Anuncios

* Amazing Grace


Viendo un antiguo anuncio de la DGT bajo el lema “Algún día los accidentes serán cosa del pasado” sentí curiosidad por el tema utilizado en dicha campaña, es evidente, muchos de vosotros la habréis reconocido al instante, que la canción del anuncio es el célebre “Amazing Grace” , himno cristiano escrito en el siglo XVIII por el inglés John Newton. Versiones de la canción podréis encontrar mil y una. Casi todos los grandes de la música la han versionado, desde Aretha Franklin a Sufjan Stevens , pasando por Elvis Presley , Al Green , Louis Armstrong , Joan Baez , Jhonny Cash , Bryan Ferry , Nana Mouskouri , Susan Boyle o el mismísimo Steven Tyler, que tiene la suya junto a Juliette Hamilton . Según comentan en esta página de Facebook asociada a la campaña, el cover ha sido realizado en exclusiva para este fin publicitario y la colgarán en breve para que todos podamos escucharla.

Pues bien aprovechamos para hacer un poco de historia sobre el tema.

“Amazing Grace” (conocido en algunas regiones hispanohablantes como “Sublime gracia”) es un himno cristiano escrito por el clérigo y poeta inglés John Newton (1725-1807) y publicado en 1779. La composición, una de las canciones más conocidas en los países de habla inglesa, transmite el mensaje cristiano de que el perdón y la redención es posible a pesar de los pecados cometidos por el ser humano y de que el alma puede salvarse de la desesperación mediante la Gracia de Dios.

Newton escribió la letra a partir de su experiencia personal. Educado sin ninguna convicción religiosa, a lo largo de su juventud vivió varias coincidencias y giros inesperados, muchos de ellos provocados por su recalcitrante insubordinación. Fue forzado a unirse a la Royal Navy y, como marinero, participó en el mercado de esclavos. Durante una noche, una tormenta golpeó tan fuertemente su embarcación que, aterrorizado, imploró la ayuda de Dios, un momento que marca el comienzo de su conversión espiritual. Su carrera como tratante de esclavos duró algunos años más, hasta que abandonó la marina para estudiar teología.

Ordenado sacerdote de la Iglesia de Inglaterra en 1764, Newton fue nombrado párroco de Olney (Buckinghamshire), donde comenzó a componer himnos junto al poeta William Cowper. “Amazing Grace” fue escrito para ilustrar un sermón en el día de Año Nuevo de 1773. No se sabe si había música para acompañar los versos, puesto que pudo ser recitado por los feligreses sin melodía. Fue impreso por primera vez en 1779 dentro de la colección de Himnos de Olney de Newton y Cowper. A pesar de ser relativamente desconocido en Inglaterra, “Amazing Grace” fue usado extensamente durante el Segundo Gran Despertar en Estados Unidos a comienzos del siglo XIX. La letra ha sido adaptada a más de veinte melodías, si bien la más conocida y frecuente en la actualidad es la llamada “New Britain”, que fue unida al poema en 1835.

El autor Gilbert Chase ha escrito que “Amazing Grace” es «sin lugar a dudas, el más famoso de todos los himnos populares», mientras que Jonathan Aitken, biógrafo de Newton, estima en su obra que el himno es cantado cerca de diez millones de veces cada año. Ha tenido una particular influencia en la música folk y es un cántico emblemático de los espirituales americanos. “Amazing Grace” contempló un resurgir de su popularidad en los Estados Unidos durante la década de 1960 y desde entonces ha sido interpretado miles de veces, siendo un clásico de los cancioneros populares dentro de los países de habla anglosajona.


Los Himnos de Olney

Olney era una barriada de cerca de 2.500 habitantes cuya principal industria era la fabricación artesanal de encaje. La mayor parte de la población era analfabeta y pobre. La predicación de Newton fue desde el comienzo original, puesto que compartía desde el púlpito muchas de sus experiencias, mientras que lo habitual era que los clérigos hablasen desde la distancia, sin admitir ningún acercamiento al pecado o las tentaciones. Newton quiso vivir el día a día de sus parroquianos y era muy apreciado, a pesar de que sus escritos y expresión eran mejorables. Era conocido por su devoción y dedicación; él mismo afirmaba que su misión era «romper los corazones duros y curar los rotos». Trabó amistad con William Cowper , un escritor que había fracasado en su carrera como abogado y había sufrido brotes de locura, con varios intentos de suicidio. Vivió una experiencia de conversión similar a la de Newton y disfrutaba de su compañía. Juntos, el efecto sobre los feligreses fue impresionante: en 1768 comenzaron a celebrar una reunión de oración semanal para responder a un número cada vez mayor de parroquianos y escribieron lecciones para los niños del barrio.

En parte por la influencia de Cowper y en parte por la costumbre de que los clérigos letrados escribieran versos, Newton comenzó a componer himnos utilizando el lenguaje popular de sus feligreses, lo que favoreció su distribución y comprensión. En la misma época florecieron otros prolíficos escritores de himnos religiosos, como Isaac Watts , cuyos himnos conocía Newton desde la infancia, y Charles Wesley . El hermano de este último, John , que después sería el fundador del metodismo , había animado a Newton a entrar en el estado clerical. Watts, un pionero en la composición de himnos en lengua inglesa basados en los salmos bíblicos , había escrito previamente un himno titulado “Alas! And Did My Saviour Bleed” que contenía los versos “Amazing pity! Grace unknown!/ And love beyond degree!”. Philip Doddridge , otro conocido autor de himnos escribió en 1755 otro himno titulado “The Humiliation and Exaltation of God’s Israel” que comienza con los versos “Amazing grace of God on high!”, además de otras similitudes con la obra de Newton. Los himnos más importantes de Watts estaban escritos según la medida común de 8.6.8.6, es decir, la primera línea es de ocho sílabas y la segunda es de seis. Según el biógrafo Jonathan Aitken, Watts fue una gran influencia en muchas de las composiciones de Newton.

Newton y Cowper intentaron presentar un poema o un himno para cada encuentro semanal de oración. La letra de “Amazing Grace” fue escrita a finales de 1772 y probablemente utilizada para la oración el 1 de enero de 1773. En 1779 se publicó anónimamente una colección de los poemas de ambos autores bajo el título de Himnos de Olney . Newton contribuyó con 280 de los 348 textos del libro. El poema que comienza con el verso «Amazing grace! How sweet the sound» está precedido del título «1 Chronicles 17:16-17, Faith’s Review and Expectation».

Análisis crítico

El impacto general de los Himnos de Olney fue inmediato y se convirtieron en una herramienta ampliamente utilizada por los predicadores evangélicos en Gran Bretaña durante muchos años. Los estudiosos apreciaban la poesía de Cowper más que el lenguaje sencillo de Newton, fruto de su fuerte personalidad. Los temas más comunes en los versos escritos por Newton en los himnos son la fe y la salvación , asombrándose de la Gracia divina y de su amor por Jesucristo , a través de exclamaciones de la alegría que sentía tras su conversión. Como reflejo de la conexión de Newton con sus parroquianos, escribió muchos de sus versos en primera persona , reconociendo su propia experiencia de pecado . Bruce Hindmarsh, en su obra Sing Them Over Again To Me: Hymns and Hymnbooks in America considera “Amazing Grace” como un excelente ejemplo del estilo testimonial de Newton y del uso de su propia perspectiva. En la época de publicación de los himnos, muchos fueron considerados grandes obras (no “Amazing Grace”), mientras que otros parecieron haber sido incluidos en la colección sólo para rellenar los huecos dejados por Cowper. Jonathan Aitken considera a Newton, refiriéndose específicamente a “Amazing Grace”, «un desvergonzado letrista de mediana cultura escribiendo para una congregación sin ninguna cultura», destacando que sólo 21 de las palabras utilizadas en las seis estrofas tienen más de una sílaba .

William Phipps en el Anglican Theological Review y el autor James Basker han interpretado la primera afirmación de “Amazing Grace” como una prueba de que Newton consideraba su participación en el comercio de esclavos como su gran infamia, reflejando la opinión popular al respecto. De hecho, Newton unió fuerzas con un joven político idealista, William Wilberforce , miembro del Parlamento británico y principal impulsor de la campaña parlamentaria por la abolición de la esclavitud en el Imperio ritánico , que culminó en la Slave Trade Act de 1807. Sin embargo, a pesar de que Newton se convirtió en un destacado abolicionista tras dejar Olney en la década de 1780, nunca conectó el himno que se convertiría en “Amazing Grace” con sus sentimientos contra la esclavitud. Al mismo tiempo, completó su diario, actualmente perdido y que comenzó 17 años antes, dos después de abandonar el mar. La última entrada, de 1772, era un resumen de cuánto había cambiado hasta entonces. Las letras de los Himnos de Olney fueron colocadas según su asociación con los versículos bíblicos que Newton y Cowper utilizaban en sus reuniones de oración y no tenían ningún objetivo político. Para Newton, el comienzo del año era una buena oportunidad para reflexionar sobre el propio progreso espiritual.

El título adscrito al himno, del Primer libro de las Crónicas , se refiere a la reacción del Rey David ante la profecía de Natán de que Dios mantendrá su heredad para siempre. La tradición teológica cristiana ha interpretado a menudo esta profecía como referida a Jesucristo, como descendiente de David, mesías prometido para la salvación de los pueblos. El sermón de Newton el primer día de 1773 se centraba en la necesidad de expresar el propio agradecimiento a la guía de Dios, puesto que Dios está implicado en las vidas diarias de los creyentes aunque éstos no se den cuenta, de tal modo que la paciencia y la abnegación en las pruebas de cada día será recompensada en las prometidas glorias de la eternidad. Newton se consideraba a sí mismo un pecador, como David, elegido sin merecerlo. De acuerdo con el mismo Newton, los pecadores no arrepentidos estaban «cegados por el dios de este mundo» hasta que «la misericordia viene a nosotros no sólo sin merecerla o desearla (…) con nuestros corazones empeñados en callarla hasta que viene con el poder de su gracia».

El Nuevo Testamento sirvió de base para la letra de “Amazing Grace”. El primer verso, por ejemplo, está relacionado con la parábola del hijo pródigo , recogida en el evangelio de Lucas , donde el padre dice: «porque este hijo mío estaba muerto y vive de nuevo, estaba perdido y ha sido encontrado». Por su parte, la historia del ciego curado por Jesús que dice a los fariseos que ahora puede ver procede del evangelio de Juan . Newton utiliza las palabras «Estaba ciego pero ahora veo» y declara «¡oh! qué gran deudor soy a la Gracia» en sus diarios y cartas desde 1752. De acuerdo con Bruce Hindmarsh, el efecto de ambas estrofas en el himno permite un instante de liberación en la exclamación «¡Asombrosa Gracia!», que es inmediatamente seguida por la respuesta «qué dulce el sonido». En la obra An Annotated Anthology of Hymns , se califica a estas exclamaciones iniciales de «crudas pero efectivas» en una composición general que «sugiere una declaración de fe fuerte y simple». La Gracia divina es invocada en tres ocasiones en los versos siguientes, culminando en la historia personal de Newton acerca de su conversión, en la línea indicada de testimonio personal. La inestabilidad mental de Cowper volvió poco después de estrenarse el himno, por lo que Steve Turner, autor de Amazing Grace: The Story of America’s Most Beloved Song , sugiere que Newton podía tener a su amigo en mente mientras componía la letra, al que dedicaría los temas de garantía de salvación por medio de la Gracia.

Amazing Grace, how sweet the sound,
That saved a wretch like me.
I once was lost but now am found,
Was blind, but now I see.

T’was Grace that taught my heart to fear.
And Grace, my fears relieved.
How precious did that Grace appear
The hour I first believed.

Through many dangers, toils and snares
I have already come;
‘Tis Grace that brought me safe thus far
and Grace will lead me home.

The Lord has promised good to me.
His word my hope secures.
He will my shield and portion be,
As long as life endures.

Yea, when this flesh and heart shall fail,
And mortal life shall cease,
I shall possess within the veil,
A life of joy and peace.

When we’ve been here ten thousand years
Bright shining as the sun.
We’ve no less days to sing God’s praise
Than when we’ve first begun.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s