La historia la escriben los ganadores… y los historiadores, supongo – Sir Winston Churchill
Historia

Costureras de la Igualdad (II)

enero 26, 2019

Costureras de la Igualdad (II)

Seguimos con la historia del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. La entrada pasada mencionábamos a la teoría que coloca a la Cotton Textil Factory y los incidentes vividos allí durante marzo de 1857 como centro del establecimiento del 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. Hoy hablaremos sobre la segunda teoría, centrada en una masacre ocurrida en 1908, probablemente también en una fábrica Cotton. Y luego hablaremos de los hechos si confirmados sobre el establecimiento de la fecha.

Nos volvemos a centrar en Nueva York y también en el mes de marzo. Nuevamente las mujeres salieron a la calle en busca de igualdad de derechos, pero esa no era su única petición. Entre los reclamos podíamos encontrar la exigencia de aumentos salariales, de mejoras en las instalaciones internas de las diferentes fábricas textiles en las que se trabajaba y la solicitud de impedir el trabajo infantil en la misma fábrica en que ellas laboraban. 40.000 trabajadoras se lanzaron a la calle en esta oportunidad declarándose en huelga.

Nuevamente los empresarios temieron numerosas pérdidas encerraron a sus trabajadoras en las fábricas, algo que era muy común por aquellos días de poca regulación estatal. Los enfrentamientos no se hicieron esperar, las trabajadoras entraron en choque frontal con la policía y los propietarios de la fábrica, pero fueron duramente reprimidas y no pudieron evitar su encierro. Los disturbios se acrecentaron y algunas bombas incendiarias cayeron dentro del edificio produciendo un nuevo incendio incontrolable. En esta ocasión fueron 129 mujeres las quemadas y otras 200 aproximadamente las heridas, en otras de las “Cotton Factory”.

Como se ve, ambas historias tienen muchas cosas en común, un nombre (las Cotton Factory), un reclamo, el encierro de las empleadas y un incendio… pues bien, todas estas cosas son reales. Existe un grupo de fabricas con ese nombre, existen innumerables reclamos datados a principio del siglo XX, no solo realizados por mujeres. El encierro en la fabrica de los empleados por parte de sus dueños era un táctica muy común. Y en tales condiciones, un incendio era posible. Pero, no existe evidencia de ninguno de los dos hechos que dicen dar origen al Día Internacional de la Mujer.

Ahora, estos hechos, pueden ser tanto reales como falsos, puesto que la información sobre ellos no es del todo clara. Sin embargo, sí marcan un hecho, y es la falta de libertad e igualdad junto con la necesidad imponer un cambio en las estructuras y métodos del momento. Siguiendo estás ideas, la lucha alcanzaría cada vez más relevancia y, ahora si hablando de hechos fácticos y confirmables, el 28 de febrero de 1909 se celebraría por primera vez en los Estados Unidos el Día de las Mujeres Socialistas tras una declaración del mismo partido Socialista de los Estados Unidos.

En agosto del año siguiente se reunió la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en la ciudad de Copenhague. En ella se reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres, derecho ya reclamado en la primera de estas conferencias en 1907. Luego de esto se propuso a votación la propuesta de Clara Zetkin, la cual consistía en proclamar el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora como método de lucha por la causa de la mujer. La propuesta fue aprobada unánimemente por las más de 100 mujeres allí presentes.

Pero esta historia no termina aquí, puesto que si bien las mujeres asistentes a la II Conferencia Internacional habían decidido 8 como el Día de la Mujer Trabajadora, esto no lo hacía oficial. De hecho, la primer celebración de aquel día, realizada en 1911 no fue un 8 de marzo, sino el 19 de aquel mes, y tampoco sería mundial, sino que solo sería conmemorado en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Sin embargo, marzo y el 8 de aquel mes comenzarían a tomar relevancia en la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos género, así como de mejores condiciones laborales.

Incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, el 25 de marzo de 1911

Como ejemplo de esto resaltan las fechas del 25 de marzo de 1911, pocos días después del primer encuentro internacional y en la fábrica “Triangle Shirtwaist Company” de Nueva York, donde murieron más de un centenar de trabajadoras y una veintena de hombres, hecho por demás comprobado, y el cual se cree que fue tomado como base para armar las historias que comentábamos previamente. El desastre en la fábrica Triangle Shirtwaist obligó a importantes cambios legislativos en las normas de seguridad y salud laborales e industriales y fue el detonante de la creación del importante Sindicato internacional de mujeres trabajadoras confeccionistas (International Ladies’ Garment Workers’ Union) que lucha por mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras textiles.

Asimismo es destacable también el 8 de marzo de 1917, ubicándonos esta vez en tierras rusas donde, como consecuencia de la escasez de alimentos, las mujeres se amotinaron. Este importante acontecimiento colaboró en el comienzo de la Revolución Rusa, que derivó en la caída del Zar y en el establecimiento de un gobierno provisional que por primera vez concedió a la mujer el Derecho a Voto.

Como se ve, marzo siempre fue elegido como territorio de protesta para las mujeres, pero tendrían aún mucho por recorrer estas mujeres para poder volver oficial la conmemoración de su día, de hecho deberían esperar hasta 1975 para que la ONU declarase de manera oficial el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Pero esa es otra historia.

Me permito unas palabras finales, que creo importante, sobre la fecha y la actualidad. Tal vez se me tome de exagerado; tal vez, en cambio, concuerden conmigo. Pero una cosa es clara, y es que a pesar de las apariencias, nada parece haber cambiado. Hoy en día, tanto en mi país (Argentina), como en todo el mundo, las mujeres siguen siendo golpeadas, violadas, asesinadas. Día a día deben exponerse a un contexto sexista que las oprime y exige, las sojuzga y reprime. Y no solo pasa con las mujeres, los trabajadores de todo el mundo deben someterse e hincar la rodilla cada día para conseguir el pan para sus hijos, muchas veces sin lograrlo, o hacerlo a duras penas. Les han dado un día, 8 de marzo para ellas, 1 de mayo para ellos, ¿Pero qué diferencia hace? Quizás los métodos antiguos (y no tan antiguos) nos parezcan barbáricos, pero quizás… quizás no hemos cambiado demasiado.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies