo un enorme ejército comprendido por soldados que eran bastante temibles a los que llamaban Legionarios. Fue precisamente gracias a ellos que lograron conquistar todo el Mediterráneo.

Ingenieros y Arquitectos

Cabe destacar que los romanos eran grandes ingenieros y arquitectos, considerando que crearon grandes ciudades meticulosamente ordenadas y con grandes comodidades. Estas construcciones poseían acueductos que funcionaban para poder llevar el agua de un lugar al otro.

Asimismo, crearon grandes puentes para poder cruzar ríos, así como también teatros, balnearios, circos e incluso escuelas. Además, construyeron calzadas; estas carreteras les permitían viajar de un lugar a otro con mayor comodidad, tomando en cuenta que absolutamente todo lo que construyeron estuvo meticulosamente pensado, y que además la calidad era inigualable, tanto que perduraron durante siglos. Incluso en la actualidad, aún existen algunas de sus construcciones, tales como El Coliseo, El Arco de Constantino, El Panteón de Agripa, entre otros.

El fin del Imperio Romano

El fin del Imperio Romano se da en el siglo V justamente cuando los Germanos invaden Roma. Con la caída del Imperio es cuando se da el inicio de la Edad Media. Cabe destacar que el Imperio Romano abarcó más de mil años tras una gran potencia.

Fue, en tal sentido, el declive del imperio romano de Occidente parte de una pérdida de autoridad de ejercer el dominio que venía ejercitando, dividiéndose en diversas entidades políticas que le sucedieron.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies