Anuncios

Lucio Minicio Natal


Lucio Minicio Natal Quadronio Vero (en latín, Lucius Minicius Natalis Quadronius Verus) (Barcino, 96 – ?) fue un patricio romano que, según diversos testimonios, jugó un papel de cierta relevancia en la vida política y social de la ciudad de Barcino (actual Barcelona) en el siglo II. Actualmente se le recuerda sobre todo por ser el primer barcelonés que ganó en los antiguos Juegos Olímpicos.

20121019_luci

Biografía

Miembro de la tribu Galeria, nació en los idus de febrero del año 96. Su padre, de origen plebeyo, consiguió importantes puestos tanto civiles como militares en Numidia, Dacia y Panonia durante los reinados de Trajano y Adriano, llegando a ser senador. Bajo el auspicio de su padre Lucio inició la carrera militar, consiguiendo el año 116 el cargo de tribuno militar, con el mando de tres legiones establecidas en el Danubio. Su buena gestión propició sucesivos ascensos a los cargos de cuestor, pretor y senador. Más adelante fue nombrado legado en Cartago y en Britania, y desempeñó diversos cargos en Roma. En el 139 fue nombrado cónsul de Mesia, y entre los años 153-154 fue procónsul de África (nombre aplicado a la región de la actual Libia). En última instancia, alcanzó la dignidad sacerdotal de augur, uno de los más importantes cargos sociales de la época.

Hay constancia de su participación en el año 129 en la 227ª Olimpiada de los Juegos Helénicos (los Juegos Olímpicos de la Antigüedad), concretamente en la carrera de cuadrigas. Al parecer, contaba con la colaboración del mejor auriga de Tarraco, hecho que sin duda le favoreció ganar la carrera con comodidad. Esta victoria le reportó una notable fama tanto en su ciudad natal como en toda la Tarraconense y amplias zonas del Imperio. Dicha circunstancia queda patente por la estatua de bronce que representa a su cuadriga y que colocó cerca del hipódromo de Olimpia, así como las 33 placas honoríficas que repartió con su nombre por toda Europa. En una de ellas, por ejemplo, Lucio cuenta que no sufrió ningún accidente, por lo que pudo entregar su carro como ofrenda al santuario de Zeus.

Lucio Minicio fue un gran mecenas para su ciudad natal, Barcino: según explican dos placas honoríficas halladas con su nombre, el año 125 donó a la ciudad unas termas con pórticos y acueductos construidas en un terreno de su propiedad. Se han hallado restos de estas termas bajo la plaza Sant Miquel de Barcelona. Las dos placas honoríficas fueron expuestas en el Museo de Arqueología de Cataluña con motivo de la exposición Scripta Manent. Igualmente, a finales de los años 1980 se encontraron en la plaza Sant Miquel restos de un gran domus que podrían ser la casa natal de la familia, aunque no hay ningún dato específico que lo asevere. También hay que mencionar la existencia de otra placa donde se cita una donación monetaria hecha por Lucio a la ciudad, con el objetivo de efectuar diversas donaciones en el aniversario de su nacimiento.

En honor de Lucio Minicio, la Generalidad de Cataluña constituyó una medalla (la “Medalla Luci Minici”) para condecorar a los deportistas olímpicos catalanes. La ciudad de Barcelona le ha dedicado un paseo con su nombre en su honor, en el recinto olímpico de Montjuïc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s