Anuncios

Imperios


ALTO EGIPTO

Se denomina a la zona sur del país, que se extendía desde Menfis, cerca de El Cairo, hasta la primera catarata, en Asuán. El nombre árabe es al-Sa’id, y durante la época faraónica se llamó schmau, “tierra de la cebada”. El Delta del Nilo sin embargo recibe la denominación de Bajo Egipto.

Durante el periodo predinástico de Egipto surgieron dos reinos independientes en el Alto y Bajo Egipto. Fueron reunidos por el faraón Menes, del Alto Egipto, bajo su mando, comenzando con este acontecimiento la historia dinástica de Egipto.

El Alto Egipto tenía un entorno excepcional: comprendía una llanura muy fértil gracias a los aluviones del Nilo, y producía excedentes alimenticios. A poca distancia, en el desierto colindante, había oasis desde los que se organizaban expediciones a los yacimientos mineros del desierto y a las montañas del Sinaí, para obtener metales y piedras preciosas.

Esta riqueza convirtió al país en un cruce de rutas comerciales, tanto por tierra desde Nubia al sur y el Mar Rojo al este, la llamada ruta Uadi Hammamat, comercio que está confirmado por el hallazgo en Abidos de ánforas de vino procedentes de Palestina. Evidentemente, también existía la ruta fluvial del Nilo hacia el Delta. Esta riqueza del país se reflejaba en la de sus gobernantes, que emplearon parte de estas riquezas en sus tumbas.

Los primeros reyes del Alto Egipto consiguieron convencer a sus súbditos de dos sucesos fundamentales para ellos: que eran los responsables tanto de las crecidas del río, como de la unión con el Bajo Egipto, hechos que no se dejaron olvidar, manteniendo todo un rango de símbolos: el trono, la corona doble, los cetros, así como la identificación con los dioses; ya en tiempos predinásticos, el rey estaba «homologado» con Horus, que se encarnaba en cada faraón. El culto a Horus era practicado en todo Egipto.

El dios supremo del Alto Egipto era Seth y el símbolo la corona Blanca (Hedyet) (que luego se unificó con la Corona Roja del Bajo Egipto en la Corona Doble de los faraones), la diosa buitre Nejbet y la flor blanca de loto; otro símbolo fue el junco, a menudo representado junto con la abeja del Bajo Egipto, al lado del cartucho con el nombre del faraón.

Bajo Egipto se denominaba en el Antiguo Egipto a la zona norte del país, que va desde el mar Mediterráneo hasta Menfis, cerca de El Cairo. Comprende todo el Delta del Nilo. Es “baja” en relación al curso del Nilo. Estaba representado por la Corona Roja (Mhs/net/bit/deshret/uer) y la abeja. También el áspid era el símbolo del Bajo Egipto y el buitre el del Alto Egipto.


IMPERIO ANTIGUO

Periodo de la historia del Antiguo Egipto comprendido entre a. 2700 y 2200 adC. Esta época viene marcada por la influencia del faraón Dyeser, también conocido como Necherjet, quien traslada la capital a Menfis y extiende el Imperio Egipcio por Nubia y el Sinaí.Pero más importante que Dyeser fue su visir Imhotep. Imhotep era un sabio, arquitecto diseñador de la pirámide escalonada de Saqqara, y sumo sacerdote del dios Ptah.Las grandes pirámides atribuidas a los faraones Keops, Kefrén y Micerino se datan en estos tiempos.Tras el largo reinado del faraón Pepy II (94 años), y ante la debilidad del poder real, los nomos y sus gobernadores (nomarcas) se hacen fuertes, y convierten su cargo en hereditario. Egipto cae en una suerte de sistema feudal, dando comienzo al Primer Periodo Intermedio.

Sociedad jerarquizada en tres niveles:

Faraón: Depositario del derecho divino, se le atribuían todos los poderes por indicación de Horus.

Altos funcionarios y sacerdotes.

Pueblo Llano: Artesanos y labriegos.

Aunque la idea de un faraón rico que sometía a los artesanos se halla muy extendida, no es del todo exacta. Los faraones reglaban una serie de derechos, estaba extendida la propiedad privada y había posibilidad de ascenso y hasta que los cargos se hiciesen hereditarios.

Respecto a la Ciencia, la base de las matemáticas, desarrollaron la geometría, astronomía y astrología, disciplinas que sientan las bases de la teología política. También avanzaron en otras ciencias coetaneamente a los mesopotámicos: la medicina y la cirugía.


IMPERIO MEDIO

También llamado Reino Medio (aprox. 2025-1795 adC) se inicia con la reunificación de Egipto bajo Mentuhotep II, dando fin al primer periodo intermedio de Egipto.

Mentuhotep II: el primer intento de sometimiento de los nomarcas [editar]A pesar de la unificación, bajo los gobernantes tebanos, los nomarcas seguían teniendo bastante poder dentro de sus tierras en los comienzos del periodo. El primer objetivo de Mentuhotep, después de conquistada Heracleópolis, fue lograr la dominación efectiva en todo el reino. Para ello realizó una serie de intervenciones políticas en los nomos, deponiendo a gobernadores desleales o rebeldes, reemplazándolos por hombres fieles, directamente designados por el faraón, o asegurándose la sumisión de otros, sin destituirlos, y premiando a los adictos. Subordinó el nomo de Heracleóplis (rival de Tebas durante el periodo intermedio) al de la ciudad vecina de Heliópolis, antiguo centro religioso.

También impuso presencia militar y organizó el sistema administrativo: restituyó a los inspectores reales (especialmente en Heracleópolis) y al cargo de visir (primer ministro), y nombró gobernadores directos en el Bajo Egipto, en la frontera con Nubia y en el desierto oriental. A pesar de todo, en muchos nomos, principalmente del Egipto Medio, solo logró establecer un sistema de tipo casi feudal, es decir, de simple lazo de fidelidad nomarca-faraón, sin un gobierno central directo, además el rey era asesorado por el llamado Consejo de Grandes; todo esto hacía imposible un verdadero poder absoluto, como el del Imperio Antiguo, no lográndose tampoco una dominación plena. Mentuhotep intentó dar la imagen de rey de todo Egipto, como entidad política y cultural, mediante la adopción de símbolos del Imperio Antiguo, como considerarse hijo de Ra. En cuanto a su actividad militar, centró sus campañas en Nubia, con el objetivo de reestablecer la rutas comerciales y la explotación minera. El otro foco de atención exterior fue reforzar las fronteras del delta del Nilo para impedir infiltraciones de pueblos nómadas.


Imperio Nuevo

Se conoce al periodo que comienza con la reunificación de Egipto bajo Ahmose I (c. 1550 adC), dando fin al segundo periodo intermedio, y que termina hacia el 1070 adC con la llegada al trono de soberanos de origen libio y el inicio del tercer periodo intermedio. Lo componen las dinastías XVIII, XIX y XX .

Dinastía Ramésida El visir Ay sucedió al joven Tutanjamón, proclamándose rey (1327-1323) y dando fin a la dinastía XVIII. Ay fue reemplazado por Hor-em-heb (1323-1295), personalidad salida del ejército. De él se conocen unos edictos que intentan poner orden con mano dura. Es probable su participación en las anteriores guerras contra los hititas, en todo caso se sabe que realizó durante su reinado expediciones contra ellos y que fue derrotado. Horemheb murió sin descendencia, por lo que el trono pasó a Ramsés I (1295-1294), que era visir y un destacado general del ejército. Ramsés I al parecer pertenecía a una familia de origen hicso de Avaris. Su reinado duró apenas un año, pero fundó la dinastía XIX o Ramésida. La mayoría de sus miembros, tal como Ramsés, fueron comandantes del ejército del faraón anterior y sus corregentes. A Ramsés lo sucedió su hijo Sethy I (1294-1279).

Su reinado continuó la pacificación de las fronteras, completamente dejadas de lado durante el reinado de Akenatón. Reconquistó gran parte de Canaán, y realizó expediciones en Siria, bajo el poder hitita, y a Libia.

Muerto Suppiluliumas, rey de Hatti, la influencia hitita se había estabilizado en Kadesh, no obstante Egipto había recuperado Amurru. No se puede establecer un límite exacto del poder de las dos potencias (Egipto y Hatti), ya que las ciudades locales normalmente estaban más interesadas en el desarrollo comercial propio que en las hegemonías extranjeras en la región. Lo más común era que las ciudades-estado apoyasen al imperio más estable y expandido (muchas veces adoptaban posturas ambiguas), que les diera cierta autonomía, y que les permitiera comerciar, actividad que era, a fin de cuentas, su principal actividad económica. Dos imperios de expansión y poder similar en la región, y en pleno conflicto (como pasaba en esa época con los egipcios y los hititas), significaba la plena decadencia de las ciudades, fundamentalmente porque las guerras dificultaban el paso de las caravanas e inestabilizaban la situación política de las ciudades.

Estatua de Ramsés II en el interior de Abu Simbel.El sucesor de Sethi I fue Ramsés II (1279-1213). Este, como su padre Sethi, apenas comenzado su reinado realizó expediciones en Asia. Fortaleció su posición en la zona de ocupación egipcia, y avanzó con su ejército hacia el norte. Su objetivo era reconquistar Kadesh e impedir una contraofensiva hitita. Fue emboscado en las cercanías de Kadesh por un ejército compuesto por hititas y auxiliares de varias ciudades sirias, entre ellas la misma Kadesh, al mando del rey Muwatalli II de Hatti. Según la versión egipcia fue una victoria propia, y viceversa en la historia hitita. En todo caso no fue un victoria definitiva, y las respectivas esferas de influencia se mantuvieron aproximadamente como estaban, y además más tarde se selló un tratado de paz entre Ramsés y el sucesor hitita Hatusilli III. De todos modos, lo más probable es que los hititas decidieran terminar la guerra por causa de la amenaza que significaba la expansión de Asiria, un reino del norte de la Mesopotamia. El mencionado tratado significó el fin de las pretensiones de Ramsés de extender aún más su imperio, tratando de igual a igual a su par hitita.

Al final del reinado de Ajenatón, el modelo religioso atonita estaba colapsado. En los reinados posteriores, el clero de Amón logró fortalecer su posición, especialmente en el sur, mientras una sucesión de reyes-militares (desde Horemheb hasta Ramsés II) se ocupaban de la pacificación de las fronteras (Libia, y en especial Asia). Ahora bien, terminada la guerra contra los hititas, Ramsés II se propuso integrar política y culturalmente las posesiones asiáticas a Egipto, en una forma imperial propiamente dicha. Su capital, Per-Ramsés, estaba situada justamente en la frontera de Asia y África, en el mismo emplazamiento de Avaris, la antigua capital de los hicsos, o en sus cercanías; en donde convivían pacíficamente egipcios y semitas. Según el libro del Éxodo, los israelitas fueron empleados en su construcción, así como en la ciudad de Pitom, situada esta en la misma región pero más al sur. Así mismo, fomentó la asimilación de los dioses asiáticos con los egipcios, por ejemplo Seth, un dios de la guerra originario del Alto Egipto, había sido relacionado desde los tiempos hicsos con Baal, el dios cananeo de las tormentas. Sabiendo que esta relación persistía, Ramsés elevó a Seth a la categoría de dioses como Ptah, Ra o Amón (Amón-Ra); incluso Seth formó parte de los nombres de dos faraones de la dinastía Ramésida (Sethi I y II). Esto se condice además con el carácter militarista de la dinastía Ramésida, ya que Seth era un dios guerrero.

Ramsés hizo construir gran cantidad de templos en Luxor y Karnak (cercanías de Tebas), en la capital, Per-Ramsés, y en Nubia. El templo más destacado es el de Abu Simbel, Nubia, dedicado a sí mismo; era una forma de demostrar su poder en dicho país. Su interés por Nubia -así como el de sus antecesores Horemheb y Sethi I- se manifestó con la construcción de templos dedicados a Amón en Napata, centro nubio del culto a dicho dios.

Ramsés II murió en el 1213, luego de 66 años de reinado (el segundo reinado en extensión del Egipto Antiguo), y lo sucedió su decimotercer hijo Meremptah (1213-1203), que reinó alrededor de 10 años. En los próximos 20 años se sucedieron reyes de los que poco se sabe, y por último Sethnajte se hizo con el poder, inaugurando la XX dinastía. El período posterior a la muerte de Ramsés II está signado por la aparición de nuevos pueblos extranjeros, conocidos en Egipto como Pueblos del Mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s