Anuncios

Tesoro de Tutanjamón


El 4 de noviembre de 1922 se descrubría bajo la entrada de la tumba de Rameses VI (KV9) la tumba de un joven faraón llamado Tutanjamón, el mayor hallazgo de la historia de la Egiptología, descubrimiento realizado por el inglés Howard Carter y su mecenas Lord Carnarvon.


La KV62, tal y como se conoce oficialmente la tumba, se compone de seis elementos: la escalera de acceso, el corredor, la antecámara con seis camas con cabeza de animales, carros y figuras de guardianes o estatuas Ka de rey de tamaño natural; la cámara funeraria, en la que cuatro enormes capillas rodeaban un sarcófago de cuarcita y tres ataúdes (el tercero de oro puro) en los que yacía el cuerpo momificado del faraón sobre el cual portaba la famosa máscara funeraria de oro macizo, y la cámara del tesoro.

Pronto quedó patente el hecho de que la tumba, dada su distribución, había tenido un carácter privado, y que más tarde se había adaptado para acoger al rey difunto. Desde luego, los trabajos en su tumba “oficial”, ubicada en el Valle Occidental (Valle de los Monos), WV23, (cerca de su abuelo Amenhotep III, WV22) no debían de estar muy adelantados en el momento, tal vez, de su inesperada muerte, con lo que fue necesario buscar otro lugar a toda prisa (Tal vez Ay su sucesor la reservase pa sí mismo). De todas formas existen suficientes indicios como para suponer que Tutanjamón fue enterrado precipitadamente y sin demasiado esmero, alguien debío detener mucho interés en quitarlo de enmedio cuanto antes, por ejemplo, la tapa del sarcófago se rompió por la mitad durante su instalación, y en vez de cambiarla, la pegaron y la volvieron a colocar; la puerta de la capilla exterior está colocada al revés, la máscara funeraria de oro le aplastó el rostro, utilizaron en demasía ungüentos y otros líquidos para la momificación que acabaron por destrozar a la momia; el amontonamiento de los objetos de la tumba; adjudicarle una tumba privada y pequeña, etc. Todo ello, cuanto menos, sospechoso!.

El mobiliario aparecía apilado por todas partes, llegando hasta el techo. Aquella era sin duda la colección más rica jamás encontrada en una tumba egipcia, a peesar de haber sido robada en dos ocasiones. Los ladrones fueron descubiertos y para evitar futuros saqueos se llenó el corredor de entrada con escombros, pero fue en vano pq tuvo lugar un segundo robo, pero los ladrones fueron sorprendidos in fraganti,…

El descubrimiento de la tumba de Tutanjamón nos acercó a la insospechada riqueza y sofisticación de la corte egipcia de finales del s. XIV a.C. Aunque ya se habían encontrado con anterioridad en el Valle ajuares funerarios y muebles palaciegos, eran excepcionales cuyo estado de conservación era extraordinariamente precario.Ahora gracias a Carter y Carnarvon, el mundo entero podía ver con sus proppios ojos lo que los arqueólogos querían decir con la frase de “la gloria del antiguo Egipto”.

La tumba de Tutanjamón contenía una enorme variedad de objetos, entre ellos los imprescindibles para llevar a cabo el ritual funerario y garantizar la supervivencia del joven al más allá, como las capillas, sarcófagos, ataudes y máscara; pero tb objetos mucho más personales que humanizan la figura del juven faraón: sus ropas, sus joyas, in signias reales, sus colecciones de cajas, cofres, tronos, sillas, taburetes y camas, los carros y las armas del rey (incluída una daga del nuevo metal, el hierro), abanicos, bastones, aceites y cosméticos, juegos, instrumentos musicales (los más femosos las trompetas de plata y cobre), utensilios de escritura (aunque curiosamente no hay ningún papiro), un cofrecito con un mechón de pelo de su abuela Tiy; y vasijas, anforas de vino, cestas y provisiones necesarias para el último viaje del rey. Nada parecido se había encontrado jamás.

Contrariamente a lo que se suele pensar, Tutanjamón, a pesar de su juventud y su breve reinado, sí fue un rey activo y tómo algunas decisiones siendo algo más que una figura decorativa, por ejemplo volvió a reinstaurar el culto al dios Amón, inscribió en el templo de Karnak por primera vez la Fiesta de Opet, entre otras cosas. Sin embargo,posteriormente fue relegado al olvido, al igual que Ajenaton, Hatshepsut,.. borrándolo y omitiéndolo de las listas reales y oficiales, quedando excluído de la historia pero gracias a Carter y Carnarvon el mundo recuperó al faraón “perdido” devolviéndole el reino, la corona y el cetro de Egipto que una vez le pertenecieron.

FB. Lugar: Valle de los Reyes (KV), Tebas Oeste

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s